NOSOTROS SOMOS USTEDES Y USTEDES SON NOSOTROS

 BANCO DEL PARQUE – SOSTENER ABIERTA LA PUERTA

Jim Self – Mastering Alchemy – 19 de junio de 2022

NOSOTROS SOMOS USTEDES Y USTEDES SON NOSOTROS

¡Hola! Un muy buen día deseamos para ustedes. Les deseamos un muy buen día. Deseamos cambiar esta participación de hoy con ustedes, sentados en este banco del parque, donde hemos disfrutado de este Banco del Parque inmensamente. Disfrutamos inmensamente la creación que está desarrollándose.

Venimos a ustedes de manera un poco diferente en esta sesión. Queríamos venir a ustedes en el frente.  De modo que ustedes se oigan a ustedes hablando a ustedes. Verán: nosotros somos ustedes y ustedes son nosotros. Ustedes han oído esto; quienes juegan en Mastering Alchemy han oído esto de nosotros muchas veces. Oyeron al Arcángel Metatrón decir esto primero. Oyeron al Señor Miguel decir esto. Oyeron a Yeshua, Jesús, decir esto. Nosotros somos ustedes y ustedes son nosotros; uno. No hay separación; ninguna.

Esta parte de ustedes está entusiasmada con la parte de ustedes. Verán, nosotros somos ustedes hablando a ustedes desde este campo de consciencia sin trabas; múltiples capas de consciencia, capas ilimitadas de consciencia, donde ustedes están entrelazados en lo físico. Ustedes están teniendo la aventura; ustedes están teniendo la experiencia. Ustedes tienen una singularidad; eligen sentir las vibraciones de la experiencia y la aventura; ustedes tienen el entusiasmo.

En este espacio 3D donde juegan, hay capas muy limitadas de consciencia. Muy restringido; muy condicionado, podrían decir, pero está por cambiar. Nosotros vemos, conocemos la lucha que tienen en la experiencia, en la aventura. Conocemos el éxito que están teniendo, y los éxitos que continuamente han tenido en la condición. Pero también vemos la pasión que tienen por el éxito.

Jugar en este campo 3D de luz es un desafío; lo sabemos. Cuando ustedes y nosotros, como uno, creamos esta experiencia, reconocimos que una parte de esta unicidad, realmente puede supervisar la experiencia. Otra parte de esta unicidad, ustedes, es la que tiene la experiencia. Eso está cambiando, ahora mismo, debido a ustedes. Debido al ustedes que es capaz de participar en la experiencia, crear la experiencia.  Lo que ustedes han creado, ahora se está poniendo en movimiento, y se está trayendo hacia la forma. Este nuevo reino de consciencia que está siendo creado se debe al éxito que ustedes tienen. Ahora bien, sabemos de la lucha, sabemos de la confusión, conocemos el desafío, conocemos las lágrimas. Conocemos el éxito. Y el éxito está tomando forma.

Ahora bien, es un desafío. Va a seguir siendo desafiante. Por un lado, no va a ser más fácil; pero ese no es el enfoque aquí. El enfoque aquí es lo que está por suceder; lo que está actualmente sucediendo. Están poniendo en movimiento la creación, y está siendo llevada a la forma. Es asombroso; está más allá de lo que habíamos deseado nosotros, ustedes, nosotros, ustedes. Excede lo deseado. Es asombroso. Estamos realmente entusiasmados, en su terminología, estupefactos con su éxito. Y… hay desafío.

Estos son tiempos realmente notables, en los que están/estamos entrando en esta aventura. Ustedes están cambiando muchos ciclos al mismo tiempo. Están teniendo mucho éxito con los desafíos. Es asombrosa la construcción de pensamiento que traen a este reino; los sentimientos que se están creando desde el corazón. Están empezando a poner en la experiencia los sueños que sostienen; nuevos aspectos del amor que no se han configurado antes. Nuevos colores. Formaciones de luz. Incluso nuevas plantillas de formas de vida, nunca antes creadas. Están pensando, sintiendo hacia la existencia el nuevo reino.

