Canalización Dual en Minnesota – Adironnda, Jesús, Kryon

Canalización doble

Adironnda y Jesús a través de Marilyn Harper

Kryon a través de Lee Carroll

en Minneapolis, Minnesota, el 22 de julio de 2017

http://audio.kryon.com/en/Minnesota-SAT-dual.mp3

Marilyn Harper

(canaliza a Adironnda)

Hum, buen día para ustedes, eh? Es muy bueno ver su luz, su amor, su brillo; ¡necesitamos lentes de sol para mirar su energía! Para quienes no conocemos entre ustedes,  somos Adironnda y traemos a ustedes esa energía de amor, de amor incondicional, para contenerlos en esa frecuencia vibratoria. Porque verán, queridísimos seres de luz, el cambio está sobre ustedes (se ríe). Desde su presidente en este país, a Kryon, el queridísimo amigo, y todos ustedes, atravesando los cambios que están ocurriendo, y quiero darles unas pocas energías, unas sugerencias para ayudarlos a hacer su camino a través de ese cambio, ¿está bien?  Alguien necesita un poco de ayuda extra aquí, (se ríe) o los ponemos a todos a dormir ya, ¿eh?

Comprenden que en esa energía tomamos una respiración profunda (exhala…) ustedes ciertamente son 100% responsables por todo lo que ha sucedido en su vida ¡Uh!  A veces no es muy fácil tragar esa energía, ¿ah?  “¿Qué quieres decir? Yo no soy responsable, es mi ex esposo, el responsable, ¿eh?  No somos responsables, es la ex esposa, la familia, los padres, los abuelos, los hijos, bla, bla bla”  Y es exactamente eso: bla, blablá, blablá. Porque ustedes, queridísimos seres de luz, ustedes son los creadores de su universo. Ustedes son la luz y la oscuridad. Hoy es 22, ¿verdad?  Ustedes trajeron esa dualidad aumentando por sí misma; ustedes son la energía, mezclándose con el 7.

Ahora bien, nosotros vemos los números de modo un poco distinto, no leímos el libro sobre esa costumbre tibetana (se ríe), Verán, ese 7, que es la divinidad, es porque este lugar plano aquí se está abriendo a su corona, a su información más alta, y sin embargo ese cimiento según va hacia abajo, no siempre les da una energía fuerte en la que pararse; eso es el 7.

Pero verán, esos 2  (N.T por el día 22) tienen un fundamento muy fuerte y llegan hacia abajo a esa corona y esa energía. Entonces, ¿lo ven? depende de cómo se mira.  Tomen la costumbre tibetana y háganla a su modo. Lo comprenderán porque eso les hace tomar su responsabilidad y saber que todo lo que intentan es lo que se crea. ¡Ujúu! (se ríe). Intentamos ganar la lotería, ¡Ujúu! Le recordaremos eso a la gente de la lotería, ¿sí? (risas)  De modo que todo lo que intentan proviene de su corazón, no de su cerebro. Su corazón crea el campo alrededor de su cuerpo; el corazón es el que primero enciende la energía. De modo que piensen en lo que siente su corazón, de eso llevamos recordatorios en nuestra energía, para recordarnos siempre de pensar en la voluntad de la  fuente, de recordarnos con nuestras pulseras de nuestra intención de cambiar en la consciencia de lo que ustedes realmente están intentando.

