Algunas Señales de que has Logrado el Equilibrio entre La Sombra y la Luz


“La totalidad no se logra
cortando una parte del ser de uno mismo,
sino por integración de los contrarios “.
Jung

por Gary ‘Z’ McGee

Ilustración de David Seidman


El equilibrio… todos lo buscamos. Todos entendemos que lograr el equilibrio es saludable. Pero la mayoría de nosotros no entendemos por qué es saludable.

Perdidos en ese “por qué”, tendemos a perder la esencia subyacente.

Nos desviamos de la forma en que funciona la realidad. Inadvertidamente reprimimos la oscuridad y nos aferramos desesperadamente a la luz. La interdependencia se pierde en la co-dependencia.
 


Ilustración de Zdzislaw Beksinski



La respuesta a ese “por qué” (por qué el equilibrio es saludable) está oculto dentro de la ley universal,

en el “lenguaje más antiguo que las palabras” de la Madre Naturaleza.
Jensen

De hecho, es dictado por ella.

Entre la vida y la entropía hay supervivencia. Aquellos que buscan sobrevivir de la manera más saludable posible son aquellos que intentan lograr este equilibrio.

La integración de los contrarios no es tarea fácil. Pero es vital si buscamos convertirnos en la versión más saludable posible de nosotros mismos.

Aquí hay siete signos de que puedes haber logrado el equilibrio entre la oscuridad y la luz…
 


1.) Ponte en broma y descarta tus “máscaras”
 

“Cuando el vacío es posible,
todo es posible.
Donde  el vacío es imposible,
nada sería posible “.
Nagarjuna



Te das cuenta de que el Ser está enmascarado hasta el final, percibiendo delirios constantemente. Tienes una comprensión profunda, como dijo Scott Adam,

“de como la mente humana es un generador de engaños, no una ventana a la verdad”.

Como tal, has decidido tener una actitud despreocupada para ponerte y descartar tus muchas máscaras.

Al darte cuenta de que todos somos simplemente el extremo de una broma cósmica terriblemente divertida, tienes un profundo sentido del humor cuando se trata de abrazar y cuestionar tus muchas ilusiones.

La clave es el escepticismo lúdico y flexible ante un dogmatismo demasiado serio y rígido.

Al integrar tus muchas máscaras (claras y oscuras, mansas y salvajes, finitas e infinitas) y abrazar el hecho de que todos somos ilusorios y simplemente nos aferramos a cualquier ilusión particular que nos lleve durante el día, tú brindas equilibrio a tu autodesarrollo, y compasión y mentalidad abierta hacia el desarrollo de los demás.
 



2.) Has reconciliado tus demonios

 

“Aprender a

vivir creativamente con el demonio
o ser violentamente devorados por él.
Decidiremos nuestro propio destino.
Elijamos sabiamente”.
Stephen Diamond



Te das cuenta de que todos tenemos un lado oscuro.

Todos tenemos una sombra. Todos tenemos demonios internos que ignoramos a nuestro propio gran riesgo.

Comprende que si se disocia o reprime tu sombra, te faltará la integridad necesaria para ser saludable, valiente y superarse a sí mismo. Por lo tanto, eres dueño de la sombra. Incorporas la sombra con el todo para que puedas ser más holístico.

Hacer consciente la oscuridad es una forma de arte. Es un esfuerzo precario, una empresa delicada y peligrosa. Pero te das cuenta de que ninguna otra práctica es más vital para el florecimiento humano. Ninguna otra tarea es tan crítica para lograr el equilibrio.

Como Jung dijo famoso:

“Uno no se ilumina al imaginar figuras de luz, sino al hacer consciente la oscuridad”.




3.) Has descubierto un equilibrio entre grandiosidad y humildad

 

“La serpiente que nos muerde
intenta lastimarnos y regocijarse al hacerlo.
El animal menos evolucionado

puede imaginar el dolor de otros.
Pero imaginar la alegría de los demás
y regocijarse con ello
es el mayor privilegio
de los animales más evolucionados”.
Nietzsche



Te das cuenta de que todos tenemos al menos una grandiosidad de bajo grado que, por su naturaleza, altera nuestra percepción de la realidad y hace que sea difícil tener una evaluación precisa de nuestras habilidades, lo que nos hace sobreestimar nuestras habilidades y subestimar los obstáculos que enfrentamos.

Entiendes que el problema no es la energía grandiosa. El problema es lo que hacemos con esa energía.

Los problemas surgen cuando nuestra autoevaluación está fuera de sintonía con la realidad y las leyes universales. El ingrediente secreto es la humildad.

La ambición es natural…

Está bien que todos deseemos sentirnos importantes y que tengamos la necesidad de mejorar. Pero cuando enfocamos esa energía en delirios poco prácticos, o la usamos para inflarnos falsamente, evitamos que realmente mejoremos.

Porque carecemos de humildad y comenzamos con la suposición de que ya somos grandes, grandiosos y dignos de atención y adoración…

Pero cuando canalizamos nuestra grandiosa energía en un proyecto, en lograr un objetivo o en resolver problemas complejos, invertimos nuestro ego.

Nuestra grandiosidad se pone a tierra…

La energía nos impulsa a perfeccionar nuestras habilidades y mejorar nuestro método. Estamos en diálogo con la realidad en lugar de estar fuera de sintonía con ella. Lo que nos enseña una profunda humildad…

El equilibrio entre grandiosidad y humildad nos coloca en un camino hacia la superación personal en lugar de tropezar con nuestros adornos.
 



