Herramientas para el Cambio – Parte 8, 9 y 10

Herramientas para el Cambio – Parte 8

Corriente de Energía

Herramientas Fundamentales

Jim Self – Mastering Alchemy

https://masteringalchemy.com/content/fundamental-tools-8-running-energy

Parte 8 – Corriente de Energía

Esta sesión va a comenzar a integrar todas estas cosas. Ahora que tienen una sensación del centro de su cabeza, que tienen una definición de su espacio, que están arraigados, capaces de empezar a observar desde el centro de su cabeza y desde esa cuarta capa de pensamiento, el cuerpo se está tranquilizando, hay menos necesidad de reaccionar o entrar en pánico, aunque esto lleva algún tiempo para integrarlo, porque realmente requiere práctica.  Uno de los lugares donde les conviene practicar es donde no cuenta, por ejemplo cuando conducen su coche, como ya he dicho varias veces.

Pero ahora que inician esa percepción conciente de sí mismos, poniendo a los sistemas corporales en una situación activa, un sistema energético activo, un sistema de energía que está en movimiento, que está en marcha, que constantemente mueve energía por el cuerpo, mueve energía que no es propia sacándola fuera del cuerpo; es una configuración muy útil para ustedes.

Entonces, aunque este tramo de trabajo es una parte fundacional sólida, a medida que entramos en el curso en Mastering Alchemy, hay otras configuraciones de energía que permiten al cuerpo ser muy preciso al empezar a conocerte a ti mismo. Pero con este aspecto de hacer correr la energía por el cuerpo – hay un número de canales en el cuerpo – empiezas a tener un poco más de percepción conciente de los chakras, y la capacidad para limpiar los chakras es una cosa realmente útil. Como dijimos hace poco, en términos de que los pensamientos son eléctricos y las emociones son magnéticas, llevamos con nosotros mucho equipaje que no nos gusta, y lo negamos, lo ponemos en la mochila de la inconsciencia, y empieza a ser muy pesado para la única persona que realmente no quiere saber que está allí, que eres tú, pero todos los demás lo ven en tu personalidad.

Entonces, si pueden hacer correr la energía por el cuerpo,  con la capacidad de limpiar un montón de equipaje sin tener que hacer demasiado trabajo, y a medida que se establecen en tiempo presente, esto se vuelve muy valioso.

Empecemos por este sistema energético.  Hay un canal de energía, un conjunto de canales, que entran desde la tierra a los pies, suben por las piernas, directamente al primer chakra y regresan hacia abajo por el cordón de arraigo.  Esto crea como un bucle en cada pierna, y empieza a funcionar de un modo en que todo empieza a limpiarse; mucha de esa lentitud en el cuerpo.

Luego hay un segundo circuito o bucle de energía; es el canal cósmico que empieza por encima de tu cabeza, creador, y es atraído hacia el chakra corona, luego baja por los canales de atrás hacia ese sexto chakra, a través de algunos canales hacia el quinto chakra, y también hacia afuera de la coronilla, y luego hacia abajo por los brazos.  De modo que jugaremos con uno por vez, así que esta es una sesión de trabajo, y los llevaré a hacer esto mientras jugamos.

De modo que empecemos hablando sobre los chakras. Según entiende la mayoría de la gente, hay siete de ellos, pero hay chakras en casi todas las articulaciones del cuerpo. El chakra es como un vehículo que permite que la energía aumente o disminuya. Los chakras, estos siete chakras, tienen un tamaño parecido al de esta moneda (muestra una moneda de medio dólar)  y funcionan de una manera en que parecen la lente de una cámara, que se abre y se cierra y se abre, se asemeja a eso. Dirigir los chakras para que se abran o cierren es algo que ustedes pueden hacer, y a medida que la energía corre por el cuerpo, la capacidad de dirigir los chakras, de empezar a administrar el flujo de energía, está mucho más disponible.

Veamos qué podemos hacer con esto. Recuéstense en su asiento, si les parece, y luego apoyen sus pies sobre el piso; lo hacen con los ojos abiertos mientras jugamos y les pediré que cierren los ojos en un segundo. Pero la energía hace esto: la energía se mueve desde la tierra, sube hacia dos chakras, uno en cada arco de los pies, y luego empieza a arremolinarse en el pie y se mueve hacia arriba por el canal a través del tobillo y hacia la rodilla. En la rodilla hay otro pequeño chakra que impulsa la energía hacia arriba, que corre por un canal hacia la cadera y entra en el primer chakra y luego baja regresando a tierra por el cordón de arraigo.

Lo bueno de esto es que no pueden cometer un error; es imposible hacer esto mal, de modo que ese es el criterio para practicar esto: no pueden hacerlo mal. Les pediré que se diviertan con esto. Simplemente tomen nota de lo que noten.

Entonces, con los pies apoyados en el piso, díganle hola a los chakras de los pies. Ahora den la orden a los dos, de modo que cada chakra se abra y se cierre, y quiero que estén concientes de sus pies antes de hacer algo más.  Tomen un par de respiraciones, tengan la sensación de los pies sobre el piso, y entonces den la orden – es exactamente eso; están dirigiendo a la energía para actuar. Así, ordenen  a los chakras de los pies, que están en el arco de cada pie, que se abran un 20%.  Ahora, tengan la sensación de que se abren.  No se apuren, diviértanse consigo mismos, y luego pongan su intención en atraer la energía de la tierra hacia los pies.  Simplemente empecemos tal vez con el pie derecho; pongan la atención en el pie derecho, y a medida que hacen subir la energía hacia el pie, y al entrar en el pie tal vez noten una sensación tibia en unos momentos o tal vez en seguida, pueden notar una sensación de cosquilleo, incluso pueden notar frescura, o no notar nada.  No hay respuesta correcta. Simplemente pongan la atención en el pie.

Recuéstense en su asiento, cierren los ojos, estén en el centro de su cabeza, y tengan curiosidad de notar qué está pasando (pausa)  y luego noten si su pie izquierdo puede estar tibio, o cosquilleando, y no se apuren; va a tomar un ratito, simplemente noten (pausa)  la energía empieza a moverse en los dedos de los pies, a arremolinarse en el pie, puede que haya una sensación eléctrica que es parte del cosquilleo. Si sienten algo, bien.  Si no sienten nada, bien.  No hay respuesta correcta.  Otra vez en ese pie derecho, dirijan la energía hacia el tobillo, empieza a arremolinarse en el tobillo.

Ahora, desde el tobillo,  nutran esa energía, es como si la estuvieran moviendo sutilmente por la pierna hacia la rodilla (pausa).  No hay apuro; puede moverse rápidamente, o puede moverse apenas. Empieza a moverse por los canales, y para muchas personas los canales en este punto están muy perezosos, no han estado conectados con la tierra de otra manera que no sea caminar sobre ella. Pero así, como jugamos aquí, ustedes son uno con la tierra, y esta es la energía de esa conectividad que está realmente anclándolos, empezando a dar una percepción de la consciencia de la tierra de un modo que la mayoría de las personas no se entera en absoluto. Simplemente permitan que se mueva hacia arriba por la pierna y entre en la rodilla.

Mira nuevamente a la pierna izquierda, podrías notar que de hecho se está moviendo en la pierna izquierda, una puede sentir un cosquilleo o calor y la otra puede no sentir nada. Nuevamente usa tu imaginación: ¿de qué color es la energía? Puede haber azules y verdes y amarillos, o ningún color; no hay respuesta única.  Una pierna puede ser amarilla, la otra roja. Puede haber colores múltiples o no haberlos (pausa). No tengan expectativas. Si no tienen sensación de la energía en esa pierna izquierda porque se está moviendo en la derecha, simplemente traigan su atención a la izquierda y háganla subir a la rodilla (pausa).Digan hola a ese pequeño chakra en la rodilla y den la orden de que gire, y empieza a entrar en movimiento y se abre, y empieza a acomodar este flujo de energía dentro de la rodilla.

Al hacer esto, las personas con problemas de rodilla suelen empezar a experimentar un nivel de comodidad que se acumula en la rodilla, empieza a acudir más energía a las partes del cuerpo que están dañadas a medida que hacen correr  esta energía.

A medida que llega a la rodilla, permítele correr por el canal hacia la cadera, el que corre directo hacia el primer chakra. Si estuvieras mirándolo como al cuadrante de un reloj, de los que tienen manecillas, el primer chakra estaría en el 6 del reloj, el punto donde está el 6 en el cuadrante, allí es donde sucede el arraigo. Los lugares del 5 y el 7 es donde los canales de las piernas entran y conectan con el primer chakra. Luego esa energía se mueve suavemente directo hacia abajo por el cordón de arraigo, de vuelta al centro de la Tierra, creando un bucle de energía y al ser nutrida se vuelve autosustentable, está  corriendo todo el tiempo. Muchos de ustedes con problema de piernas, no solo de  rodillas, de muslos, con sensaciones de electricidad, a medida que esta energía empieza a subir a las rodillas y al primer chakra, crea un equilibrio, quita un poco de la tensión eléctrica de las caderas y parece vigorizarlas.  Feliz. Otra respiración.

No se apuren; dejen que la energía se empiece a mover desde los muslos, desde las rodillas a través de los muslos, y luego a subir hasta el primer chakra. No se apuren, nútranla a medida que sube por los muslos. Otra respiración.

Y luego tomen nota de sí mismos, recuéstense, relájense, centro de la cabeza, observando, nutriendo, guiando la energía en el cuerpo  (pausa).  Díganle hola a esos chakras de los pies nuevamente y den la orden de que se abran un poquito más. Lo harán de por sí con esa orden; tengan la sensación de abrirlos otro 10 por ciento tal vez (pausa 20 segundos).  Luego noten sus tobillos, las rodillas, un punto particular donde puede haber un pequeño dolor que recién se hace consciente, un problema, empiecen a hacer correr energía por ese punto; si es un músculo, o si es un problema del tobillo o de la rodilla.  Imaginen la energía fluyendo dentro y alrededor del tobillo, dentro y alrededor de la rodilla.  (pausa 20 segundos)  Otra respiración.

Luego siéntanse divertidos, complacidos consigo mismos. Es un concepto a menudo mencionado en el curso de M. A.: estar complacido consigo mismo, gustar de uno mismo.  Si no gustas de ti, ¿quién va a hacerlo?  Entonces, bien podrías ser tú.  Pero en términos reales, gustar de ti es lo que cambia la energía, las comunicaciones con el cuerpo.  Cuando al cuerpo constantemente  se le dice que no está bien, que no trabaja para ti, que hay algo de malo con él: cómo que mi rodilla duele todo el tiempo, no estoy bien.  Empiezas a ser el comunicador con el cuerpo, a realmente creer lo que esa otra gente te dijo cuando crecías.

Cuando haces correr energía por el cuerpo, al empezar a encontrar el centro de tu cabeza, empiezas a reconocer “Estoy en ese mundo, pero no soy de ese mundo,” todo ese ruido, el miedo, el drama, ¡no es lo que yo soy!  Con tu rosa, el centro de la cabeza, empezando a permitir que la mente esté más tranquila desde ese punto de observación, ese concepto de “en el mundo pero no del mundo” va a tener mucho más sentido al avanzar.

Ahora otra respiración y… toma nota de la parte de arriba de tu cabeza.  Permite que esta energía de los canales de las piernas siga moviéndose por las piernas y bajando por el cordón de arraigo, y subiendo por los chakras de los pies.  Y ¿le dirías hola al Creador?  ¿Le dirías hola a esa consciencia cósmica, y pondrías una intención en atraer la luz del Creador para que entre directo por tu chakra corona, ese lugar suave arriba de tu cabeza, donde los bebés tienen esa zona realmente blanda?  Luego se cierra, pero cuando eres bebé pequeñito estás plenamente conectado, y luego te vuelves terrestre y con el tiempo ese hueso del cráneo empieza a cubrir el chakra corona.