Incluso han sido lo bastante listos para invitar a todas las formas de vida al nuevo reino, agregando sabiduría desde capas que nunca habíamos visto, nosotros, ustedes, nosotros nunca habíamos experimentado, que se están trayendo a este nuevo reino de consciencia. Todo esto suena bastante grandioso, sí, y sabemos que ustedes todavía están empantanados en la experiencia de la 3ª dimensión.

Mucho está por cambiar para su experiencia. Están a punto de experimentar el próximo Cambio. La próxima oleada de luz. Este solsticio de mitad de año, que viene a existir justo ahora, sumamente transformador. Esa sería la palabra que le pondríamos a este nuevo cambio; transformador.

La estructura de la 3D, con su condicionalidad, sus capas de forma, sus capas de forma inconsciente, ha limitado su capacidad a los cinco sentidos, particularmente. Capas limitadas de consciencia que solo han estado disponibles. Estas son las limitaciones entre ustedes, donde nosotros estamos, y ustedes donde ustedes están. Separación. Esto está a punto de cambiar.

Ustedes viven en estas capas de consciencia pero esto está a punto de cambiar. Muchas más capas de consciencia existen, que están empezando a abrirse. Van a empezar a experimentar nuevos niveles de visión, nuevos niveles de audición, nosotros estamos presentando desde estas capas, aquí mismo. Nuevas capas de conocer. Están a punto de experimentar en lo físico este aspecto de separación entre donde nosotros estamos hablando y donde ustedes están oyendo – ustedes, nosotros, somos uno; esa separación está a punto de cambiar.

Hablamos desde un conjunto muy específico de capas de consciencia aquí. No seríamos lo que ustedes consideran su Yo Superior, esta capa de nosotros que es el Yo Superior, El Yo Superior es una configuración de consciencia que hace de puente y trae desde Todo lo que Es. Es esa parte de ustedes que están por entrar en ella, tener acceso, pensar y sentir desde ella, porque esa capa del Yo Superior está anclada en el Corazón Sagrado. En lo físico.

Ahora bien, nosotros estamos hablándoles, no desde lo físico, somos del Todo lo que Es, ese aspecto de ustedes que es Todo lo que Es. A medida que estas capas se abren, hay otro aspecto: su capacidad de empezar a decir hola desde el amor en el corazón, un lugar donde tienen tremenda pasión y deseo, para reconocer que esa separación está llegando a su terminación.

Tomen una respiración con nosotros, si les parece. Un aspecto de ustedes que está a punto de abrirse, esta referencia al Ojo de Horus que muchos de ustedes han abierto, encendido, y sin embargo es como “Por qué no está esto funcionando, por qué no veo aquí, no en el nivel que se nos está explicando y se observa.” Esto está a punto de cambiar. Otra respiración.

Lo que ustedes han colocado en su lugar, desde este banco del parque, ha estado más allá de lo que se consideraba posible en la creación, en el lugar donde nosotros/ustedes lo ideamos. Donde nosotros lo dijimos y ustedes se zambulleron en esta oscuridad y han excedido muy grandemente, particularmente en estos pocos últimos años de su tiempo, lo que se pensaba posible. Exitoso; sumamente exitoso. No saben todavía lo que están a punto de ver.  Otra respiración.

Y juguemos juntos en el banco del parque una vez más. Nótense a sí mismos, aquí, y hagan una pausa a medida que empezamos a tomar conciencia de este banco del parque. Mucho se les acaba de decir a ustedes. Mucho de lo que se dijo abrió aspectos de ustedes que no han estado disponibles.

