Los científicos descubren biofotones en el cerebro que conectan nuestra conciencia con la luz

Los científicos finalmente están comenzando a entender lo que sabemos …

Los científicos han descubierto en los cerebros de las neuronas de mamíferos capaces de producir fotones de luz, o “biofotones”.

Es extraño, los fotones aparecen en el espectro electromagnético visible para el ojo humano. Se extienden desde infrarrojo cercano a violeta, o en una longitud de onda entre 200 y 1300 nanómetros.

Los científicos han especulado con bastante curiosidad que las neuronas en nuestro cerebro podrían comunicarse a través de la luz.Sospechan que nuestro cerebro puede tener canales de comunicación ópticos, pero sin tener idea del contenido de la comunicación.

Aún más interesante, afirman que si la comunicación óptica, bio fotones generados por nuestro cerebro pueden ser excitados por el entrelazamiento cuántico, lo que significa que podría haber un vínculo importante entre estos fotones, nuestra conciencia y probablemente lo que muchas culturas y religiones llaman el Espíritu.

En una serie de experimentos, los científicos descubrieron que los cerebros de las ratas podían transmitir solo un biofotón por minuto, pero que los cerebros humanos podían transmitir más de mil millones de biografías por segundo.

Esto plantea la pregunta: ¿sería posible que cuanto más producimos y transmitimos la luz entre las neuronas, más nos volvemos conscientes?

Si hay una correlación entre fotones, luz y conciencia, podría implicar que la luz tiene más significado de lo que estamos conscientes.

Piénsalo por un momento. Muchas religiones y textos que datan de tiempos antiguos, desde los albores de la civilización humana, hablaron santos, seres ascendidos y los individuos iluminados que tienen brillantes halos alrededor de sus cabezas.

Grecia y la antigua Roma a las enseñanzas del hinduismo, el budismo, el Islam y el cristianismo, entre muchas otras religiones, figuras sagradas fueron representados con la formación de un círculo brillante de un aura resplandeciente alrededor de sus cabezas.

Si estaban tan iluminados como se dice, tal vez este círculo brillante fue solo el resultado de una conciencia superior que los animaba, por lo tanto, de una mayor frecuencia y una mayor producción de fotones biológicos. .

Quizás estas personalidades produjeron una mayor cantidad de biofotones de mayor intensidad, debido a su iluminación, si existe alguna correlación entre los biofotones y la conciencia.

Incluso la palabra il-LUMINA-ción sugiere que esta conciencia superior tiene una relación con la luz.

Pero una de las implicaciones más fascinantes de este descubrimiento, que nuestros cerebros pueden producir luz, es tal vez que nuestra conciencia y nuestra mente no están dentro de nuestros cuerpos (físicos). Esta incidencia es completamente descuidada por los científicos.

El enredo cuántico indica que dos fotones enredados reaccionan si uno de los fotones se excita sin importar dónde está el otro fotón en el Universo, y esto inmediatamente.

Tal vez haya un mundo en esta luz, y no importa dónde se encuentre en el Universo, los fotones pueden actuar como portales que permiten la comunicación entre estos dos mundos. Tal vez nuestra mente y nuestra conciencia se comuniquen con nuestros cuerpos a través de la transición de estos fotones de bios. Y cuanto más producimos luz, más despertamos y encarnamos la totalidad de nuestra conciencia.

Esto podría explicar el hecho de que el estado del fotón se excita simplemente al observarlo conscientemente, como lo demuestran muchos experimentos cuánticos.

Quizás nuestra observación está transmitiendo algo a través de los fotones fotónicos que se observan, de la misma manera que en el enredo cuántico, ya que la luz es solo una sustancia unificada dispersa a través de nuestro Universo, que está emocionado por cada partícula de luz.

Por supuesto, todavía estamos lejos de haber establecido una teoría.Pero hacer preguntas e introducir tales suposiciones metafísicas podría acercarnos a la verdad y la comprensión de lo que es la conciencia, de dónde viene y los misterios que se esconden en el luz.

Traducción de Patrick T rev Isabelle

Fuente:  Rainbow Wave of Light

Deja un comentario