Ahora atrae esa energía que baja hacia el sexto chakra y baja directamente a la parte de atrás de la columna, hay una vértebra grande justo a la altura de los hombros, la séptima cervical, la energía viene de ese sexto chakra directo por el frente de la columna, esa séptima cervical, justo detrás del quinto chakra, y sigue hacia abajo detrás del quinto chakra y bajando detrás del cuarto chakra.

No se apuren; suavemente empiecen a atraer la energía hacia abajo por el canal de atrás. No entra en los chakras, está en el frente de la columna y sin embargo detrás de los chakras. Y otra vez puedes sentir una sensación cálida, tal vez de cosquilleo. Esto se mueve hacia abajo lentamente, desde ese cuarto chakra se mueve hacia abajo detrás del tercer chakra.  El tercer chakra está en el plexo solar donde se juntan las costillas, justo delante de la columna. (pausa)  Luego continúa bajando desde detrás del tercer chakra, por detrás del segundo chakra. El segundo chakra está más o menos – encuentren su ombligo – unos dos dedos por debajo del ombligo. Atrás, contra la columna, está el segundo chakra.

No se apuren; la energía se está moviendo en los canales de las piernas, y ustedes empiezan a nutrirla y a abrir estos canales de atrás.

Luego continúen bajando la energía al primer chakra, realmente entra al primer chakra y empieza a arremolinarse alrededor del primer chakra y luego da una vuelta en U, y donde estarían el 3 y el 9 en el cuadrante de un reloj, la energía empieza a moverse subiendo por los canales de adelante.

Así  baja y entra al primer chakra, gira y luego por el 3 y el 9, hay dos canales, un canal en cada punto, y esos canales suben al segundo chakra, otra vez tocando sus puntos 3 y 9.

Ahora dirijan la energía para que suba por esos canales de adelante, y cuando sube al segundo chakra la energía entra en ese segundo chakra y empieza a girar(pausa) y empieza a agregar energía de fuerza de vida en esos chakras (pausa)  y continúen subiendo la energía desde ese segundo chakra tocando esos dos puntos 3 y 9 en el tercer chakra,  y empieza a girar en ese tercer chakra.

En este punto el cuerpo se está calmando un poco y empieza a crear una estabilidad, (pausa)  y en ese tercer chakra simplemente la nutren, la ven, la sienten, esa energía subiendo hacia el área del esternón donde se encuentra el cuarto chakra, justo por detrás del hueso del pecho. Nuevamente, toca el 3 y el 9 en ese cuarto chakra. (pausa)  Una linda respiración (pausa)   y si hay pensamientos en su cabeza, déjenlos allí, y tan pronto como los reconocen, lleven su atención de nuevo a esta energía que sube por estos canales.  Y empiecen a tener esto bien claro: no pueden hacer esto mal; es imposible equivocarse.  Lo que están haciendo, en cambio, es empezar a tomar consciencia de sí mismos y mucho de esa inconsciencia que se asienta en esos canales empieza a irse, y al irse les llama la atención. Simplemente noten esos pensamientos; puede que sean pensamientos realmente viejos sobre cosas que no tienen nada que ver con ustedes en absoluto, y se están yendo. Si hay magia, esta es una magia en que estas energías empiezan a empujar hacia afuera la energía que no se les parece, energía que no es como ustedes; todo lo que vibre a una tasa menor que el bienestar en su estado de consciencia, en ese sistema de guía interna y en el corazón, se neutraliza.

Ahora bien; se requiere un poco de armado; esto no es un almuerzo gratis, hace falta trabajarlo. Ahora sigan trayendo esa energía hacia arriba desde el cuarto chakra a los puntos 3 y 9 del quinto chakra; déjenla girar en el quinto chakra.  Mientras ocurre esto, empiezan a limpiar muchos de esos patrones que dicen: ” No hables; no te doy permiso; no tienes que hablar con esos; no sabes de qué estás hablando.”  Aquí está el centro de comunicación, el quinto chakra; muchas veces aquí hay una falta de permiso para decir la propia verdad.  Pero al correr esta energía cósmica, esta luz del Creador por estos canales, se empiezan a romper estos patrones.

Otra respiración (pausa). Y luego siguen desde el quinto chakra, subiendo la energía por los mismos dos canales directo al sexto chakra, tocando de nuevo los puntos 9 y 3, y la energía empieza a girar dentro de ese sexto chakra.  Este es el lugar donde las personas suelen entrometerse en sus cabezas. “No me veas, deja de mirar hacia aquí; no veas eso.”  Esos mensajes se alojan en ese sexto chakra. “No te doy permiso para ver esto.” (pausa)   Esto empezará a abrir tu clarividencia – ver claro, clarividencia (pausa).

Luego permitan que siga moviéndose al chakra corona y se conecte en el chakra corona y en ese punto sigue fluyendo hacia arriba, unas 18 pulgadas – ¿qué sería eso? unos 40 cm. – y luego surge como una fuente en la parte superior del aura, fluye hacia afuera y hacia alrededor y por toda el aura. ¡Realmente es muy hermoso!  Este es quien yo soy; empiezas a conocerte a ti mismo.

Ahora permitan que siga fluyendo y lleven su atención de nuevo a ese quinto chakra, y en los puntos 3 y 9 del quinto chakra hay otro conjunto de canales, y estos se mueven a través de los hombros, cada uno hacia el brazo correspondiente.  Pasan por el hombro hacia abajo a un chakra pequeño en el codo, otro chakra pequeño en la muñeca, y luego a los chakras de las manos, justamente en la palma de cada mano hay un chakra.  Pero empecemos primero dirigiendo esta energía para que se mueva desde el quinto chakra y lo haremos en un brazo por vez, para que puedan familiarizarse; pasando por el hombro derecho, y den la orden al chakra de la mano que se abra. Tengan la sensación de que se abre, y que la energía empieza a fluir hacia el hombro, estas energías son muy benéficas para las articulaciones donde podría haber dolor o lentitud. Tómense su tiempo, no se apuren.

Y la energía empieza a moverse desde el hombro, bajando por la parte de bíceps y tríceps hacia el chakra del codo, y permitan que las manos se abran frente a ustedes, tal vez con una sensación de cosquilleo o calor.  A veces puede ser verde, otras veces naranja. No hay respuesta correcta.

Nuevamente girando, esa energía en el codo derecho se mueve por el antebrazo hacia la muñeca. No hay apuro, cuanto más despacio van, más pronto llegan.(pausa) Luego abran ese chakra de la mano un poquito más y tengan la sensación de esta energía fluyendo hacia afuera de las manos, saliendo por los dedos.

Lleven su atención al hombro izquierdo; puede que descubran que la energía ya está corriendo por ese brazo, y si no lo está haciendo diríjanla hacia el codo, y bajando hacia la muñeca, y a salir por el chakra de la mano y por los dedos.

Una linda respiración suave (pausa)  y esto es todo un espacio tranquilo.  Si están pensando, tan pronto se descubren pensando, regresen a esa cuarta capa de pensamiento. No hay apuro, esto no es un espacio para resolver problemas. Es un espacio donde pueden prestar atención a sí mismos y darse a sí mismos.  Mucho es lo que está ocurriendo; hay un equilibrio, una eliminación de la  vibración que no es suya. Hay mucha limpieza que va a continuar.  Hay un rejuvenecimiento, una sanación. Darse a uno. Es el paso inicial, mucho más que disponible, pero aquí: “Yo estoy aquí, dándome a mí”(pausa)  otra respiración.

Ahora  fíjense si están en el centro de su cabeza y quédense allí. Tomen conciencia de la rosa al borde de su aura, esa rosa recorre todo a su alrededor en un patrón circular; no es una simple rosa, es una energía, pero ustedes tienen la sensación de estar en su espacio. Arraigados, con las energías fluyendo en los canales de las piernas y volviendo a bajar por el cordón de arraigo. La energía de la fuente creadora, la luz del creador bajando por la corona, corriendo por los canales de atrás y subiendo por los dos canales de adelante hasta arriba de la cabeza, y corriendo por los brazos y las manos.

Están creando un espacio en el que pueden deambular; esta energía no solo sucede cuando se sientan; esto es darse a sí mismos, recrearse a sí mismos, establecer el lugar para recordarse a sí mismos.

Ahora encuentren un sentimiento de aprecio, de gratitud, un “me gusto” muy simple, solo sientan ese sentimiento. Nada que hacer excepto sentir ese sentimiento (pausa).

 Luego, sin cambiar nada realmente, tomen conciencia de sí mismos en el centro de su cabeza y prepárense para abrir los ojos; llévense al lugar donde se dan cuenta de estar en la habitación, “aquí estoy.”  Y luego, con la próxima respiración, o dos, respiren abriendo los ojos y tomen conciencia de sí mismos; no vean la habitación, déjenla quedar un poco fuera de foco. Sostengan la atención en la energía que corre por el cuerpo. Luego permitan que los ojos empiecen a ver la habitación. Después muevan los dedos de los pies, abran y cierren las manos, muevan la nariz (técnica espiritual muy avanzada, no queremos apurarnos con esa, pero sí, eso de mover la nariz es bastante importante).  Me gusto.

Ahora bien, permitan que este espacio llegue a ustedes, que este espacio sea donde se dan a sí mismos. Todas estas piezas empiezan a encajar, y desde aquí consiguen andar por todos lados y estar en el mundo, pero este concepto de no ser de ese mundo empezará a tener más sentido a medida que le añadimos un par de piezas más en las próximas sesiones.

Entonces disfruten de esto, hagan de esto una práctica; no necesita ser tan largo como hoy; háganlo por 10 minutos, simplemente traigan la energía a correr por el cuerpo, a recorrer los canales, pero tomen esos 10 minutos para dárselos a sí mismos, en la mañana: empiecen su día desde este espacio. Otra sugerencia: terminen su día desde este espacio, porque cuando se van a dormir por la noche desde este espacio, empiezan a permitirse tener acceso a aspectos de ese lugar etérico al que no pueden acceder desde su espacio cotidiano de estar alterados, enojados, de ser empujados, desafiados, preocupados, y luego ir a dormir.  Lleva un rato salirse de todo eso. Pero irse a dormir desde este lugar es una experiencia diferente.

De modo que, hasta la próxima vez, vayan y jueguen con esto, creo que les gustará lo que van a crear.

 

 

muy preciso al empezar a conocerte a ti mismo. Pero con este aspecto de hacer correr la energía por el cuerpo – hay un número de canales en el cuerpo – empiezas a tener un poco más de percepción conciente de los chakras, y la capacidad para limpiar los chakras es una cosa realmente útil. Como dijimos hace poco, en términos de que los pensamientos son eléctricos y las emociones son magnéticas, llevamos con nosotros mucho equipaje que no nos gusta, y lo negamos, lo ponemos en la mochila de la inconsciencia, y empieza a ser muy pesado para la única persona que realmente no quiere saber que está allí, que eres tú, pero todos los demás lo ven en tu personalidad.

Entonces, si pueden hacer correr la energía por el cuerpo,  con la capacidad de limpiar un montón de equipaje sin tener que hacer demasiado trabajo, y a medida que se establecen en tiempo presente, esto se vuelve muy valioso.

Empecemos por este sistema energético.  Hay un canal de energía, un conjunto de canales, que entran desde la tierra a los pies, suben por las piernas, directamente al primer chakra y regresan hacia abajo por el cordón de arraigo.  Esto crea como un bucle en cada pierna, y empieza a funcionar de un modo en que todo empieza a limpiarse; mucha de esa lentitud en el cuerpo.

Luego hay un segundo circuito o bucle de energía; es el canal cósmico que empieza por encima de tu cabeza, creador, y es atraído hacia el chakra corona, luego baja por los canales de atrás hacia ese sexto chakra, a través de algunos canales hacia el quinto chakra, y también hacia afuera de la coronilla, y luego hacia abajo por los brazos.  De modo que jugaremos con uno por vez, así que esta es una sesión de trabajo, y los llevaré a hacer esto mientras jugamos.