Esta oleada de luz es muy suave, casi no se nota, y sin embargo sumamente transformadora. Están solo montando la ola, tranquilamente, sin expectativas. Solo notando tranquilamente lo que está allí. Notando tranquilamente lo que está allí. Con objeto de hacer eso, hay una palabra aquí a la que deseamos atraer su atención, que ustedes no se permiten, no reconocen por sí mismos. Muy poderosa. Simplicidad. Permiso. Ustedes tienen permiso. El permiso es suyo; no es algo que algún otro les da. Hagan una pausa por un momento y simplemente noten, sin pensamientos, que tienen permiso.

Ahora bien, ha habido un error, un nombre inapropiado, que ha limitado a este permiso vibratorio, parte de la condicionalidad de la 3D. Ustedes tienen la creencia, o les han vendido la historia de que su deseo es ir a casa, al Hogar. Y hay una vibración en esa historia “quiero ir a casa”. Y es en la separación que la historia es creada. “Necesito irme de donde estoy, e ir a casa. No me gusta donde estoy.” La parte de la historia que es incorrecta es que ustedes nunca se fueron del Hogar. “¿Cómo que nunca me fui del Hogar? ¿Por qué no reconozco el Hogar?” Porque no tienen permiso. “No te doy permiso; tienes que encajar dentro de la caja,” te dice la condición. Pero estás en casa. Solo mira alrededor. Tienes que, tal vez, oír esta voz, que es tu voz. No hay separación.  No hay distinción entre la voz que estás oyendo y la voz que piensa dentro de ese Corazón Sagrado. Nosotros somos tú, y tú eres nosotros. ¿Podrías darte permiso? Luego simplemente lo permites como una posibilidad, este concepto, permiso. Estoy en el Hogar. ¿te permitirías, aquí mismo, en este pequeño instante del tiempo en que estamos jugando? O tal vez no hay un pequeño instante; tal vez es el Hogar, es un momento ilimitado, simultáneo. Permiso. Tú te das a ti mismo permiso.

Ahora, también toma otra respiración, y relájate, allí donde estás. Ves, aquí mismo, todas las cosas son posibles. Aquí, donde somos tú y tú, nosotros, no hay condiciones, no hay limitación. Existe posibilidad ilimitada en una sola respiración.

La aventura es que tú entrarías en esta aventura 3D, y encontrarías tu camino al Hogar. Pero aquí, la historia de la condición, “no estoy en el Hogar, tengo que encontrar mi camino al Hogar”, cambia. En esta nueva oleada de luz, de transición… Hum, transición puede ser un nombre inapropiado, porque ¡estás en el Hogar! Pero justo aquí, la transición desde donde estoy hacia el Hogar, también es parte de una condicionalidad, “tengo que ir a algún lugar”. No; estoy en el Hogar, justo donde estoy. Me doy permiso para reconocer que la condicionalidad que he notado ya no es el único conjunto de capas de la consciencia de las que me estoy dando cuenta. Muchas capas de consciencia. Recordando quién soy.

Una de las partes interesantes de esto es que, no solo no hay separación entre este aspecto de ti en lo físico y tú, sentado aquí donde estamos hablando, sino que somos uno. Pero con objeto de transformar esta condicionalidad, esta limitación vibratoria que se creó para este juego, hay muchos otros jugando aquí contigo, y a la luz de “todos somos uno”, la capacidad de disolver esta condicionalidad está presente. Yeshua suele decir “Cuando dos o más se juntan…”, un enunciado muy exacto.

Entonces, en esta vibración en que estamos, somos más de 5000 que se comprometieron a esta vibración para simplemente “recordarme a mí mismo” Realinearme, rearmarme, recordarme. Es esta recordación lo que nos trajo a este punto de simplemente reconocer “Estoy en el Hogar”.  Oh, también noto esta 3ª D, este dolor, este sufrimiento, de muchos, pero yo vine aquí para ser 100% para mí, y 100% servicio a otros. Para traer eso lo más efectivamente posible a la alineación es darme a mí mismo permiso. Permitirme reconocer que las limitaciones de la condicionalidad son simplemente capas en las que he sostenido mi atención, pero no son las únicas capas disponibles.