(cambia la voz y el tono) (habla Jeshua)

Queridísimos bienamados: ¡los amo tanto!  Su intención me ha traído aquí otra vez, a renacer dentro de sus corazones. Su intención es su creación, como fue la mía, y con su presidente en este país, eso espero, de ser un catalizador del cambio. Yo fui un catalizador que cambió la consciencia. Ahora bien, ya vieron lo que me pasó. No creo que vaya a pasar eso con su presidente. Sin embargo la intención de ustedes es la fuerza de la actividad; su intención es ese amor, de modo que les imploro que conserven su amor en el primer plano de su energía para conservar su equilibrio en el fundamento de su creación. ¿Cómo se siente su corazón?  Respiren con su corazón diariamente; allí es donde yo estoy, y los Maestros de su reino. Es ciertamente ustedes, cada uno de ustedes, la fuerza de vida creadora de este planeta. ¿Qué están haciendo con esa responsabilidad? Han dado pasos para crear un mundo maravilloso, y  se presentaron aquí; están dispuestos a ser el cambio que desean ver en este planeta. Estoy aquí para ayudar, para asistir, para crecer, para abrazar, y simplemente para amar.

Hay  una vieja pregunta que les haría cuando están en un lugar de indecisión, en lugar de no saber bien qué hacer; preguntarse: ¿Qué haría el Amor? Recuerden que son 100% responsables de todo. Celebren diariamente esa energía, ¡celebren diariamente su vida! Y confíen; confíen en sí mismos, en que sabrán cómo vivir. Confíen en quienes los rodean porque ellos son creación suya y su educación.

Pero sobre todo, amen. Ámense ustedes como a los pares que se sientan a su lado. Amen su luz. Amen todo.

Los amo profundamente.

Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Quiero que sientan la energía en este salón, que ha cambiado. Ya hemos hablado de esto antes. Si se sientan y escuchan esto más tarde, estos mensajes, estas canalizaciones, el mismo entorno que está presente en este salón está disponible para ustedes.  Por raro que pueda sonar en forma lineal, Dios no es lineal.

Conocemos los potenciales de quiénes escucharán más tarde. ¿Oyeron, sintieron, el amor que proviene del Maestro Jesús? ¿Entienden el mensaje que está allí?  El maestro dentro de todos ustedes está invitado a encontrarse con el Maestro.

Todos ustedes tienen luz y oscuridad; eso fue mencionado por Adironnda. Y ahora yo agrego a esto. Algunos dirán, “Querido Kryon, amo el sentimiento que tengo cuando escucho tu voz. Ciertamente el entorno me rodea, puedo sentirlo. Me relajo completamente, los miedos desaparecen. De algún modo sé que las cosas irán mejor, y que las soluciones que vine a buscar son factibles para mí. Te escucho y siento que hay esperanza para el planeta, para mí, para las cosas que yo y mis hijos necesitamos.”  Y yo les diré que esto es aceptable, que ustedes amen esto. Y yo diría: ¿Entienden de dónde viene esto? Que todos estos sentimientos que pueden sentir, y la paz que pueden tener, y el amor que pueden recibir que entra a sus mismas células, todo esto, proviene de un lugar  en el que ustedes se originaron.  Todo ello.

Maestros cada uno de ustedes: déjenme recordarles algo. Número 1: ustedes provienen de las estrellas. Número 2: ustedes vinieron de la Gran Fuente Central, Dios está en su interior. Número 3: han nacido magníficos. Todas estas cosas.  Y lo que viene del Creador es lo que sienten cuando me oyen, cuando oyen a Adironnda, cuando oyen a Jesús. La compasión, la benevolencia, el amor puro, son la esencia de Dios – y todo el resto es el rompecabezas humano.

¿Y si les digo que literalmente ustedes podrían captar todo lo que podrían sentir que solo está en la canalización, podrían captarlo todo porque está allí dentro de ustedes? ¿Por qué estarían resonando con esta paz si no estuviera ya dentro de ustedes? En algún nivel está siendo reconocida, analizada, y están diciendo “La quiero, la creo, soy yo.”  Y entonces la siguiente pregunta es: ¿Qué obstaculiza esa pureza, ese amor que es ustedes?  Y entonces podrían empezar a hacer lo que llaman una lista de lavandería: “Bueno, está esto, y luego esto otro, y luego aquello.”  Y todo lo que pondrían en la lista ante el Espíritu es de diseño de ustedes (se ríe).