De modo que empecemos hablando sobre los chakras. Según entiende la mayoría de la gente, hay siete de ellos, pero hay chakras en casi todas las articulaciones del cuerpo. El chakra es como un vehículo que permite que la energía aumente o disminuya. Los chakras, estos siete chakras, tienen un tamaño parecido al de esta moneda (muestra una moneda de medio dólar)  y funcionan de una manera en que parecen la lente de una cámara, que se abre y se cierra y se abre, se asemeja a eso. Dirigir los chakras para que se abran o cierren es algo que ustedes pueden hacer, y a medida que la energía corre por el cuerpo, la capacidad de dirigir los chakras, de empezar a administrar el flujo de energía, está mucho más disponible.

Veamos qué podemos hacer con esto. Recuéstense en su asiento, si les parece, y luego apoyen sus pies sobre el piso; lo hacen con los ojos abiertos mientras jugamos y les pediré que cierren los ojos en un segundo. Pero la energía hace esto: la energía se mueve desde la tierra, sube hacia dos chakras, uno en cada arco de los pies, y luego empieza a arremolinarse en el pie y se mueve hacia arriba por el canal a través del tobillo y hacia la rodilla. En la rodilla hay otro pequeño chakra que impulsa la energía hacia arriba, que corre por un canal hacia la cadera y entra en el primer chakra y luego baja regresando a tierra por el cordón de arraigo.

Lo bueno de esto es que no pueden cometer un error; es imposible hacer esto mal, de modo que ese es el criterio para practicar esto: no pueden hacerlo mal. Les pediré que se diviertan con esto. Simplemente tomen nota de lo que noten.

Entonces, con los pies apoyados en el piso, díganle hola a los chakras de los pies. Ahora den la orden a los dos, de modo que cada chakra se abra y se cierre, y quiero que estén concientes de sus pies antes de hacer algo más.  Tomen un par de respiraciones, tengan la sensación de los pies sobre el piso, y entonces den la orden – es exactamente eso; están dirigiendo a la energía para actuar. Así, ordenen  a los chakras de los pies, que están en el arco de cada pie, que se abran un 20%.  Ahora, tengan la sensación de que se abren.  No se apuren, diviértanse consigo mismos, y luego pongan su intención en atraer la energía de la tierra hacia los pies.  Simplemente empecemos tal vez con el pie derecho; pongan la atención en el pie derecho, y a medida que hacen subir la energía hacia el pie, y al entrar en el pie tal vez noten una sensación tibia en unos momentos o tal vez en seguida, pueden notar una sensación de cosquilleo, incluso pueden notar frescura, o no notar nada.  No hay respuesta correcta. Simplemente pongan la atención en el pie.

Recuéstense en su asiento, cierren los ojos, estén en el centro de su cabeza, y tengan curiosidad de notar qué está pasando (pausa)  y luego noten si su pie izquierdo puede estar tibio, o cosquilleando, y no se apuren; va a tomar un ratito, simplemente noten (pausa)  la energía empieza a moverse en los dedos de los pies, a arremolinarse en el pie, puede que haya una sensación eléctrica que es parte del cosquilleo. Si sienten algo, bien.  Si no sienten nada, bien.  No hay respuesta correcta.  Otra vez en ese pie derecho, dirijan la energía hacia el tobillo, empieza a arremolinarse en el tobillo.

Ahora, desde el tobillo,  nutran esa energía, es como si la estuvieran moviendo sutilmente por la pierna hacia la rodilla (pausa).  No hay apuro; puede moverse rápidamente, o puede moverse apenas. Empieza a moverse por los canales, y para muchas personas los canales en este punto están muy perezosos, no han estado conectados con la tierra de otra manera que no sea caminar sobre ella. Pero así, como jugamos aquí, ustedes son uno con la tierra, y esta es la energía de esa conectividad que está realmente anclándolos, empezando a dar una percepción de la consciencia de la tierra de un modo que la mayoría de las personas no se entera en absoluto. Simplemente permitan que se mueva hacia arriba por la pierna y entre en la rodilla.

Mira nuevamente a la pierna izquierda, podrías notar que de hecho se está moviendo en la pierna izquierda, una puede sentir un cosquilleo o calor y la otra puede no sentir nada. Nuevamente usa tu imaginación: ¿de qué color es la energía? Puede haber azules y verdes y amarillos, o ningún color; no hay respuesta única.  Una pierna puede ser amarilla, la otra roja. Puede haber colores múltiples o no haberlos (pausa). No tengan expectativas. Si no tienen sensación de la energía en esa pierna izquierda porque se está moviendo en la derecha, simplemente traigan su atención a la izquierda y háganla subir a la rodilla (pausa).Digan hola a ese pequeño chakra en la rodilla y den la orden de que gire, y empieza a entrar en movimiento y se abre, y empieza a acomodar este flujo de energía dentro de la rodilla.

Al hacer esto, las personas con problemas de rodilla suelen empezar a experimentar un nivel de comodidad que se acumula en la rodilla, empieza a acudir más energía a las partes del cuerpo que están dañadas a medida que hacen correr  esta energía.

A medida que llega a la rodilla, permítele correr por el canal hacia la cadera, el que corre directo hacia el primer chakra. Si estuvieras mirándolo como al cuadrante de un reloj, de los que tienen manecillas, el primer chakra estaría en el 6 del reloj, el punto donde está el 6 en el cuadrante, allí es donde sucede el arraigo. Los lugares del 5 y el 7 es donde los canales de las piernas entran y conectan con el primer chakra. Luego esa energía se mueve suavemente directo hacia abajo por el cordón de arraigo, de vuelta al centro de la Tierra, creando un bucle de energía y al ser nutrida se vuelve autosustentable, está  corriendo todo el tiempo. Muchos de ustedes con problema de piernas, no solo de  rodillas, de muslos, con sensaciones de electricidad, a medida que esta energía empieza a subir a las rodillas y al primer chakra, crea un equilibrio, quita un poco de la tensión eléctrica de las caderas y parece vigorizarlas.  Feliz. Otra respiración.

No se apuren; dejen que la energía se empiece a mover desde los muslos, desde las rodillas a través de los muslos, y luego a subir hasta el primer chakra. No se apuren, nútranla a medida que sube por los muslos. Otra respiración.

Y luego tomen nota de sí mismos, recuéstense, relájense, centro de la cabeza, observando, nutriendo, guiando la energía en el cuerpo  (pausa).  Díganle hola a esos chakras de los pies nuevamente y den la orden de que se abran un poquito más. Lo harán de por sí con esa orden; tengan la sensación de abrirlos otro 10 por ciento tal vez (pausa 20 segundos).  Luego noten sus tobillos, las rodillas, un punto particular donde puede haber un pequeño dolor que recién se hace consciente, un problema, empiecen a hacer correr energía por ese punto; si es un músculo, o si es un problema del tobillo o de la rodilla.  Imaginen la energía fluyendo dentro y alrededor del tobillo, dentro y alrededor de la rodilla.  (pausa 20 segundos)  Otra respiración.

Luego siéntanse divertidos, complacidos consigo mismos. Es un concepto a menudo mencionado en el curso de M. A.: estar complacido consigo mismo, gustar de uno mismo.  Si no gustas de ti, ¿quién va a hacerlo?  Entonces, bien podrías ser tú.  Pero en términos reales, gustar de ti es lo que cambia la energía, las comunicaciones con el cuerpo.  Cuando al cuerpo constantemente  se le dice que no está bien, que no trabaja para ti, que hay algo de malo con él: cómo que mi rodilla duele todo el tiempo, no estoy bien.  Empiezas a ser el comunicador con el cuerpo, a realmente creer lo que esa otra gente te dijo cuando crecías.

Cuando haces correr energía por el cuerpo, al empezar a encontrar el centro de tu cabeza, empiezas a reconocer “Estoy en ese mundo, pero no soy de ese mundo,” todo ese ruido, el miedo, el drama, ¡no es lo que yo soy!  Con tu rosa, el centro de la cabeza, empezando a permitir que la mente esté más tranquila desde ese punto de observación, ese concepto de “en el mundo pero no del mundo” va a tener mucho más sentido al avanzar.

Ahora otra respiración y… toma nota de la parte de arriba de tu cabeza.  Permite que esta energía de los canales de las piernas siga moviéndose por las piernas y bajando por el cordón de arraigo, y subiendo por los chakras de los pies.  Y ¿le dirías hola al Creador?  ¿Le dirías hola a esa consciencia cósmica, y pondrías una intención en atraer la luz del Creador para que entre directo por tu chakra corona, ese lugar suave arriba de tu cabeza, donde los bebés tienen esa zona realmente blanda?  Luego se cierra, pero cuando eres bebé pequeñito estás plenamente conectado, y luego te vuelves terrestre y con el tiempo ese hueso del cráneo empieza a cubrir el chakra corona.

Ahora atrae esa energía que baja hacia el sexto chakra y baja directamente a la parte de atrás de la columna, hay una vértebra grande justo a la altura de los hombros, la séptima cervical, la energía viene de ese sexto chakra directo por el frente de la columna, esa séptima cervical, justo detrás del quinto chakra, y sigue hacia abajo detrás del quinto chakra y bajando detrás del cuarto chakra.

No se apuren; suavemente empiecen a atraer la energía hacia abajo por el canal de atrás. No entra en los chakras, está en el frente de la columna y sin embargo detrás de los chakras. Y otra vez puedes sentir una sensación cálida, tal vez de cosquilleo. Esto se mueve hacia abajo lentamente, desde ese cuarto chakra se mueve hacia abajo detrás del tercer chakra.  El tercer chakra está en el plexo solar donde se juntan las costillas, justo delante de la columna. (pausa)  Luego continúa bajando desde detrás del tercer chakra, por detrás del segundo chakra. El segundo chakra está más o menos – encuentren su ombligo – unos dos dedos por debajo del ombligo. Atrás, contra la columna, está el segundo chakra.

No se apuren; la energía se está moviendo en los canales de las piernas, y ustedes empiezan a nutrirla y a abrir estos canales de atrás.

Luego continúen bajando la energía al primer chakra, realmente entra al primer chakra y empieza a arremolinarse alrededor del primer chakra y luego da una vuelta en U, y donde estarían el 3 y el 9 en el cuadrante de un reloj, la energía empieza a moverse subiendo por los canales de adelante.

Así  baja y entra al primer chakra, gira y luego por el 3 y el 9, hay dos canales, un canal en cada punto, y esos canales suben al segundo chakra, otra vez tocando sus puntos 3 y 9.

Ahora dirijan la energía para que suba por esos canales de adelante, y cuando sube al segundo chakra la energía entra en ese segundo chakra y empieza a girar(pausa) y empieza a agregar energía de fuerza de vida en esos chakras (pausa)  y continúen subiendo la energía desde ese segundo chakra tocando esos dos puntos 3 y 9 en el tercer chakra,  y empieza a girar en ese tercer chakra.

En este punto el cuerpo se está calmando un poco y empieza a crear una estabilidad, (pausa)  y en ese tercer chakra simplemente la nutren, la ven, la sienten, esa energía subiendo hacia el área del esternón donde se encuentra el cuarto chakra, justo por detrás del hueso del pecho. Nuevamente, toca el 3 y el 9 en ese cuarto chakra. (pausa)  Una linda respiración (pausa)   y si hay pensamientos en su cabeza, déjenlos allí, y tan pronto como los reconocen, lleven su atención de nuevo a esta energía que sube por estos canales.  Y empiecen a tener esto bien claro: no pueden hacer esto mal; es imposible equivocarse.  Lo que están haciendo, en cambio, es empezar a tomar consciencia de sí mismos y mucho de esa inconsciencia que se asienta en esos canales empieza a irse, y al irse les llama la atención. Simplemente noten esos pensamientos; puede que sean pensamientos realmente viejos sobre cosas que no tienen nada que ver con ustedes en absoluto, y se están yendo. Si hay magia, esta es una magia en que estas energías empiezan a empujar hacia afuera la energía que no se les parece, energía que no es como ustedes; todo lo que vibre a una tasa menor que el bienestar en su estado de consciencia, en ese sistema de guía interna y en el corazón, se neutraliza.