Y en la presencia de los muchos otros, el nivel de luz que ilumine esa vibración de condicionalidad, el fundamento de un nuevo reino de consciencia, la participación con los elementales, y la claridad de una puerta que puede ser abierta permiten a esta co-creación de luz, entremezclada junta, ser iluminada desde un punto de referencia de permiso, “estoy en el Hogar.” Nunca me fui del Hogar, simplemente vine por aquí, a esta caja llamada capas de condicionamiento.”

Entonces toma conciencia de la vibración de muchos que están aquí sentados contigo, y trae tu chakra corona a esa luz verde dorada, llevando tu atención a un punto singular de luz. Di hola y mientras te sientas en esta luz, nota, como si estuvieras sentado en el porche, a la sombra, y las nubes, y de pronto las nubes se abren y esa calidez toca el cuerpo. Y hay una respiración, “Oh, esto es lindo”; sientes esa luz del sol. Y hay una inhalación, y luego una exhalación, relajada, que es un Ahhh, “esto es bueno”. Muy cómodo.

Todo esto se está haciendo en el banco del parque, una alineación para reunirse. Una alineación para sentarse y observar, en quietud. Encuentra la quietud.  Tal vez hay un pequeño “feliz”, o una sonrisa. Aquí mismo, una sonrisa. Justo en el centro del Corazón Sagrado, sentado en mi banco del parque, en quietud. Feliz. Hay una sonrisa. Hay certidumbre. Y en esa quietud hay una fuerza, una presencia, un saber.  Estoy en el Hogar, no hay que ir a ningún lugar; muy presente; estoy aquí mismo. En la sonrisa, tranquilamente, conciente de mí mismo. Nada que hacer; Una linda respiración suave inhalando, y luego exhalar justo hasta el borde de la esfera, dentro del Corazón Sagrado. Luego otra inhalación de vuelta hacia ese punto único en el centro del corazón.

Transición. Yendo desde un punto a otro punto. De un pensamiento a otro pensamiento. De una verdad a una verdad expandida. Y hay belleza, aquí mismo, en este banco del parque.

Hay muchos en este banco del parque, habrá mucho para notar, porque en esta alineación transformadora de la unicidad, mucho empezará a notarse. Otro concepto, un sueño, un pensamiento imaginado, una fantasía, una consideración, una percepción conciente, alguien lo ha notado; empiezas a notarlo tú.

Mucha quietud. Y hay una sonrisa. Y si lo notas, estás en esa octava, que es muy liviana y texturada, como flotar, y hay un brillo. Muy cómodo. Y con tu próxima exhalación hay una facilidad, una alegría, una percepción conciente muy cómoda y relajada. Y muy hondo en estas capas de limitación, hay una intención, un deseo de irse a casa. Pero, aquí mismo, considera: “Estoy en casa”. Esa intención, con tremenda pasión, tremenda participación, tremenda sensación de leyes y limitaciones, no estoy en casa. ¡Hum! Interesante; era una limitación, todo el tiempo. De un punto de atención que yo sostenía, muy intensamente, quiero ir a casa, no pertenezco aquí, no sé cómo llegué aquí. Este no es un lindo lugar, ¿por qué estoy aquí? Todo parte de la condicionalidad de estas capas del juego de 3ª dimensión que vinimos a jugar también. Reconocer una verdad muy simple: estoy en el Hogar; nunca me fui del Hogar.

