La Soledad

Los Trabajadores de Luz y la Soledad

Por Gerrit Gielen

Junio 20 de 2019

La soledad es un problema común en este Mundo, muchas personas la sufren… ¿Pero qué hace tan especial la soledad de los Trabajadores de Luz?… Trataré de explicarlo en este artículo.

La Soledad en General

Grosso modo, en el desarrollo Humano hay 3 fases:

Primero está la fase de consciencia grupal… En esta fase las personas se sienten profundamente conectadas con la tribu o la comunidad en la cual viven; no hay soledad, siempre se siente profundamente la conexión con los otros miembros del grupo. Durante esta fase las personas realmente no tienen un «Yo» como lo tenemos ahora.

Después de la fase de grupo viene la fase en la cual la consciencia se separa del grupo y surge la individualidad. El enfoque de la consciencia ya no es el grupo, sino la personalidad individual… Ésta es la fase en la cual se encuentran la mayoría de las personas, la fase del ego, la fase de la soledad. Sin embargo el ego no es una cosa, sino una medida que te dice qué tanto te identificas con tu personalidad; si te identificas fuertemente con tu personalidad, ésta se vuelve muy importante; y esto es lo que significa tener un ego «grande».

Afortunadamente los Seres Humanos seguimos desarrollándonos… Buscamos en el interior y descubrimos una capa más profunda, la capa del Alma, de la Luz interna… Esta es la 3ª fase, la fase de la conexión interna, de la consciencia interna de la Luz… La del ego es la fase de los muchos, la del Alma es la fase de la Unicidad.

En el curso de la historia siempre ha habido personas que se han identificado con ese nivel más profundo; y son los Trabajadores de Luz que por naturaleza, son personas espirituales. Su espiritualidad no proviene de enseñanzas externas, sino de un profundo conocimiento interno; es una espiritualidad viva basada en el Amor, en lugar de la espiritualidad de las religiones tradicionales que se basa en el temor.

Así que éstas son las 3 fases: La fase de grupo, la fase del ego o de la soledad; y la fase del Alma… Es en la fase del ego donde el Humano se siente más solitario, está separado o separada del Universo; se ha perdido la sensación de pertenecer a un grupo; y aún no se ha obtenido la conexión con la Unicidad.

En la fase del ego el individuo se siente amenazado; y eso se refleja en la imagen que tenemos del Mundo… Nos sentimos pequeños y vulnerables, en un Universo extraño… Nuestra personalidad es como una pequeña celda que hemos creado para nosotros mismos, lo cual se refleja en las ciudades modernas: Todos los edificios altos están hechos de pequeñas «celdas» separadas… Comparad esto con un ambiente natural como un bosque, donde hay muchos Seres pero todos forman y comparten su Unicidad.

La manera como tratamos la naciente personalidad de un niño, profundiza la soledad… Si eres niña, se espera que actúes como niña; y si eres niño, se espera que actúes como niño… Pero si te comportas basándote en tu Alma, te dicen que no estás actuando como lo debe hacer un niño o una niña; y esto crea un sentimiento de confusión y soledad.

La Fase de la Unicidad

La soledad se acaba cuando te das cuenta de que estás conectado con todas las cosas; y de que todas las cosas son Una… Es la consciencia de tu Alma la que te da este discernimiento… Sabes que formas parte de un todo mayor y experimentas las cosas de esa manera. El cuerpo Humano no es más que una colección de átomos individuales, sin embargo uno no lo ve de esa manera, uno mira a los Seres Humanos profundamente a los ojos; y siente el misterio de la consciencia, de la Unicidad intemporal que hay tras todos esos átomos: Un Ser Humano.

Puedes mirar las estrellas de la misma manera y sentir en tu corazón la totalidad, el profundo misterio viviente del Universo físico; cuando miras las estrellas no piensas con la mente, sino que sientes el milagro, lo Divino… Lo sientes desde tu Alma, sientes la unidad de todas las cosas, la unidad del Universo… Comprendes que los muchos y el Uno se pertenecen mutuamente, tal como todas las plantas de un bosque pertenecen a la Unicidad del bosque…

Ésta es la fase en la que están los Trabajadores de Luz… ¿Por qué se sienten a veces tan solitarios?…

Los Trabajadores de Luz

Los Trabajadores de Luz han trascendido la etapa de la soledad interior… Han experimentado la Luz de la unidad y quieren compartir esa experiencia con las personas que aún están en la 2ª fase; y por eso son llamados Trabajadores de Luz. En la Tierra hay muchísimo sufrimiento, muchísima soledad; y como Trabajadores de Luz quieren hacer algo al respecto… Han retornado desde un Mundo de Luz y Unidad a un Mundo de separación y dualidad; es muy noble hacer esto.

Los Trabajadores de Luz han superado la soledad que se ha mencionado antes y se pueden retirar en la meditación, escuchando música, sintiendo la radiancia de la Unidad… Luego, cuando entran en el Mundo, pueden sentir la soledad; pero no es la soledad de estar divididos internamente.

¿Por qué se sienten a veces tan solitarios los Trabajadores de Luz?… Hay 2 razones…

Primera: Soledad por Empatía

Como Trabajador de Luz, frecuentemente tienes una naturaleza muy sensible y sientes la soledad de otros, como la de tus padres; así que comienzas a llevar esta soledad en tu interior. Ten la certeza de que mucha de la soledad que sientes no es tuya, sino que es una soledad por empatía… Sientes el sufrimiento de este Mundo, su división… Cuando niño comienzas a cargar la soledad de tus padres y a experimentarla como propia; y en tu vida posterior, la soledad de muchos otros. Esta soledad no es tuya, es una carga que llevas.