Ahora bien; se requiere un poco de armado; esto no es un almuerzo gratis, hace falta trabajarlo. Ahora sigan trayendo esa energía hacia arriba desde el cuarto chakra a los puntos 3 y 9 del quinto chakra; déjenla girar en el quinto chakra.  Mientras ocurre esto, empiezan a limpiar muchos de esos patrones que dicen: ” No hables; no te doy permiso; no tienes que hablar con esos; no sabes de qué estás hablando.”  Aquí está el centro de comunicación, el quinto chakra; muchas veces aquí hay una falta de permiso para decir la propia verdad.  Pero al correr esta energía cósmica, esta luz del Creador por estos canales, se empiezan a romper estos patrones.

Otra respiración (pausa). Y luego siguen desde el quinto chakra, subiendo la energía por los mismos dos canales directo al sexto chakra, tocando de nuevo los puntos 9 y 3, y la energía empieza a girar dentro de ese sexto chakra.  Este es el lugar donde las personas suelen entrometerse en sus cabezas. “No me veas, deja de mirar hacia aquí; no veas eso.”  Esos mensajes se alojan en ese sexto chakra. “No te doy permiso para ver esto.” (pausa)   Esto empezará a abrir tu clarividencia – ver claro, clarividencia (pausa).

Luego permitan que siga moviéndose al chakra corona y se conecte en el chakra corona y en ese punto sigue fluyendo hacia arriba, unas 18 pulgadas – ¿qué sería eso? unos 40 cm. – y luego surge como una fuente en la parte superior del aura, fluye hacia afuera y hacia alrededor y por toda el aura. ¡Realmente es muy hermoso!  Este es quien yo soy; empiezas a conocerte a ti mismo.

Ahora permitan que siga fluyendo y lleven su atención de nuevo a ese quinto chakra, y en los puntos 3 y 9 del quinto chakra hay otro conjunto de canales, y estos se mueven a través de los hombros, cada uno hacia el brazo correspondiente.  Pasan por el hombro hacia abajo a un chakra pequeño en el codo, otro chakra pequeño en la muñeca, y luego a los chakras de las manos, justamente en la palma de cada mano hay un chakra.  Pero empecemos primero dirigiendo esta energía para que se mueva desde el quinto chakra y lo haremos en un brazo por vez, para que puedan familiarizarse; pasando por el hombro derecho, y den la orden al chakra de la mano que se abra. Tengan la sensación de que se abre, y que la energía empieza a fluir hacia el hombro, estas energías son muy benéficas para las articulaciones donde podría haber dolor o lentitud. Tómense su tiempo, no se apuren.

Y la energía empieza a moverse desde el hombro, bajando por la parte de bíceps y tríceps hacia el chakra del codo, y permitan que las manos se abran frente a ustedes, tal vez con una sensación de cosquilleo o calor.  A veces puede ser verde, otras veces naranja. No hay respuesta correcta.

Nuevamente girando, esa energía en el codo derecho se mueve por el antebrazo hacia la muñeca. No hay apuro, cuanto más despacio van, más pronto llegan.(pausa) Luego abran ese chakra de la mano un poquito más y tengan la sensación de esta energía fluyendo hacia afuera de las manos, saliendo por los dedos.

Lleven su atención al hombro izquierdo; puede que descubran que la energía ya está corriendo por ese brazo, y si no lo está haciendo diríjanla hacia el codo, y bajando hacia la muñeca, y a salir por el chakra de la mano y por los dedos.

Una linda respiración suave (pausa)  y esto es todo un espacio tranquilo.  Si están pensando, tan pronto se descubren pensando, regresen a esa cuarta capa de pensamiento. No hay apuro, esto no es un espacio para resolver problemas. Es un espacio donde pueden prestar atención a sí mismos y darse a sí mismos.  Mucho es lo que está ocurriendo; hay un equilibrio, una eliminación de la  vibración que no es suya. Hay mucha limpieza que va a continuar.  Hay un rejuvenecimiento, una sanación. Darse a uno. Es el paso inicial, mucho más que disponible, pero aquí: “Yo estoy aquí, dándome a mí”(pausa)  otra respiración.

Ahora  fíjense si están en el centro de su cabeza y quédense allí. Tomen conciencia de la rosa al borde de su aura, esa rosa recorre todo a su alrededor en un patrón circular; no es una simple rosa, es una energía, pero ustedes tienen la sensación de estar en su espacio. Arraigados, con las energías fluyendo en los canales de las piernas y volviendo a bajar por el cordón de arraigo. La energía de la fuente creadora, la luz del creador bajando por la corona, corriendo por los canales de atrás y subiendo por los dos canales de adelante hasta arriba de la cabeza, y corriendo por los brazos y las manos.

Están creando un espacio en el que pueden deambular; esta energía no solo sucede cuando se sientan; esto es darse a sí mismos, recrearse a sí mismos, establecer el lugar para recordarse a sí mismos.

Ahora encuentren un sentimiento de aprecio, de gratitud, un “me gusto” muy simple, solo sientan ese sentimiento. Nada que hacer excepto sentir ese sentimiento (pausa).

 Luego, sin cambiar nada realmente, tomen conciencia de sí mismos en el centro de su cabeza y prepárense para abrir los ojos; llévense al lugar donde se dan cuenta de estar en la habitación, “aquí estoy.”  Y luego, con la próxima respiración, o dos, respiren abriendo los ojos y tomen conciencia de sí mismos; no vean la habitación, déjenla quedar un poco fuera de foco. Sostengan la atención en la energía que corre por el cuerpo. Luego permitan que los ojos empiecen a ver la habitación. Después muevan los dedos de los pies, abran y cierren las manos, muevan la nariz (técnica espiritual muy avanzada, no queremos apurarnos con esa, pero sí, eso de mover la nariz es bastante importante).  Me gusto.

Ahora bien, permitan que este espacio llegue a ustedes, que este espacio sea donde se dan a sí mismos. Todas estas piezas empiezan a encajar, y desde aquí consiguen andar por todos lados y estar en el mundo, pero este concepto de no ser de ese mundo empezará a tener más sentido a medida que le añadimos un par de piezas más en las próximas sesiones.

Entonces disfruten de esto, hagan de esto una práctica; no necesita ser tan largo como hoy; háganlo por 10 minutos, simplemente traigan la energía a correr por el cuerpo, a recorrer los canales, pero tomen esos 10 minutos para dárselos a sí mismos, en la mañana: empiecen su día desde este espacio. Otra sugerencia: terminen su día desde este espacio, porque cuando se van a dormir por la noche desde este espacio, empiezan a permitirse tener acceso a aspectos de ese lugar etérico al que no pueden acceder desde su espacio cotidiano de estar alterados, enojados, de ser empujados, desafiados, preocupados, y luego ir a dormir.  Lleva un rato salirse de todo eso. Pero irse a dormir desde este lugar es una experiencia diferente.

De modo que, hasta la próxima vez, vayan y jueguen con esto, creo que les gustará lo que van a crear.

Transcripción del video y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

———————-

Parte 9  – Palabras

¡Hola! Bienvenidos otra vez. Qué bueno que estén aquí.

Déjenme hacerles una pregunta: si pudieran tener cualquier cosa que quisieran, si pudieran vivir su vida como quisieran, experimentarse a sí mismos como les gustara, ¿cómo sería eso? ¿Cómo se sentiría eso?

Ahora bien; dejemos afuera la cuestión de lo material, “quiero viajar todo lo que quiera, dinero, auto nuevo, una casa nueva” ; dejemos todas esas cosas fuera de la mesa por un momento. Si pudieran tener su experiencia de vida como les gustara, ¿cómo sería?

Le he formulado esa pregunta a muchas personas a lo largo de los años, y sacamos las cosas materiales, y parece reducirse a algunas cosas muy específicas: me gustaría ser feliz, me gustaría sentirme seguro, me gustaría tener permiso, me gustaría estar con otras personas, me gustaría reír, me gustaría tener cocreación, cooperación, me gustaría experimentar dignidad, integridad y respeto. Me gustaría tratarme con la gente en forma bondadosa, me gustaría tener una sensación de aprecio, me gustaría tener una maravillosa cena que empiece a las 6 y en la que nos reímos y nos divertimos unos con otros, nos reímos, y también alguien dice “Pero si ya son las dos de la mañana”  “No, imposible, si recién empezamos.”  Como ven, eso es tiempo presente; todos están de tal modo en tiempo presente que el tiempo parece no tener sentido.

Entonces, esto de ser feliz, me gustaría ser apreciado y reír, tener comodidad y bienestar en mi espacio, estar bien, es realmente lo que todos quieren, no importa dónde estén en el mundo. Cuando realmente  lo reduces a esto, esa sería la respuesta, y virtualmente todos dicen: “Oh, algunos sufren mucho dolor, no pueden llegar a ese espacio todavía, pero en su mayor parte, eso es lo que quieren.”

Entonces, ¿por qué no vivimos nuestras vidas en ese estado? ¿Por qué no somos felices todo el tiempo?  Verán, esta es la realidad tridimensional en que vivimos. Una de las cosas que impiden que se sientan seguros, que tengan permiso, que se experimenten a sí mismos, es ese precoz mamá/papá/maestra/sacerdote, el mundo, diciendo muy claramente: “Mira, aquí te hago este regalo: no estás bien, algo anda mal contigo, no eres atractivo, no encajas, etc.”  Entonces sucede que inconscientemente estamos siempre defendiéndonos, evitando quedarnos en la limitación, en la carencia, en la pequeñez, y que no me digan que no estoy bien.

¿Qué tal si pudieras empezar a crear un mecanismo, una plataforma, que te permitiera realmente salir de ese espacio tridimensional?  Oh, estás enterado de este espacio tridimensional, vas a trabajar, tienes relaciones, lo haces, pero ¿qué tal si pudieras empezar a construir una plataforma que te permitiera crear una sensación de bienestar mientras estás observando el mundo a tu alrededor pero no enganchándote demasiado con el mundo a tu alrededor?

Ahora bien,  aquí es donde estas herramientas que empiezas a descubrir juegan un papel importante. Como he dicho varias veces, si me puedo quedar en mi lado de mi espacio – aquello es el mundo, esto soy yo – en el centro de mi cabeza, en la cuarta capa de pensamiento, arraigado y en tiempo presente, voy a tener opción, y en este espacio de opción sucede que a veces, aunque nos sigan volteando a ese lugar tridimensional,  yo elijo no estar allí. Pero alguien dice, “Tienes una nariz rara” desde alguna dirección donde no había oído eso antes, y me voltean fuera de mi espacio. Y me pongo a la defensiva, y voy a “esto no es seguro, tengo miedo, estoy inseguro.”  ¿Conocen esos sentimientos, esas sensaciones?

Entonces, en ese espacio tridimensional realmente nos vamos aletargando. Vivimos una vida, pero realmente no estamos comprometidos en gran medida. Algunos de ustedes puede que sí, pero la persona común está como adormecida. La persona promedio vive en lo normal. Son normales: puedo trabajar, tengo alguna relación, miro televisión, voy a casa, me voy a la cama. ¡Bastante normal!  Tengo una vida normal. Pero en cierto modo, no es para ser normales que hemos venido aquí.  No vinimos para simplemente aceptar lo que nos dejan en la puerta cada mañana.

De modo que, al empezar a jugar con estas herramientas, empiezas a crear opciones. Hay otro aspecto de esto que se vuelve constructivo. La oportunidad de empezar a recrearse uno mismo, recordarse, reconstruirse uno mismo, realinearse, pero especialmente empezar a recordar quién es uno.  Este proceso básicamente es empezar a reconocer algo que la mayoría de la gente evita: su  sentimiento. ¿Cómo me siento? Bueno, no me gusta sentir, porque cuando siento empiezo a recordar cosas que no quiero recordar.  Pero si ser feliz es el punto, y si uno ha sido feliz, ¿por qué no puede aferrarse a ser feliz por el tiempo que quiera?  Bueno, feliz es en realidad una palabra de alta 4ª dimensión, o 5ª dimensión, tiene expresión, tiene emoción, tiene entusiasmo. Está bien, es difícil sostenerla por largo tiempo, porque nos caemos de vuelta en “lo normal.”