Y el enfoque en esa limitación: “tengo que irme a casa”, creó carencia, creó restricción, creó dolor, miedo, sensación de sufrimiento, “estoy perdido; no estoy en casa”.  Simplemente un punto de atención en una película, viniste aquí para actuar en ella, pero no desde este punto de atención. No estoy perdido; estoy en casa; ese concepto empieza a ser permitido. Las limitaciones de estas capas de consciencia empiezan a disolverse, y tú eres nosotros y nosotros somos tú. No hay distinción; no hay una raya entre nosotros y tú. Es solo una creencia: “no tengo permiso”

En esa octava hay una alegría, una diversión; feliz. Muy liviano, flotando. Ya ves, es el puente entre tú y nosotros. Justo allí. Ahora bien: hay un aspecto de tú y nosotros que tiene una distinción en él. La parte del tú/nosotros que está aquí hablando, no es la parte del tú/nosotros que está sentado en la fisicalidad, en la forma, en una forma-pensamiento construida en la fisicalidad. El juego de 3D fue creado en la fisicalidad y se ha de desenredar desde la fisicalidad. Pero la mentira, la no-verdad – oh, eso es demasiado duro – la distorsión, es la separación “no estoy en casa, no puedo hacer esto, no estoy en casa.”

Al reconocer que tú eres nosotros y nosotros somos tú, y tú tienes un rol en la fisicalidad, y nosotros tenemos un rol y no hay separación, la capacidad de atraer todas las posibilidades, todas las probabilidades, todas las frecuencias de luz, de las que tenemos claridad, que no puedes ver en la distorsión, se disuelve y se va, la distorsión se elimina cuando tú empiezas a creer, imaginar, fantasear, pensar, considerar: “nunca me fui de casa”. Y la unicidad, atraer desde nosotros hacia adentro de ti. Todas las cosas son posibles.

Hay más de cinco mil sentados en esta luz, en este banco del parque. Es una vela muy brillante para colocar en el candelabro. Y se empieza a ver la puerta, y el nuevo reino empieza a ser elegido, y esa sonrisa se vuelve brillante.

¿Puedes jugar aquí, donde te mostramos? Solo imagina. No es ¿qué tal si…?  Esto es verdad, solo imagina, esto es “estoy en casa”. La manzana aparece en mi mano, puedo pensar cualquier pensamiento creativo y traerlo a la realidad, todo lo que ha sido una limitación en la inconsciencia, la nada alrededor de los bordes que no puedo ver hasta que los paso, simplemente se disuelven y se van. Solo imagina. Haz de cuenta. (N.T. make believe – make: hacer; believe; creer) Interesante terminología. Solo te estás dando para ti mismo; esa sonrisa está justo allí.

Ahora bien, para algunos la limitación estaría empujando en tus bordes, “sí, pero…- sí, pero…” limitación, linda idea, gran idea. Pero ya ves, esa es la limitación. Yo estoy en casa. Voy a reacomodar mi punto de atención, voy a creer lo que yo creo respecto al Hogar, aquí mismo.

Ahora bien, hay transición, un poco de ajuste, mucho creer, seguro que creo, pero ese “pero” todavía está allí en algunos casos. Para algunos irá instantáneamente, “Sí, yo sé, ese punto de tomar una decisión, participar, versus simplemente pensarlo: Oh, voy a hacer esto; esto va a ser bueno, algún día”. ¿Qué es lo que quieres? ¿Puedes entrar en ello?  Ya has tenido esa experiencia, numerosas veces. Has tenido experiencia en que era realmente un gran asunto: “sí, voy a moverme. Sí, me voy a ir. Sí, voy a participar en lo que deseo”. Recuerdo aquel momento.

Pero ten en claro que estamos sentados en esta octava en el Corazón Sagrado, comandando la presencia, alterando las frecuencias del pensamiento. Te levantas de ese pensamiento, “No, ya no necesito esto, estoy cambiando mi pensamiento”, “Estoy alterando los armónicos de la materia. Puedo entrar en este nuevo reino y sus configuraciones. Puedo cambiar los sentimientos en que sostengo mi atención. Los sonidos de las vibraciones de las palabras que contengo traen atracción y alteración de la materia.