4.) Tu honras a tu anima/animus
 


Ilustraciones de Zdzislaw Beksinski


“Lo que es más hermoso en los hombres viriles
es algo femenino;
lo que es más hermoso en las mujeres femeninas
es algo masculino”.
Susan Sontag

Si eres mujer, estás profundamente en contacto con tu interior masculino (animus).

Si eres un hombre, estás profundamente en contacto con tu femenino interior (anima).

Te das cuenta de que al integrar tu anima/animus, te vuelves más interdependiente y menos co-dependiente.

Te vuelves más holístico, más en sintonía con las fuerzas universales. Es menos probable que te quedes estancado(a) en roles de género culturalmente prescritos o en un pensamientos sexistas anticuados.

Un hombre que honra a su anima y una mujer que honra a su animus son realmente una fuerza a tener en cuenta, a lo que Nietzsche se refirió como la “Unidad Primordial”.

Porque están mucho más cerca de lograr el heroísmo cósmico. Se han convertido,

primero en una fuerza de naturaleza integrada

segundo en un humano individual



5.) Tú practicas alquimia emocional

 

“Entre el estímulo y la respuesta

hay un espacio.
En ese espacio está nuestro poder

para elegir nuestra respuesta.
En nuestra respuesta yace

nuestro crecimiento y nuestra libertad”.
Viktor Frankl



Estás decidido a alquimizar tus emociones para que puedas actualizar una acción saludable.

Entiendes que la alquimia emocional denota una transformación psicológica. Cuando somos valientes a pesar del miedo, por ejemplo, estamos practicando la alquimia emocional.

Se trata de participar de manera proactiva de una manera más saludable y al mismo tiempo honrar nuestro estado emocional central.

Imagine a un bombero parado afuera de un edificio en llamas con un bebé en el piso superior. Sería un tonto por no temer al infierno. Porque el miedo es una respuesta natural a una situación mortal.

Pero, si no actúa con valentía a pesar del sentimiento de miedo, el bebé muere. Por lo tanto, primero debe sentir el miedo y luego actuar con coraje, para hacer lo correcto y salvar al bebé.

Usted comprende que esto puede aplicarse a casi cualquier situación cargada de emociones.

Sientes miedo, actúa con coraje.

Sientes rabia en la carretera, actúa con humor.

Sientes pena, actúa con firmeza.

Sientes grandiosidad, actúa con grandiosidad práctica.

Sientes envidia, actúa con emulación.

Sientes celos, actúa con compulsión.

Sientes inseguridad, actúa con confianza.

Sientes sed de venganza, actúa con perdón.

La acción es la cosa. La conciencia es la cosa. Equilibrar tu estado emocional con una acción saludable es la cosa.

La confianza y la práctica eventualmente conducirán a la providencia y la brillantez.
 



6.) Has aprendido a transformar los contratiempos (heridas) en peldaños (sabiduría)

 

“Somos más fuertes

que las cosas que son terribles”.
Jordan Peterson



Miras a cada uno de tus fracasos como peldaños ganados con esfuerzo en la precaria escalera de la vida.

Por separado, estos peldaños son solo fallas rígidas que acumulan polvo en el ático de tu sufrimiento, pero si los juntas, forman una escalera que puede subir a algo mágico y significativo.

Estás decidido a hacer el camino, del obstáculo.

Por lo tanto, practicas transformar el fracaso en valentía, los demonios en diamantes, las heridas en sabiduría. Tu ves los errores como peldaños, puntos de pivote e improvisación fortuita en lugar de contratiempos o de complejos.

Te das cuenta de que transformar las heridas en sabiduría es un acto de amor hacia la parte más oscura de ti mismo.

Este acto de amor,

puede disolver montañas (obstáculos)

puede derretir la represión endurecida y revelar la sagrada oscuridad debajo de ella: tu sombra…

Es entonces y allí donde aprendes uno de los secretos más poderosos del universo:

la sombra puede ser tu peor enemigo o tu mejor aliado.



7.) Has llegado a un acuerdo con tu naturaleza de gusano y tu naturaleza divina

 

“Demasiado del animal
distorsiona al hombre civilizado,
demasiada civilización
hace animales enfermos”.
Jung



Tú comprendes que la condición humana es fundamentalmente falible, imperfecta, delirante, hipócrita y propensa a equivocarse.

Por lo tanto, tu eres circunspecto acerca de mantener tu divinidad bajo control por tu gusano y tu gusano bajo control por tu divinidad.

Desgarrado entre la sombra y la luz, el miedo y el amor, la finitud y el infinito, redefines proactivamente el concepto de Dios, dándote cuenta de que cualquier concepto humano de Diossiempre será inexacto.

Por lo tanto, estás atento a proporcionar un espacio sagrado para el continuo renacimiento de Dios.

Del mismo modo, proporciona un espacio sagrado para tu propia superación.

Tu naturaleza parecida a un gusano le enseña la humildad a tu naturaleza divina.

Tu naturaleza divina le enseña a tu naturaleza parecida a un gusano, una conciencia más elevada.

El equilibrio entre los dos crea providencia.

Ambos te enseñan el dominio interdependiente de la humildad y el humor. Tú eres ambos, humildad y empoderamiento por tu sentimiento de interconexión.

El “elixir secreto” se puede excavar con flexibilidad y llevar a ‘la tribu’, a pesar de la experiencia absurda de ser una criatura dividida entre espíritu y carne, mortalidad y eternidad, tragedia y comedia, oscuridad y luz…

traducción de Biblioteca Pleyades

Deja un comentario