En este espacio donde quiero jugar, estos aspectos de las palabras dignidad, respeto, aprecio, gratitud, integridad, feliz, empiezan a ser construcciones que en la 3ª dimensión son intelectuales y a veces se siente “Ah, tengo un buen día, me siento feliz”, pero muchas veces suele ser mínimo. ¿Qué tal si pudieras construir una plataforma?  Verás: cuando entras en la 4ª dimensión, en ese espacio de tiempo presente, y tienes opciones, entonces está la capacidad de sostener tu punto de atención en lo que intentas, y “feliz”, empieza a estar disponible. Cuando entras en esa experiencia de 4ª dimensión, feliz y muchas de esas otras palabras con las que jugaremos en un momento tienen una sensación dinámica, empiezan a desenvolverse de modo distinto de lo que son solo palabras dichas.

Entonces, cuando llevas eso a un espacio de 5ª dimensión, palabras como facilidad o disfrute, o feliz, seguro, capaz, misericordioso, estas palabras de pronto tienen sentimiento así como una sensación dinámica de presencia. Empiezan a tener una expresión viviente que tú sientes.

De modo que veamos qué podemos hacer para empezar a crear una plataforma que te permita salir de la 3ª dimensión y empezar a crear una expresión dinámica, si te parece.  Pero antes de eso, una cosa más.  Una de las cosas que suceden es eso de que no estás bien, que la gente dice que no estás bien y lo aceptas y luego no te sientes muy bien en tu espacio.  Recuerda que los pensamientos son eléctricos y las emociones son magnéticas, y empezaste a dar cuerda a ese campo electromagnético, “no estoy bien, no estoy bien, ¿no estoy bien?”  Sucede que cuando empiezas a entrar en esta expresión de la dimensión 4ª superior o 5ª, todo eso de “no estoy bien” no se puede sostener, simplemente no puede seguir estando en ese espacio.  No se puede estar en bienestar, estar feliz, con entusiasmo, con risas, y sostener la atención en la ira, la furia, el resentimiento.  No se puede estar en “me gusto” y sostener eso de “no me gusto.”

Ahora bien, tú conoces la otra expresión, esto de “no me gusta lo que estoy haciendo, estoy infeliz, estoy enojado, frustrado”,  mucho de esa estructura electromagnética no da lugar a estar feliz, ser amable y ligero y lleno de comodidad y alegría; no hay lugar para competir muchas veces, en un espacio tridimensional donde en gran medida “feliz” es solo una palabra y no una expresión dinámica.

Entonces, “feliz” no tiene mucho espacio cuando sostenemos ese “no estoy bien”.  Pero cuando pasas a la plataforma de cuarta dimensión, al tiempo presente, a tener elección, y empiezas a permitir la tercera dimensión pero no a estar en la tercera dimensión, empiezas a crear esta expresión dinámica en las emociones.  En la expresión de emociones en 4ª y 5ª dimensión, cuando se vuelven dinámicas, empiezan a cancelar todo lo que sea inferior a esas vibraciones, entonces al sostener “feliz”, “infeliz”, “inseguro”, “preocupado”, es como una copa que tiene una burbuja de aire debajo del agua, y empiezas a sostener vibraciones de bienestar y entonces esa copa empieza a darse vuelta y todas esas burbujas de aire empiezan a flotar hacia la superficie y disiparse.

Ahora bien; estamos jugando en una transición espiritual;  esto no es una transición humana. Eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana; no eres un ser humano teniendo una experiencia espiritual.  De modo que este cambio, esta transformación de la consciencia que está llegando tiene que ver con la transformación desde una 3ª dimensión de “no estoy bien” hacia una 5ª dimensión y un estado de bienestar, y no puedes llevar tu equipaje contigo.

Si miras a tu alrededor, si echas una mirada al mundo, el statu quo en este momento está amenazado de muchas maneras se está rompiendo, y una de las cosas que ves en el mundo externo son palabras como codicia, dominación, agresión, esclavitud, incesto, violación, todas palabras feas y pesadas que muchas veces están escondidas en la sombra.  Todas empiezan a surgir a la superficie. No puedes llevar tu equipaje contigo. Pero internamente, en cada uno, tenemos nuestro equipaje, tenemos ese mecanismo de defensa, esa restricción que realmente es emoción aplastada y está en la mochila, y dice, no quiero. No quiero que esto salga otra vez.  Y entonces ¡va a salir! No puedes llevar tu equipaje contigo.  Ahora bien,  puedes hacerlo en términos de resistencia, y va a encontrar el modo de salir, esas burbujas van a encontrar cómo llegar a la superficie.  Sin embargo, si empiezas a sostener esta plataforma que construiremos aquí en un momento, y empiezas a tener una sensación de bienestar, incluso empiezas a aventurarte en un lugar donde no jugamos muy a menudo, llamado “me gusto”.  Interesante, porque si tú no puedes gustar de ti, ¿cómo podría alguien gustar de ti?

Entonces, ¿qué tal si puedes construir esta plataforma donde palabras como seguro, capaz, misericordioso, una sensación de tu propio señorío, este soy yo, empiezan a ser esa plataforma? No se compara con nada, es simplemente una plataforma que te permite empezar a elegir de modo distinto en tiempo presente.

Todas esas burbujas de aire suben a la superficie, pero aquí el universo y tú tienen un acuerdo, ya sea que estés conciente de él o no.  Todos en el planeta están en proceso de ir a casa; no puedes permanecer en esta 3ª dinámica, o este espacio tridimensional, mucho más tiempo.  No va a seguir, se está rompiendo.  En términos reales es bastante excitante, a menos que estés en él y defendiéndolo.  Pero en este espacio donde está la oportunidad de salir en bienestar y que todas esas burbujas de aire empiecen a reventar arriba, el universo está de tu lado y muy interesado en sacar lo que tengas en la mochila, y una de las cosas con respecto a lo que tienes en la mochila es que muy poco de eso te pertenece.  Realmente es el regalo de alguien: no estás bien.  Y entonces cuando dejas de defender eso, de aferrarte a eso, y entras en esta plataforma que vamos a construir, todo empieza a hacer burbujas hacia la superficie, y la mayoría de ellas ni siquiera las has experimentado.  Una vez que llegan  a la superficie y en primer lugar nunca te pertenecieron, se van.  Lo interesante de que se vayan es que ni siquiera recuerdas que las tenías, una vez que se han ido.  No hay registro, nunca fueron tuyas en primer lugar.  Pero en nivel 1 y nivel 2,  empezar a jugar con eso tiene mucho más sentido porque se empieza a tener más marco de referencia.

Pero veamos qué podemos crear aquí. Hagamos de estos próximos 15 minutos una sesión de trabajo, si les parece.  Recuéstense en su silla, ojos abiertos, y tomen una respiración. Y ahora consideren esto: ¿qué tal si pudieran crear “felices” sin ningún equipaje?  ¿Qué tal si pudieran empezar a estar felices sin una buena razón?  ¿Qué tal si pudieran tener una sensación de bienestar consigo? ¿Por qué no empiezan a tratar con otras personas con las que pueden reír y co crear?  ¿Qué tal si eso es posible?  Simplemente considérenlo una posibilidad, y si eso es deseable, esto es otra parte del juego: llamémoslo intención.  Por favor tengan una intención de “me gustaría experimentarme a mí mismo de ese modo.”  Ese tipo de intenciones es grandioso, porque le está diciendo al universo, “Ea, aquí vengo, esto es lo que me gustaría hacer.”

Entonces con esa intención, recuéstense por un segundo, ojos abiertos, y fíjense si ya se han establecido en el centro de su cabeza.  Solo fíjense, no pueden hacerlo mal; eso es lo bueno de todo este trabajo. Imposible hacerlo mal, imposible.

De modo que tomen una respiración y estén justo en el centro de su cabeza. Noten el peso de su cuerpo – eso es el arraigo. ¿Notaron si están arraigados?  Si no lo están, sientan el peso de su cuerpo. Relájense en su asiento, tomen conciencia de esas dos líneas de energía y pongan la intención en dejar que todos los pensamientos al azar, que son eléctricos y ni siquiera les pertenecen, y todas las emociones que están en el cuerpo relativas a cosas fuera de equilibrio, todo eso permitan que se dirija a tierra fuera del cuerpo.

Y luego noten en qué nivel de pensamiento están, y decidan dejar de pensar y traerse a un lugar de relajada comodidad y quietud. Ojos todavía abiertos.  Ahora bien, algunos de ustedes tienen un sentido de la meditación que dice, cierro los ojos y entro en un trance profundo. Esto no es un trance profundo; van a encontrar que pueden hacer esto con los ojos abiertos o cerrados. Con ojos cerrados no están en un espacio diferente, simplemente están aquí con los ojos cerrados. De modo que tomen una respiración y por favor dirijan más o menos su atención hacia adentro y tomen conciencia de tal vez tres respiraciones, lindas, suaves, inhalación seguida de la exhalación, exhalación  seguida de la inhalación, y noten las tres respiraciones, simplemente siéntanlas en el cuerpo, véanlas en el cuerpo (pausa).

Y luego tres respiraciones más, y esta vez al tomar conciencia de la respiración, noten que la habitación se sale de foco; están mirando hacia adentro, todo eso está allí pero fuera de foco. Y permitan que sus párpados se cierren, pero al hacerlo tomen conciencia de la próxima respiración. Esto tendrá mucho más sentido en el nivel 1.

Luego por favor tomen conciencia de sí mismos. Aquí estoy, sentado en este asiento, los ojos cerrados.   Ahora me gustaría que me vayan siguiendo, vamos a jugar un pequeño juego, vamos a mover su atención y les voy a pedir que se fijen en qué van a notar.

Recuerden, como en un recuerdo, recuerden un momento en que pasaron un muy buen rato, cuando fueron felices, ¿existe un evento así?  Por favor recuerden el evento y el momento en que fueron felices. Un momento en que disfrutaron mucho. Y noten, cuando ponen su atención en ese recuerdo, que salta un sentimiento.  Se siente bien, feliz.  Ahora noten el evento, pongan su atención en el evento, como si estuvieran allí, estar en el evento, recordar el evento.

Tomen otra respiración, y estando en el evento, tomen conciencia del sentimiento, por favor sientan ese sentimiento, y estén en el evento.  Y luego sientan el sentimiento, estén realmente en el evento, sientan las risas, escuchen los chistes, vean cómo se desarrolla el evento, sientan el sentimiento, estén en el evento.

Ahora sientan el sentimiento, pero siéntanlo realmente, noten esa sonrisa que empieza a aparecer en su cara. Sientan el sentimiento, estén aquí mismo en ese sentimiento.  Y luego permitan que el evento se vaya y sientan el sentimiento, feliz, ahora mismo, en tiempo presente; esa emoción.

Otra respiración.  En este momento no están en el evento, pero sí en la emoción.  Ahora solo perciban el sentimiento. Y luego les voy a pedir que lleven su atención a un sentimiento diferente. Por favor, ¿podrían encontrar el neutral?  La neutralidad es un gran espacio, porque todo funciona. Pisan el acelerador, hace ruido, pero nada arranca. (N.T. neutral en inglés también se refiere al punto muerto en la caja de cambios de un coche).  Encuentren el neutral. Aquí estoy, en neutral, no hay feliz, no hay triste, no hay emoción. Aquí estoy.

Y luego muevan su atención a feliz, y nuevamente, cuando llevan su punto de atención a “feliz”, está la emoción. Por favor sientan la emoción.  Feliz.  Oh, incluso, un poco más feliz.  Otra respiración. Luego vuelvan a neutral.  Simplemente noten lo que están haciendo. Y luego, otra vez, estar feliz. En tiempo presente, trayendo el punto de atención a un lugar donde experimentan “feliz” como una emoción.