Y en este grupo sentado en el banco del parque, aplicando los elementos del amor. Metatrón dijo una vez: “El dominio de la alquimia, la transformación”.  Otra vez: solo quédate en quietud, mira afuera, más allá de los bordes solo permite; sin movimiento. Justo aquí, en el banco del parque, en la octava, desde el Corazón Sagrado, que esta tranquila fuerza, este saber, empieza a iluminar. Se vuelve disponible un “ajá”, una percepción conciente se introduce, simultáneamente empieza a ocurrir el saber, “siempre he sabido esto; no es nuevo”. Empiezas a operar desde una aplicación de conciencia recordada. Otra respiración.  En quietud, presente, conciente. Simplemente toma conciencia, date cuenta. Nada por hacer.

En esta percepción conciente que referimos al 1er. Rayo, la unidad con el Creador, la voluntad del Creador y yo somos uno. Justo allí, esa alineación. Y luego la referencia a este 2º Rayo. La terminología es terminología, ya sabes, una rosa es una rosa, es una rosa, (N.T. línea de poema de Gertrude Stein que significa que las cosas son lo que son) un martillo es un martillo, es un martillo. Las palabras no significan, no definen la oportunidad, la experiencia, la herramienta; en este caso, el 2º Rayo de Creación trae el color. Allí está almacenado el color.

Pero aquí, más apropiado a donde jugamos, se trata de la transformación, de elevar la energía, rebajar la energía. Ninguna de las dos es buena o mala. Simplemente expandir o contraer. Agregar, o quitar. En este 2º Rayo, justo aquí donde te sientas, donde has sido muy exitoso, tal vez sin darte cuenta, expande estos nuevos aspectos del amor de los que empiezas a darte cuenta mucho más, justo aquí. Solo una intención, y luego se agranda, y le agregas color, es como “el verdadero estado de esa pared, al encender la luz es más brillante”. Hay nuevos colores que estás trayendo, hay fluorescencia e iridiscencia, iluminaciones, colores que empezarás a recordar, pero no en el juego de la 3ª dimensión.

Aquí mismo, expande intencionalmente las formaciones de luz, – “No sé qué significa eso” – simplemente auméntalas, se vuelven más brillantes, más suaves, se hace más quieto, alegre, aquí se acepta la risa, Es este 2º Rayo que inconscientemente has estado trayendo y poniendo tu intención en participar con él, en la vida, de manera diferente. Hablando con los animales, empezando a participar con seres de otras partes del Todo lo que Es, cómodamente.

Con este 2º Rayo, pon la intención en expandir la presencia de una forma particular de luz; luz indiferenciada del Creador. Indiferenciada; incondicional. Simplemente ilumina el bienestar en este nuevo reino. Posibilidades sin fin. Imagina la belleza. Con esta luz incondicional, simplemente intención en la belleza. Incondicional; de todo lo que existe. Desde este lado donde nosotros estamos la belleza es asombrosa; en lo físico ustedes dirían boquiabiertos. ¡Vaya!¡Es asombroso! Las plantas hablan, y los árboles cambian de color basados en los sentimientos, y el viento sopla con sonido que simplemente abre el corazón interminablemente. Imaginen Recuerden. Sientan la calidez de la luz que ustedes están generando y noten ese hola que se está formando. No hay separación. No hay “mejor que”. No hay uno por encima de otro.  Un extenderse, una sonrisa, ¿puedo ser de ayuda para ti? ¿Cómo podría yo asistirte? Y hay una sonrisa. Desde ese punto central del Corazón Sagrado donde estás, simplemente reconoce que la luz está llevando el “hola” interminablemente: hola.

Este hola es muy tranquilizante, calmante, elevador, nutriente, y al mismo tiempo es muy disruptivo para quienes no pueden tener bienestar. Simplemente sacudiendo el fundamento de la codicia, la dominación, la imposición, – dimensión. Y sin embargo, el “hola, te veo” está justo allí al mismo tiempo. Y la verdad es que nadie se fue del Hogar; todos están en el Hogar, solo actuando en una película. El olvido, la inconsciencia, la nada que rodea al juego. No puedo recordar, pierdo la atención, estoy triste y no sé por qué estoy triste, tengo este sentimiento incómodo dentro de mí. Todo parte del constructo condicional contra el que muchos de ustedes empujan porque están trabajando tan duro para ir a casa. Relajarse. Hay belleza, aquí mismo.  El Hogar.

