Toma tu Libre Albedrío

por Ruben Torres


En los textos sagrados se nos dice que dios creo al hombre y que le dio libre albedrío… pero esto no es exactamente así…

 

El hombre posee libre albedrío desde el instante en el que tomo conciencia de si mismo. Este libre albedrío es la herramienta que se nos otorgo para evolucionar espiritualmente dentro de la dualidad.

 

En un entorno espiritual sin dualidad, el libre albedrío no seria necesario, pero al elegir nuestro Logos la polaridad como herramienta en la evolución espiritual y el desarrollo de la conciencia, en la que es el alma encarnada la que tiene el poder de decidir el camino que mas le conviene en su crecimiento personal espiritual a través de la experiencia física.

Una vez hemos diseñado nuestro propio plan de existencia en el plano físico, debemos tomar nuestras propias decisiones a través del libre albedrío para aprender de esa experiencia.

 

Este sería una especie de método de prueba-error en el que es a través de las decisiones equivocadas que tomamos como vamos puliéndonos y vamos aprendiendo lo que NO hay que hacer y es a base de repetir el error como este se convierte en lección.

 

Ese error vital del que debemos aprender a no cometer, esas lecciones, las religiones las llamó pecado (pecado significa error, nada mas…), esos pecados de los cuales nos intentan “salvar”, no serían mas que el modo que tiene el espíritu encarnado de probarse a si mismo y trabajar su crecimiento y su evolución.

 

Al evitar esa lección necesaria, se nos estaría quitando la posibilidad de crecer espiritualmente, se nos estaría quitando la posibilidad de aprender a no cometer errores, a través de la comisión de esos mismo errores.

 

 

¿Dónde queda el karma en todo esto?

 

El karma como ya hemos comentado, es la suma de las consecuencias de nuestros actos, sería algo complementario a ese error cometido, gracias al karma aprendemos de ese error y aprendemos en teoría la lección.

 

Como decía, al no ser conscientes del error no somos a su vez conscientes de la lección y caemos repetidas veces en la misma falta formando un autentico bucle.

Debemos asumir que tenemos libre albedrío y debemos tenerlo en cuenta para no crearnos karma, solemos obviar este hecho a menudo y no solemos dejar que las personas decidan por sí mismas, obligando prácticamente al resto a cometer nuestros errores.

 

Al contrario que la elite que nos maneja (o mejor, que nos dejamos manejar…), ellos si que tienen presente nuestro libre albedrío y nos tientan de tal modo que somos nosotros los que finalmente elegimos nuestra propia condena.

 

Como comenté en el post sobre la democracia, ellos siempre nos dan a elegir y solo se limitan a tentarnos, como si de demonios se tratasen, para asegurarse el resultado que desean.

 

En bancos, los hospitales o en nuestros empleos, nosotros tomaremos las decisiones cruciales y pondremos nuestra firma alegremente en documentos que a buen seguro están coartando nuestra libertad, pero no será mas que tu decisión la que ponga la soga alrededor de tu cuello y se asegurarán que así sea.

 

 


Comienza a ser consciente y a vivir respetando el libre albedrío de los demás.

 

Procura dejar que sea cada uno en plena libertad el que tome la decisión en aquello que directa o indirectamente lo implique, vivirás mejor contigo mismo y evitarás acumular karma innecesario.

 

Pregunta antes de decidir por los demás y no permitas que los demás decidan por ti.

 

Toma tu tus propias decisiones, usa tu criterio y tu sentido común y usa tu sagrado libre albedrío de forma consciente y respetuosa, notarás como tu carga kármica se minimiza y se hace mas ligera…

Fuente

Deja un comentario