Ahora jueguen conmigo. Entramos en feliz, y luego, vamos a neutral.  Feliz está allí todavía, pero no está en el punto de atención. No se fue; solo que no es su punto de atención. Está muy disponible pero no se lo elige en este momento. Neutral.

Ahora, por favor cambia tu atención hacia otro punto de atención. Primero es un punto de atención mental: ¿alguna vez sentiste certidumbre? ¿Sabes qué es la certidumbre, estar seguro de algo?  “Sí, sé qué es, sí, he estado seguro, sé qué es estar seguro”, me dirías. Pero no es un sentimiento; es una respuesta intelectual, esto es lo que sucede a menudo en la 3ª dimensión: conozco los sentimientos, pero sentir los sentimientos e intelectualizar los sentimientos son dos cosas muy distintas.

Entonces, ¿alguna vez estuviste seguro? Sabes qué es la certidumbre en tanto palabra intelectual. Ahora cambiemos el punto de atención. Por favor siente la certidumbre. Por favor permite que el cuerpo te muestre cómo se siente cuanto está seguro.  Toma una respiración y permite que el cuerpo demuestre la certidumbre. Tal vez descubras que tomas una respiración un poco más profunda, o que te sientas más derecho en la silla, que tus hombros van hacia atrás, que te sientas más alto, más presente, aquí estoy, estoy más seguro, puedo sentir ese sentimiento de certidumbre. Puede que contenga una sensación de fuerza, de equilibrio, una sensación de presencia; todas esas son referencias de la certidumbre.

Ahora: seguro. Y luego lleva tu atención de vuelta a neutral, y permanece en neutral, permitiendo que seguro esté disponible pero no seleccionado.  Otra respiración. Centro de tu cabeza. Ahora simplemente nota si tu mente puede estar vagando. ¿Puedes estar en esa cuarta capa de pensamiento?  Solo estás curioso, observando, no hay nada de qué hablar.  Aquí es cuando la mente racional cree que tiene que dar una opinión. No es así. Vas a empezar a tomar conciencia de la mente racional; está realmente exhausta, porque se le ha dado mucho que hacer que no es trabajo suyo.  Pero ahora por favor permite que la mente racional esté tranquila, neutral, y entonces, por favor encuentra el sentimiento “feliz”. Cambia tu atención a feliz.  Un poco más feliz. Ahora bien; tengamos en claro que esto es un ejercicio. Un proyecto de trabajo.

Y luego, desde feliz, por favor lleva tu atención de vuelta a seguro, y por favor siente la certidumbre.  Y luego,  a feliz.  Por favor, siéntete feliz.

Ahora, esta vez ¿podrías estar feliz y seguro?  Nótalo; una combinación de dos sentimientos, emociones, funcionando juntas.  Y luego, al juntarse hay una tercera sensación; ya sea feliz o seguro, pero ambas juntas crean una estabilidad.  Toma nota de ti mismo; hazlo muy simple.

Y luego vas a neutral.  Y en neutral es como si el cuerpo se relajara un poco, hay un poquito de certidumbre y luego se relaja.

Déjame dirigir tu atención a otra vibración.  ¿Podrías encontrar el sentimiento de señorío? Ser señor de tu cuerpo.  Esto no significa ser viejo (N.T. senior en inglés alude a la persona mayor); ser señor es “aquí estoy, este soy yo, este cuerpo es mío, aquí estoy yo.”  Es una titularidad, una sensación de alineación, hay una presencia: “aquí estoy, soy el señor de mi cuerpo.” (Pausa)

Ahora puedes simplemente sostener ese señorío, tener una sensación de tu identidad. Y luego, en este señorío, en esta presencia, por favor también siéntete feliz. Feliz y señor. Ahora bien, tal vez esto sea nuevo; en realidad es viejo, pero no es algo de lo que hayas tenido conciencia por algún tiempo, probablemente.  Esta es una alineación en la 4ª dimensión, en la 5ª dimensión, muy de tiempo presente; “estoy seguro, soy señor, estoy feliz”; estas palabras empiezan a funcionar juntas. Feliz. Señorío.

Y luego por favor agrega la certidumbre. Feliz, seguro, señor en mi cuerpo. Tus hombros bajan, tienes una sensación de tu presencia. Este es quien yo soy(pausa).

Ahora por favor, encuentra otra vez el neutral.  Y esta vez fíjate, al encontrar el neutral, que hay una percepción un poco diferente; todo está todavía disponible pero no embragado: en neutral. Pero puede que en tu espacio haya una calma, tal vez una sensación de presencia en tu espacio. Neutral y “Aquí estoy yo.”  Sensación de señorío aun cuando no estás sosteniendo eso como punto focal; estás empezando a recordar quién eres, inclusive en neutral.

Ahora desde neutral, cambiemos a otra vibración. ¿Sabes qué es ser capaz? ¿Alguna vez te sentiste capaz?  Intelectualmente, ¿sabes qué es capaz?  ¿Eres capaz de atarte los zapatos?  Sí, soy capaz. Pero, ¿puedes traer al cuerpo  esa sensación de capaz como sentimiento?  ¿Puedes encontrar “capaz”? (pausa)Ahora bien: este es el lugar donde muchas personas han sido invalidadas, se les ha dicho que no están bien, que no pueden, que no son suficientemente buenos.  ¡No vamos allí!  ¿Anulamos eso? Por favor, ¿serías capaz? (pausa)

Luego, junto con capaz, ¿podrías sentirte seguro?  Seguro de ser capaz; no es una pregunta a responder, es un sentimiento en el cuerpo a ser asumido: Soy capaz.(Pausa)  Y luego aquí, capaz, seguro y señor.  Este es quien yo soy, capaz, y seguro. Eso va a relajar los hombros; permite que el cuerpo encuentre un nivel de comodidad. Se alinea en una fortaleza, en un presente. (Pausa)

Al empezar a encontrar este equilibrio, “feliz” se mete aquí.  Toma nota de ti mismo; hay un señorío, una certidumbre, una especie de permiso que se desliza aquí; capaz, señor, seguro, feliz.

Una linda respiración, y luego considera el concepto de “me gusto”.  Muy simple, sin discusión, nada de intelectualismo. Me gusto.  Incluso sería: “estoy complacido conmigo”, me gusto. Ahora relaja el cuerpo; seguro, capaz, señor, feliz. Me gusto; ahora mismo, en tiempo presente. (Pausa)

Ahora toma conciencia de los sentimientos; no cambies nada; también toma conciencia de estar sentado en una habitación, sabes que la habitación está allí pero no “vayas” a la habitación; centro de tu cabeza, tiempo presente, elección: Me gusto. No te apures. (Pausa)

Te voy a pedir que tomes un par de respiraciones y tomes conciencia de la respiración así como de tu presencia en estas vibraciones. Luego tal vez en la segunda, tercera y cuarta respiración, toma conciencia de esa respiración y permite que se abran tus párpados y permite que la habitación esté fuera de foco, porque estás tomando nota de ti mismo. (Pausa)

Y luego continúa tomando conciencia de ti y permite que la habitación entre en foco; puedes tomar conciencia de ti, mover la cabeza, mirar a tu alrededor a la habitación, Aquí estoy, justo aquí; me gusto.

Aquí por favor toma también una pequeña evaluación de ti mismo, notando realmente: centro de tu cabeza, arraigado, y un poco más tranquilo tal vez que lo que acostumbras, en una capa de pensamiento que no está pensando mucho ahora, y tienes una sensación de ti mismo como seguro, capaz, señor en tu cuerpo, este es quien eres, empiezas a recordarte a ti mismo. Feliz, te gustas. Ahora todo eso se entreteje; empiezas a crear esta plataforma dinámica que te va a permitir observar el mundo sin quedar atrapado en el ruido y el drama del mundo.

A medida que esto se expande, al empezar a jugar en nivel 1 y nivel 2, todo esto empieza a tomar otra clase de giros, estas palabras se vuelven muy dinámicas, empiezan a construir una plataforma que llevas contigo en este cuerpo de luz viviente que se trabaja en el curso de Mastering Alchemy. Vas a empezar a descubrir que este fundamento permite una libertad y una sensación de estabilidad que no está en la 3ª dimensión. No está en el espacio en que caminas según lo has conocido.

Al empezar a jugar en este espacio de nivel uno que está disponible para ti en el futuro, vas a empezar a entrar en el corazón sagrado. Sabes, todo lo que hacemos es precursor de crear una sensación de ti mismo en tiempo presente que, al empezar a moverte hacia la mente superior, desde el centro de tu cabeza, al empezar a entrar en el corazón sagrado, el santuario del diamante rosa donde está esta irradiación de luz y amor y presencia, empiezas a pensar desde el corazón, no desde la mente racional, y empiezas a actuar desde esta sabiduría del alma para ver cómo crear el mundo que quieres.

De modo que practica estas palabras, esta  pequeña plataforma; hay mucho más en esto, pero te dará una sensación de estabilidad y un punto de inicio.

En la próxima sesión daré una herramienta más, y es nuevamente con el uso de una rosa, pero con una configuración diferente de la rosa.

Verán: la rosa es realmente  poderosa; cualquier cosa que no se le parezca queda neutralizada en presencia de esta rosa. Entonces les voy a mostrar cómo crear y destruir – palabra rara – estas imágenes mentales de rosas con las que vamos a jugar, y en ese proceso empezaremos a eliminar de sus mochilas mucho de ese “no estoy bien”.  Entonces esta próxima herramienta está muy integrada en lo que estamos haciendo, y va a darles una sensación de sí mismos que creo que será un poco distinta de lo que experimentan hasta hoy.

De modo que vayan, jueguen con esto, elijan una palabra y sean esa palabra, anden por ahí en esa palabra, conduzcan su coche en esa palabra, díganle hola a la gente desde esa palabra, cualquiera sea. No importa. Empiecen a tener una sensación de sí mismos como seguros o capaces o señores. Jueguen con otras palabras, pero jueguen específicamente con estas porque crean la estabilidad para empezar a conocerse a sí mismo.

De modo que vayan, en unos días vuelvan y jugaremos con esta última herramienta.

 

 

 

 


 

Herramientas Fundamentales

Jim Self – Mastering Alchemy

https://masteringalchemy.com/content/fundamental-tools-10-exploding-roses

Para ver explotar la rosa: 

https://masteringalchemy.com/sites/default/files/pictures/exploding%20rose.gif

 

10 – Explotar rosas

¡Hola! Bienvenidos otra vez. ¿Cómo les va con estas herramientas?  Este centro de su cabeza, todas estas cosas que estamos construyendo. Este es un sistema; como ya dije varias veces, todo esto funciona conjuntamente. Ahora bien, una de las cosas que lo hace valioso es que, como trabaja conjuntamente, los trae al tiempo presente; no necesitan pensar en esto, todas estas herramientas empiezan a funcionar porque ustedes ya sabían todo esto, pero lo habían olvidado. Todo esto está en su lugar, solo que no está activado.  De modo que al empezar a practicarlas, porque esto requiere práctica, armado, esto no es un almuerzo gratis, hay oportunidad para que cada vez que lo hacen empiecen a descubrir algo nuevo sobre sí mismos. También, al jugar aquí, una oportunidad diferente  para empezar a percibir su realidad.

Pero con esta próxima herramienta con que vamos a jugar, empieza a ser muy real algo que ya he mencionado varias veces: no se puede cambiar el pasado desde el pasado, ni se puede crear el futuro en el futuro.  Pero una vez que están en tiempo presente, arraigados, enfocados en esta plataforma, con su energía circulando, la capacidad en tiempo presente para mirar a su pasado como historia, sin emoción, y luego en tiempo presente elegir opciones diferentes de las que tomaste antes, puedes ahora hacer muchas de esas elecciones en una configuración energética distinta.