A medida que esta nueva oleada de luz empieza a atravesar todas las cosas, ese olvido, esa inconsciencia, esa condicionalidad, simplemente empiezan a desmantelarse. Y es aquí, donde te sientas en el banco del parque, dándote para ti, recordándote, teniendo permiso para ti, permitiéndote a ti. Esa luz empieza a ser enorme. Disrumpe suavemente. Muchos empiezan a recordar.

Lo que ustedes han hecho, lo que han colocado en su lugar, está atrayendo a decenas de miles hacia esta luz. Cientos de miles verán esta luz que tú sostienes. Es por eso que dijiste “Envíame” ¿Recuerdas? Dijiste: Vean la vibración de la luz que sostengo.

Y ese sueño de Atlántida ahora está tomando forma. Y luego las nuevas generaciones, los más jóvenes, ellos ven; ellos están despertando, están implementando este nuevo reino, debido a la luz que tú sostienes. Extraordinario el éxito que has tenido. Oh, sabemos, no suena exacto, está bien, nosotros sabemos. Pero aquí, si miras con nosotros, nosotros y tú, juntos, llevará tiempo, tiempo 3D, pero el tiempo está cambiando a medida que empiezas a tener permiso para notar la simultaneidad de la experiencia. El tiempo se cae, el tiempo es una de las limitaciones, de los constructos de la 3ª D, así es como funciona el tiempo. No, esto no funciona así; saca la palabra “tiempo” de esto. Tú existes y todas las cosas son posibles, justo aquí donde nos sentamos contigo.

Esta transición está sucediendo. La 3ª D quiere ser desafiante, pero tú no te sientas en la 3ª D. Realmente esta alegría y facilidad. Ya ves: tú eres la puerta y también la llave de la puerta. Estás sentado en este banco del parque y empiezas a ser la luz que se ve en la llave para abrir esa puerta.

Nota la facilidad; hay una alegría aquí, lleva tu atención a eso. Esta luz indiferenciada empieza a simplemente a permitir todas las posibilidades. En este espacio multidimensional el miedo no existe, el control, la dominación, la ira, la furia no existen aquí. Esos conceptos no son de luz, no existen aquí, justo aquí en este banco del parque, mientras permites que sea, tú nos conocerás a nosotros y nosotros disfrutaremos de ti, más aún en la fisicalidad. No hay limitación. Entonces aquí, date permiso para la alegría, el entusiasmo, la aventura, la creación, feliz.

Nosotros estamos muy excitados por hacer este trabajo, contigo, justo aquí, porque la separación está llegando a su final y nosotros somos tú, y tú eres nosotros, en esta luz en que te sientas en el banco del parque.

Aquí no necesitamos dar un paso atrás, ni apartarnos, porque aquí somos uno. Seguiremos sentados contigo aquí por unos momentos más, reconociendo que nunca nos fuimos de casa y somos uno.Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Nota recibida después de la transmisión de esta sesión del Banco del Parque:¡Hola!
Al completar esta serie del Banco del Parque, Nosotros queremos expresar nuestra más profunda gratitud por tu contribución a este proyecto. ¡Hemos estado sentándonos juntos en el Banco por más de dos años! Y hemos logrado mucho más que lo que nos pidió el “Todo lo Que Es”
La grabación de nuestra sesión final está ya en tu aula.

Ha sido un honor y un deleite sentarse en el Banco del Parque y crear contigo. Muchas bendiciones, mientras sigues siendo la luz en el candelabro para que todos vean lo que es posible también para ellos. Nosotros somos Tú, y Tú eres Nosotros.

Jim y Roxane y el Todo Lo Que Es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.