Esta es la porción humana; es la parte que ustedes controlan completamente. Y sin embargo creen que puede ser casualidad o que la controlan otros. No es así.  La compasión que pueden sentir aquí es lo que hoy los sanará.

Quiero que tomen su borrador metafísico ahora mismo. Y si tienen una lista de lavandería con las cosas que creen que les impiden descubrir todo esto, quiero que las escriban en el pizarrón de su mente y empiecen a borrarlas, pero quiero que su mente las vea desaparecer. Pongan los nombres, pongan las condiciones.

Algunos están aquí ahora mismo pidiendo sanación, salud,   tienen miedo de ciertas cosas, algunos están llegando al final de sus fuerzas, podría decirse, por sus dificultades y ciertas situaciones. Yo sé cuáles son; quiero que las pongan en la lista del pizarrón ahora mismo. Luego quiero que usen su mano – en su mente – con el borrador y quiero que empiecen a borrarlas de a una letra por vez. Y quiero que se sientan muy empoderados, muy como el creador que son, y las vean desaparecer.  Y habrá quienes digan, “¡Esto es tontería, es charla infantil!”  ¿De veras?  Pregunten a los que se sanan haciendo estas cosas porque toman el control de aquello  que no creían poder controlar. Aquellos de ustedes que miran sus cuerpos y ven la dificultad para borrar los nombres de lo que le dijeron los médicos: sus células están observando esos nombres desaparecer, una letra tras otra y otra más.  ¡Es real!  Las condiciones en que se encuentran en su vida, que son difíciles o frustrantes, yo les diría que como creadores que son, los mismos éteres y los ángeles a su alrededor están viéndolos desaparecer, letra por letra. ¡Ustedes están tomando el control!  Y cuando se vayan de este lugar lo van a sentir; van a saber que algo ha cambiado.

Queridos, ustedes no son meras víctimas de este mundo; no lo son. ¡Simplemente no lo son! Adironnda dijo que ustedes son la oscuridad y la luz, y lo son. Pueden crear lo más oscuro para ustedes, pueden crear luz para ustedes, ¡esto es libre albedrío! Probablemente pensaron que como están aquí con libre albedrío pueden hacer lo que se les dé la gana. Les diré: están aquí porque son libres de borrar todas esas cosas en el pizarrón. ¡Por eso están aquí!

Necesitamos que permanezcan en alegría. Este planeta va a cambiar; este planeta está cambiando. Cuando las almas antiguas, una por una, empiecen a borrar aquello que las frustra y crea miedos en sus vidas, y les hace sentir que no llegan a ninguna parte. No importa cuán viejos o jóvenes crean que son; no tiene nada que ver con eso. Si pueden vivir una vida de equilibrio y alegría en este planeta, ya les dije esto antes, es como un campo, es como una infección de alegría en el planeta, entra en el planeta, y ustedes están sirviendo a este cambio simplemente por estar en equilibrio. No es que tengan que escribir un libro o enseñar dando un curso. Encuentran su centro y la alegría que tienen y merecen, y empiezan a vivirla, ¡y no permiten que las cosas presionen sus botones otra vez! Empiezan a limpiar esas cuestiones que creyeron que no se podía eliminar. ¡Empiezan con una salud que creyeron que no  era suya! Empiezan a hacer lo que el planeta sabe, Gaia sabe, nosotros sabemos, y los que los rodean saben. Es un catalizador para el planeta entero. Ustedes se sientan allí y piensan que cada uno es una persona.  Son un colectivo de miles de millones, de trillones, de quienes están comprometidos en crear un humano nuevo en una tierra nueva, después del cambio.