Una de las herramientas que permiten que esto suceda es esta herramienta llamada crear y destruir una rosa.  En un momento lo explico.  Esta es solo la herramienta inicial; es una de estas herramientas fundamentales con que jugamos.  Al pasar a nivel 1 y nivel 2, las herramientas empiezan a desmantelar las emociones de su pasado, los pensamientos y sistemas de creencias sobre qué malos han sido o qué hicieron mal, todo ese equipaje que otras personas les han cargado diciendo “no estás bien”. La capacidad para reconocer que eso realmente no les pertenece y que pueden reacomodarlo y quitarlo de su espacio.

Entonces existe un número de herramientas que están frente a ustedes que les permitirán hacer  eso muy precisamente, muy eficazmente, sin el desafío emocional que experimentamos generalmente al pasar por todo esto.

Esta herramienta con que vamos a jugar, este “crear y destruir una rosa”, les permite desmantelar las emociones y muchos de los pensamientos. Esta rosa con que hemos jugado en términos de definir el borde de su espacio, tiene en realidad unas cuantas características y oportunidades. Una de las cosas de esta rosa es que es una configuración de energía espiritualmente alineada. Ahora bien, parece una rosa; es un símbolo de una rosa con que van a jugar en términos de un cuadro o imagen mental que ustedes están creando; es una rosa, pero tiene una configuración muy significativa.

Una cosa que hace esta herramienta cuando empiezan a usarla es que pueden empezar a recolectar pensamientos y emociones que ustedes llevan consigo por todas partes, y  todo lo que vibre en una condición de desequilibrio, de vibración inferior a la del bienestar que caracteriza a este símbolo energético, empieza a neutralizarse.  Es así de simple; podríamos hablar mucho de muchas maneras diferentes, pero si pueden permitir que sea así de simple, descubrirán algunas oportunidades realmente excitantes.  Cuando aplican esto como herramienta y empiezan a ponerla en una energía de pensamiento, “No estoy bien”, que vibra a nivel más lento que el bienestar de la rosa, esa energía de no estoy bien queda neutralizada. Lo decimos así y jugamos con ella para ver qué sucede.

En su imaginación, en su clarividencia, en su espacio que llamamos “simular”, cosa de niños, es maravilloso; recuerden cuando eran chiquitos.  Pero lo que sucede cuando entran en esta realidad de tercera dimensión, la mayor parte de eso se les quita.  Muchos de ustedes no creen que tienen las herramientas espirituales, estas herramientas psíquicas, herramientas de intuición, pero de hecho no solamente las tienen, sino que las usan todo el tiempo.  Simplemente no tienen una percepción de lo que son, muchas veces, o no las están poniendo en una configuración en que las puedan identificar.

Entonces déjenme darles un ejemplo de esto.  Ven esta rosa, realmente como que la miran, la ven, con dos hojas, un tallo verde, una rosa roja brillante, (muestra una rosa que saca de un florero) y cierren los ojos y véanla otra vez.  Ahora, en este caso lo llamaremos recuerdo, porque apenas cinco segundos atrás la estaban mirando, y ahora les pido que la vean otra vez.  De modo que la llamaremos memoria, recuerdo, o al menos eso es lo que les han dicho que es esto, pero para poder ver esto como una rosa roja, como una imagen en su percepción visual, eso se llama clarividencia. Ustedes usan la clarividencia todo el tiempo para recordar qué aspecto tenía algo. Pero vamos a tomar esta habilidad de clarividencia y traerla al tiempo presente y usarla en una aplicación un poco diferente.

De modo que tomen una respiración y sigan adelante, y abran de nuevo los ojos. Para poder ver esa rosa un momento atrás con los ojos cerrados o ver su recuerdo, tienes algo que está allí y lo llamaremos una gran pantalla de televisión parada allí afuera. Está a unas 12 a 15 pulgadas, dentro de tu campo de energía, justo frente a ti, unos 30 cm. hacia afuera, y cuando empiezas a ver cosas, a recordar imágenes, es aquí donde se proyecta esa proyección clarividente.  Ahora bien, eso tiene muchas mecánicas, pero en este punto no son necesarias.

Lo que vamos a hacer es jugar con tu clarividencia y te voy a mostrar cómo realmente funciona para ti, casi sin esfuerzo, si te gustaría.  Veamos qué podemos hacer con esto; voy a explicarlo a medida que avanzamos, pero esta va a ser una sesión de trabajo, y vamos a empezar a quitar algunos de esos patrones que te tienen de rehén y vemos qué pasa.

Me gustaría que te recuestes en tu asiento, si te parece, toma una respiración, gusta de ti mismo – ¡alguien tiene que hacerlo! y tú puedes ser el primero.  Sin cerrar los ojos, colócate en el centro de tu cabeza, simplemente te quedas en el centro de tu cabeza, sin hacer esfuerzo, y nota que estás arraigado, conectado a tierra, o no; una de las maneras de notarlo es acomodarse en la silla sintiendo el peso del cuerpo y nuevamente permitir que esos pensamientos eléctricos que no son tuyos, esas emociones que llevas que no son tuyas, todo eso empiece a bajar a tierra desde el cuerpo. Otra respiración.

Ahora toma conciencia de dónde está el borde de tu campo de energía, justo frente a ti, que va todo a tu alrededor, y ten la sensación de estar en el centro de eso.  Y otra vez, si tus ojos todavía están abiertos, grandioso; mira a tu alrededor y solo ten la sensación de ti mismo allí donde estás, no demasiado significativo pero de muchas maneras es una nueva percepción conciente.  Y luego, aquí mismo, toma tres lindas respiraciones suaves y más o menos mira hacia adentro, pon atención en la inhalación y la exhalación, solo 3 veces. (pausa) Y con esta tercera respiración pon la atención en la respiración y permite que tus párpados bajen y continúa prestando atención a la próxima respiración.  Hay una razón para esto, y pasamos buena parte del tiempo en el nivel 1 hablando de cómo funciona esto.

Ojos cerrados. Cómodo contigo mismo, toma conciencia de los chakras de los pies y abre esos chakras de los pies, y permite que la energía de la tierra empiece a subir por esos canales de las piernas. Sucede instantáneamente al jugar con esta experiencia, de alguna manera limpiando estos canales de las piernas, y empezando a tener una relación más clara con la tierra.

Luego nota y dile hola a esa luz  cósmica del creador subiendo hasta la parte de arriba de tu cabeza, y bajando por los canales de atrás y subiendo por los canales de adelante hacia arriba a la cabeza, y extendiéndose hacia los hombros y saliendo por las manos. Cuando haces correr energía por las manos y los brazos, las manos suele hincharse un poquito a veces, por esa cantidad de energía, se ponen rojas, pero justo en el centro de la palma de la mano sueles ver una mancha blanca: ese es el chakra de la mano.

Otra respiración.  Ahora me gustaría que recuerdes esa rosa que yo sostuve, o cualquier rosa que puedas recordar en tu realidad, pero te pido que recuerdes una rosa y luego la coloques justo allí en esa pantalla de lectura, o estés consciente de ver la rosa justo allí afuera delante de tu frente.  ¿Podrías fijarte cuán abierta o cerrada está? ¿Podrías notar el largo del tallo?  Las hojas están en el tallo.  Solo nota las características de la rosa.

Entonces este es un aspecto de tu capacidad creativa, la capacidad de crear imágenes mentales. También tienes la capacidad de alterar, destruir, desechar estas mismas imágenes mentales. Pero muchas veces creamos pensamientos: “No estoy bien, no estoy bien, no estoy bien,” y no los limpiamos ni sacamos del cuerpo, y permanecen como aspecto de imagen mental, pensamiento, una emoción que se queda en tu espacio.  Todas esas respuestas por una nariz rara, y tú sigues diciendo: “¿qué quieren decir, qué hacen, acaso estoy tan mal?”  Mucho de esa creación es realmente muy simple, es como levantar el polvo del piso, barrerlo y tirarlo.  Está allí en un estante, sin usar, pero empieza a ser una carga cuando se ha estado juntando toda la vida un montón de “No estoy bien.”

Entonces, nuevamente nota esa rosa que creaste y déjame decirte otra vez: esa rosa tiene la capacidad de recolectar la energía que se le indica, y empieza a neutralizar, disolver, hacer corto circuito en aquellos patrones que están en su presencia y son de una vibración inferior al bienestar.  Ahora bien, ¿no te parece útil eso? Limpiar toda la basura y luego descubrir: “Estoy bien”.  Otra  respiración.

Ahora otra vez nota esta rosa, y permite que tu atención se aparte de ella y luego vuelva a ella, para que sepas que puedes ir allí, que no se va, y que puedes ajustar esto.  En este caso, te voy a pedir que hagas explotar la rosa, como si fuera un fuego artificial, con todas esas chispas de luz; dile hola a la rosa y luego ¡bum! la haces explotar.  Diviértete con esto.  Ahora bien, si eres una persona que dice: “Espera, no puedo hacer eso, esta rosa es demasiado hermosa, no puedo destruirla…” Históricamente me encontrado con muchas personas que dicen algo así, y entonces tengo una pregunta rara: ¿Todavía conservas el informe de tus notas de estudios sociales de sexto grado?  Es increíble, pero muy a menudo me dicen “¡Por supuesto que sí! ¡Guardo todo!”  Entonces, cuando no puedes destruir esa rosa, muchas veces eso indica que eres un coleccionista, y no se trata solo de tus notas de sexto grado, sino de todas las cosas que te has encontrado en la vida, de tal modo que se vuelven un equipaje excesivo.

De modo que por favor explota esa rosa, no importa cuán hermosa sea, y luego vuelve a crear la rosa.  La misma rosa; tú eres un ser creador, tienes la capacidad de crear, quitar, recrear tan a menudo como desees.  Pero has de saber que puedes quitar algo, como un error, algo que no funcionó; no estás obligado a llevarlo contigo para siempre. Es algo así como “¡Epa! Voy a reconfigurar eso. Neutralizaré la energía. Tomo otra respiración y lo creo como yo quería, ahora que veo que lo que creé al principio no cumplió lo que yo intentaba hacer.”  Es así de simple, no se ha roto nada.  Otra respiración.

Ahora por favor destruye esa rosa que está en tu pantalla, que ha explotado otra vez, y esta vez vas a recrear la rosa roja y con tu intención vas a cambiar la rosa roja por una rosa blanca.  No tienes que destruirla, solo la reconfiguras, allí mismo frente a ti.  Y luego, por favor cambia esa rosa blanca por una rosa rosada.  Haz de esto una diversión, simplemente jugar.  Luego das vuelta la rosa de arriba a abajo, con la flor hacia abajo y el tallo apuntando hacia arriba.  Esto es simplemente tu imaginación creando; un aspecto creativo tuyo muy potente.  Y luego da vuelta la rosa al derecho, la flor para arriba, el tallo hacia abajo, y cambia esa rosa rosada por una bella rosa azul (pausa). Ahora bien, tal vez nunca viste una rosa azul, pero sabes qué es el color azul, y sabes lo que es una rosa; en el aspecto creativo de tu imaginación realmente no hay reglas; puedes reconfigurar, deshacer, volver a juntar, una y otra y otra vez, y no hay fracasos, nada se rompe, no hay nada que reparar.  Otra respiración.

Ahora bien: aquí las cosas empiezan a cambiar, porque empiezas a recordar algo sobre ti mismo que, en gran medida, otras personas te han dicho. “Deja de inventar historias. No hables así. No me mires.”  Y allí se empezó a desactivar la clarividencia.  Pero cuando te das permiso para jugar, empiezas a entusiasmarte en tiempo presente.