¿Como manejas esto?… Recordando tu Luz, recordando quién eres realmente y restaurando tu conexión con tu Alma… Ésta es la única manera de enfrentar la soledad que sientes en torno a ti: Siente tu Luz, siente tu Amor; y mira a otras personas a la Luz del Amor. Al hacerlo, ves la Luz de otros y les recuerdas su Luz, la conexión que tienen y que han olvidado… Esto es lo que viniste a hacer inicialmente como Trabajador de Luz.

Segunda: Negar que Eres Diferente

La 2ª razón es que eres diferente; y piensas que esto es malo de alguna manera… Frecuentemente lo que has aprendido es: «Ser diferente es malo, consecuentemente tienes que encajar y convertirte en un buen miembro de la Sociedad»… Así que tratas de ser como todos los demás… Tratas de convertirte en un miembro de la fase 2… ¡Tratas de ser solitario!… Y desafortunadamente, muchos Trabajadores de Luz lo logran.

No aceptarte tal como eres es la verdadera causa del sentimiento de soledad… No aceptarte… Ésta es la razón de la paradoja que experimentan en su vida muchos Trabajadores de Luz: No sienten la soledad cuando están solos en la naturaleza, pero se sienten solitarios cuando están entre otras personas… Así que tratan desesperadamente de conectarse con las otras personas y de comportarse como ellas. Al tratar de conectarse con los demás, se cargan con la soledad de ellos.

Muchos Trabajadores de Luz piensan que ser diferentes significa ser solitarios, así que tratan de evitar la soledad siendo como todos los demás… Pero al hacerlo suprimen una parte de sí mismos… Y ésta es la verdadera razón interna de que se sientan solitarios.

Si eres diferente de las personas que te rodean, eso te puede producir un sentimiento de separación y soledad: «Hay algo malo en mí»… Entonces quieres encajar y piensas que lo que tienes que hacer es adaptarte al ajetreado Mundo; entonces pierdes contacto con tu Yo mas profundo y eso te produce un sentimiento de soledad.

Los Trabajadores de Luz deben aprender esto: Solamente cuando aceptas que eres diferente, estás en sintonía con el Universo… Y este sentimiento de estar en sintonía con el Universo, este sentimiento de estar conectado, elimina tu soledad.

Muchos Trabajadores de Luz que vinieron a cumplir la misión, la han olvidado… Cuando olvidas cuál es tu propósito, te adaptas; pero tu misión era exactamente la opuesta: No adaptarte, sino seguir siendo tú mismo.

Ten fe en tu propia Luz… Sé consciente de tu sensibilidad a la soledad de los demás; y sé consciente de que tu misión es ser fiel a ti mismo; y de que al serlo, serás diferente y estarás solo. Pero como Trabajador de Luz, descubrirás que cuando verdaderamente te dices «sí», sientes que la Luz desciende a ti, que en tu interior surge una cálida energía, un sentimiento de estar conectado… Entonces desaparece la soledad.

Observa la soledad que sientes: ¿Es la tuya o es el sentimiento de tus parientes y del Mundo que te rodea?… Y… ¿Piensas que tienes que cargar toda esa soledad?… ¿Sientes que tienes que ayudar a otros como parientes, hijos, etcétera; y que no se te permite vivir en tu propia alegría?… ¿Sientes que tienes que llevar sus cargas?…

¿Cómo te enfrentas a esto?… ¿Cómo puedes estar entre quienes están en la fase de la soledad?…

Imagina que estás hablando con alguien que está en la fase del ego y la soledad… La primera reacción de muchos Trabajadores de Luz, es adaptarse… Participar en una conversación superficial porque piensas que ésa es la manera como debes actuar; hablas del clima, de los problemas familiares; y chismoseas con la otra persona… Pero en esta conversación tu Yo real no dice ni una palabra; y el resultado es la separación y la soledad.

Pero debes darte cuenta de esto: Las personas que están en la fase del ego son completamente incapaces de expresar su Alma… Así que tú lo haces por ellas… Cuando estés hablando con ellas, simplemente pregúntate: «¿Qué es lo que quiere expresar el Alma de la persona que está frente a mí?»… La clave para hacer una conexión es que tu Alma no se exprese directamente, sino indirectamente, hablando con la otra persona de lo que realmente ella quiere… Esto activará la conexión de Alma a Alma.

Debes tratar de no hablar a la personalidad de la otra persona directamente desde tu Alma; si lo haces, probablemente tu energía sea rechazada y tengas que retirarte de la conversación decepcionado… Primero tienes que activar el Alma de la otra persona, simplemente expresando lo que su Alma quiere expresar… ¿Cómo lo haces?… Escuchando… Escuchando realmente a la otra persona; ábrete y escucha con el corazón… Inclusive una conversación sobre el clima puede expresar algo de la vida interna de alguien; cuando sientas qué es, dilo… Y repentinamente tendrás una conversación real.

Recuerda Tu Misión: Ser Portavoz de Almas

No viniste a este Planeta para sentirte solitario por ser Trabajador de Luz; tú viniste para aliviar la soledad de otras personas… Tú no tienes que llevar su carga, ni tienes que ser como ellas; esto es lo que menos debes tratar de hacer, pues sería como si un médico tratara de llegar a sus pacientes contrayendo su enfermedad.

Tú eres el sanador… ¿Y cómo hacer sanación?… Escuchando a los demás, escuchando realmente; y sintiendo lo que sus Almas quieren decir y luego expresándolo… Muchas personas no pueden expresar la energía de su Alma, pero tú lo puedes hacer por ellas en tus palabras; así que ya sienten la energía de su Alma, lo cual les dará sanación a ellas y al Mundo.

Sé un vocero de Almas.

Gerrit Gielen.

Traducción de: Jairo Rodriguez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.