Ahora por favor haz explotar esa rosa azul y tienes una linda pantalla limpia frente a ti.  Cuarta capa de pensamiento; no se necesita mucho pensar aquí, solo curiosidad para ver lo que viene (pausa).   Ahora bien: déjame repetir lo que dije hace un minuto: cuando creas esta rosa y le das una indicación de limpiar y eliminar algo, o de recolectar energía, recolectar la energía de alguien que quedó en el centro de tu cabeza, la rosa lo hará y luego neutralizará esa energía- la ira, las emociones que están adheridas – y vas a mandar esa energía de vuelta a la persona que la posee; volverá neutral, no llevará ira asociada, no hay nada de la circunstancia original pegada a eso; es realmente un aspecto de esa frase en medio del Padrenuestro que dice: perdona mis faltas así como yo perdono las de ellos.  Tú les devuelves lo que les pertenece y recolectas lo tuyo y te vuelves entero.  Entonces, una respiración más, por favor.

Me gustaría que crees otra rosa, de cualquier color que te guste, ya sea abierta o cerrada, como te guste, pero pon intención en ello. (pausa)  Ahora, una de las cosas de las que hemos hablado en el principio era: ¿quién está en el centro de mi cabeza?  Por supuesto, es el centro de mi cabeza, pero… ¿soy el dueño del centro de mi cabeza?  En gran medida, la respuesta es no.  Entonces, cuando empiezas a preguntar algo como ¿quién está en el centro de mi cabeza? no estás buscando una respuesta intelectual, ni la tienes.  “Oh, es mi abuela, que a mí no me gustaba nada.” Bueno, tal vez lo es, pero no vamos a proceder desde una noción preconcebida.  Lo que decimos realmente es ¿quién está en el centro de mi cabeza?  Y el primer pensamiento que surge es el correcto.  Ahora bien, puede ser tu madre, tu padre, tu esposo, tu esposa, tus hijos, tus abuelos, tu mejor amigo, la persona que más odias en la vida.  No importa. Simplemente estás sacando a alguien del centro de tu cabeza; es tu centro de tu cabeza, y sencillamente le estás devolviendo lo que es suyo.  Lo completas al otro, y al mismo tiempo te completas tú.  Entonces, sin juicios, sin opiniones, sin compromisos, ni ira, ni resentimiento.  Tu objetivo es ¿puedo encontrar y limpiar mi espacio, hacerme dueño de mi espacio?

Entonces, por favor crea una rosa y juguemos aquí mismo. ¿Quién es la primera persona en el centro de mi cabeza?  Entonces crea la rosa, indica a la rosa que recolecte la energía de esta persona.  Sucede en forma instantánea, o bien tarda todo el tiempo que tú quieras prolongarlo, pero funciona muy bien en forma instantánea. Y luego haz explotar la rosa.

Crea otra rosa. ¿Quién es la persona siguiente en el centro de mi cabeza?  Y explotas la rosa. Y luego otra vez, ¿quién más está en el centro de mi cabeza?  Y explotas la rosa.  Ahora bien, si no aparece nadie, ¿si no hay nadie en el centro de mi cabeza?  Bueno, sí que hay; pero podrías hacer una pregunta diferente, si estás bloqueado para ver a esa persona. No es gran cosa; podrías preguntar ¿cuál es el próximo color en el centro de mi cabeza? O una mejor pregunta sería: ¿cuál es el próximo color que me impide ser dueño del centro de mi cabeza? (pausa)   Y luego explotas la rosa (pausa).

Puedes abordar esto desde otras maneras adicionales; digamos que tienes un problema en alguna parte de tu cuerpo físico.  No nos pondremos a tratar un cáncer, hay una manera distinta de hacer eso. Me refiero a algo como: me duele la mano. Pregunta: ¿qué hace una mano?  Bueno, sostiene cosas, crea, permite el movimiento de mis creaciones.  Pero ¿qué hace tu mano?  Cuando recibes una respuesta a eso, puedes hacer la siguiente pregunta: ¿Quién me está impidiendo crear?  O digamos que te duele una rodilla.  Las rodillas te permiten avanzar y ser flexible.  ¿Quién me está impidiendo avanzar?  ¿Quién me está impidiendo ser flexible en mi vida? (pausa)  Luego, sigue adelante y explota esa rosa.  Ahora bien, en gran medida solo estoy señalando oportunidades en que puedes usar esta rosa para muchísimas cosas.

Mirémoslo desde otro lugar. ¿Alguna vez te impidieron hacer algo? Por ejemplo: “No te doy permiso.”  ¿Quién es la primera persona que surge?  Y explotas esa rosa.  ¿Quién más me impidió tener permiso?  Explota la rosa.  Puede convertirse en ¿Quién no quiere que yo tenga éxito?  Nuevamente, recuerda que no estás discutiendo con esa persona;  la estás sacando de ese lugar donde tú estás interesado en tener éxito.  Puedes moverte a otra pregunta: ¿A quién no le gusté?  O bien, ¿Hubo en la escuela un maestro a quien yo no le gustaba?  Ahora bien, puedes crear y destruir rosas haciendo preguntas. ¿Quién estaba celoso de mí? ¿Quién me juzga por mi manera de vivir mi vida? ¿Quién es la persona siguiente que me juzga por cómo he vivido?  Con una pregunta como esta puedes seguir y seguir durante 15 o 20 minutos.

Ahora bien: el proceso consiste en crear y destruir la rosa. No tanto de quién es, porque solo sigues haciendo la pregunta “¿Quién me obstruye tener éxito?  ¿Qué me impide hacer mi vida?  O bien, ¿qué color me impide tener? (pausa)

Ahora toma otra respiración y luego quédate en silencio por un momento y toma nota de ti mismo con solo un poco de información sobre esta herramienta, crear y destruir un patrón energético que no te apoya. (pausa)

Existe otra manera de usar esta rosa. ¿Dónde he dejado mi energía? O bien cuando reconoces: “No me gusta esa persona” ¿Cuánta energía has puesto en esa persona?  Tú no eres perfecto; tienes juicios, opiniones, gustos, disgustos, iras, resentimientos. ¿Cuán a menudo has tirado esas energías al espacio de otros?  Ahora bien: no estamos viendo cuán bueno o cuán malo eres; lo que estamos diciendo es: te has ido perdiendo, te has puesto allí, y allá, y más allá, y te olvidas de que ya no estás entero.  Esto se llama envejecer; se llama morir.  Estoy desperdiciando la energía de mi fuerza de vida en la ira, en resentimientos, en estar molesto con algo.  Eso no te sirve.

Sin embargo, todo eso estaba en el pasado, pero estás en el presente trayendo todos esos patrones energéticos que habías dejado en el pasado.  Es como dejarse un saco en la tienda o en el restaurante, y tener que ir al día siguiente a recuperarlo.  Es así de simple. Como no sabes que puedes hacer esto, no lo aplicas.  Otra respiración.

Crea una rosa. ¿Dónde has dejado tu energía? ¿Quién no te gusta en la vida, y has puesto energía en su espacio? Haz que esta rosa te recolecte del espacio del otro(pausa).  Luego explota la rosa y permite que toda esa energía regrese directamente a ti.  Magnéticamente es tuya.  Regresa a ti. ¿Dónde más dejaste tu energía en la vida?  ¿Cuántas veces estuviste en una relación, “Oh, te amo, eres tan maravilloso/a,” y luego la relación termina. ¿Te has dejado en el espacio de esa persona? Te doy una pista: sí, lo hiciste. ¿Te gustaría recuperar tu energía?  Y creas otra rosa para esa persona, porque acabas de recordar, y le das de vuelta su energía.  Te recolectas a ti mismo, y le devuelves lo suyo (pausa).  Y ahora otra respiración.

Ahora bien, hay muchas preguntas y puntos de enfoque, muchas maneras de recolectarse uno mismo, de mover la energía fuera de tu espacio, haciendo una pregunta o diseñando una intención, o notando dónde hay atención ajena puesta en ti.

Ahora bien: hay un aspecto más de esto que lo hace también muy útil. Entonces, ¿explotarías las rosas restantes?  ¿gustarás de ti mismo?  Y luego, por encima de tu cabeza, unas 18 pulgadas más o menos, al borde del campo de energía, por favor crea una bola de luz dorada, del tamaño de una pelota grande de basquetbol, y en esa pelota dorada de luz coloca la palabra “validación”; lleva la intención de validarte a ti mismo. “Voy a darme a mí mismo.”

Y luego, conduce ese sol dorado hacia abajo con tu imaginación, siente que entra en el cuerpo, entra por la parte de arriba de la cabeza, la frente, y llena la cara y la cabeza, y lo sientes moviéndose hacia abajo por el cuerpo, por el cuello y hacia los hombros, y baja al pecho; no te apures, toma el tiempo que desees.  Llena el estómago y las caderas, y va a los muslos… Algo de esa luz baja incluso por el cordón de arraigo para validar a la tierra.  Y lo mismo con las piernas, los pies, y luego se expande hacia afuera a tu campo de energía, llena el aura (pausa)  y te devuelve a ti, recupera toda tu energía y la colecta en esa bola de luz dorada y te la devuelve.

Por favor, gusta de ti mismo. Complacido contigo mismo.  Encuentra una de esas palabras que estás practicando; si tienes la sensación de ser el dueño de tu espacio: aquí estoy, seguro, capaz, feliz; elige una, y sé una de esas palabras.  Otra respiración, y sin terminar esto, sin cambiar nada, por favor toma conciencia de estar sentado en una habitación, toma conciencia de tu respiración, y luego en una o dos respiraciones más, permite que los ojos se abran pero sigue conciente de tu respiración; permite que la habitación esté fuera de foco. Ya sabes cómo es la habitación. Y luego deja que la habitación se ponga en foco y mueve la cabeza, los dedos de los pies… “Me gusto”.

Esta es una herramienta muy útil. No es algo para usar en contra de nadie; es una herramienta para hacer separación de las energías que no son tuyas, que ya están dentro de este espacio que sí es tuyo.  Entonces ahora estás empezando a limpiar tu espacio.  La primera rosa al borde del aura impide más o menos que la energía entre.

En el nivel 1 encontrarán el trabajo que está frente a ustedes, se presentan todas estas herramientas con más detalle y de una manera más involucrada. Descubrirán que todos los que están afuera del otro lado de la rosa empiezan a detenerse ante este campo de energía, si simplemente sostienen esta rosa allí. Las personas llegan a ese punto y se detienen. Y eso requiere algo de práctica. Se requiere armado; esto no es un almuerzo gratis.

De modo que aquí me detengo en lo que concierne a las herramientas esenciales. Tal vez agregue una o dos más en los próximos meses, pero básicamente ya tienen la estructura de las herramientas energéticas que, aunque yo nunca los vea, si ustedes se vuelven maestros en ellas, si empiezan  realmente a jugar con ellas, si las hacen reales para sí mismos, cambiarán absolutamente la manera en que viven el resto de su vida.  Estas herramientas implican empezar a conocerse a sí mismo, a recordarse. De modo que, aunque nunca los llegue a ver, bendiciones, feliz vida, porque todo esto funciona.

Si les interesa saber más, hay dos caminos que les puedo señalar; el nivel 1 es el comienzo del curso en Mastering Alchemy (dominio de la alquimia) que los lleva a algunos lugares asombrosos en ese viaje de crear el cuerpo de luz viviente, que lo harán en esta vida encarnada jugando en ese curso de Mastering Alchemy.

También existe algo llamado Luz de Mastering Alchemy, para personas que no están seguras de querer hacer el curso, pero sí desean más información, más conciencia de este espacio espiritual en el que ahora estamos jugando.  Esta es una transición espiritual enorme en la que estamos; no es una transición humana.  Eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana. No eres un ser humano teniendo una experiencia espiritual.  Pero, más aún en esta transición, te estás volviendo un ser espiritual teniendo una experiencia espiritual bajo la forma humana física; eso es realmente distinto.

Así, la Luz de Mastering Alchemy les dará mucha perspectiva de muchas de las herramientas y de la información dentro del curso de Mastering Alchemy.  Pero es en el curso donde empiezan a conocerse a sí mismos.  De modo que extiendo la invitación para jugar y estar en esos lugares, y espero verlos otra vez, y espero que esta información sea de gran valor para ustedes.

Bendiciones.  Gracias por jugar.

Transcripción del video y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Deja un comentario