¡Eso es información personal!  Para ustedes en este salón hoy, para quienes se sienten a escucharlo. No es información planetaria, más bien es para cada humano. Las almas antiguas llevan la mayor cantidad de vidas,   mayor experiencia que otros humanos en el planeta, y esas vidas de experiencia no solo se traducen en sabiduría; ustedes portan frustraciones y miedos, desilusiones, y ahora con libre albedrío pueden resolverlas. Con libre albedrío y  capacitación  controlan las cosas en el piso y ya no les pertenecen más; magníficos, ya han pasado por el cambio, están aquí con propósito, ¡todos ustedes! Todos ustedes.  Todos ustedes.  En esas sillas frente a mí, con el designio de estar aquí ahora y oír este mensaje de empoderamiento para ustedes.

Algunos se van a ir de aquí sin convencerse, y yo les digo: Este es su libre albedrío; esto es la oscuridad y luz de todo esto, querido. Y la oscuridad dentro de ustedes dirá: “¡Tonterías!  No funcionará; nunca funcionó antes.”  Les diré algo: den una oportunidad a la luz, porque las condiciones han cambiado y ya se lo dijimos antes: nada sigue igual. El medio ambiente de lo que probaron antes no será el mismo medio ambiente cuando lo intenten otra vez.

El cuerpo está escuchando de una manera nueva; el planeta escucha de una manera nueva. Los mismos éteres de la cocreación y el Campo están escuchando de una manera nueva. Les diré esto: el alma antigua empieza a ser el rey de la creación sobre el planeta Tierra. ¿Y quién es?  Tú. Si estás oyendo esto, se trata de ti.

Ese es el mensaje de todos nosotros, en tiempos difíciles porque son de transformación, de cambio de paradigma. Están dejando el patio de juegos y empiezan a ascender en consciencia y están experimentando cosas que nunca vieron, cosas que nunca sintieron. No las interpreten como negativas, queridos.

Las cosas que suceden a su alrededor y que son misteriosas, ¡no son misteriosas para Dios! Celebren lo que no entienden y no saben, como cosas que sencillamente no entienden y no saben, pero entiendan esto: que la luz es la responsable de la mayoría de ellas.  Difícil de imaginar, difícil de creer; dos pasos hacia adelante, uno hacia atrás.  Así sucede el crecimiento, eso es lo que está pasando ahora.

Este es el mensaje para hoy. Y por supuesto, otro llegará más tarde.

Y así es.

Kryon

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Audio en Español:

http://files.kryonespanol.com/audio/Dual_Minnesota_jul_22_2017.mp3

Publicado en youtube por Kryon en Español

¿Quién o qué es el Alma?

Yeshua canalizado por Pamela Kribbe

¿Quién o qué es el Alma?

Junio 22 de 2017

 

Queridos, YO SOY Yeshua, vuestro amigo; en este momento estoy con vosotros como un hermano, aceptad mi compañía, mi presencia; porque no estoy lejos. Yo quiero acariciar tu corazón con mi mano para recordarte quién eres y la unidad que nos liga. Correspóndeme el saludo, ábreme tu corazón. Yo Soy un mensajero de la Unicidad; y me arrodillo ante ti porque tú eres mi hermano o mi hermana; y en ti Yo veo a un igual, a un compañero Álmico.

Yo respeto lo que haces y lo que eres en la Tierra; éste es uno de los lugares más oscuros para que un Alma esté encarnada en un cuerpo Humano. Cuando estás aquí, recordar quién eres y cuál es tu origen Cósmico, tu grandeza, tu vastedad, tu naturaleza eterna, es toda una tarea; porque aquí todo parece estar enfocado en olvidarte, en olvidar tu esencia más profunda. Lo que has aprendido aquí desde temprana edad es a confiar solamente en tus percepciones sensoriales; que la verdadera realidad es lo que te dicen tus ojos, tus oídos y tu nariz.

El Mundo material que te rodea es mirado como el epítome de lo real, de lo sólido y verdadero. Especialmente en este tiempo en que la visión científica del Mundo ha penetrado en todas partes, hay gran escepticismo sobre la habilidad de ver más allá de la realidad sensorial y física. Ver con el ojo interno, sentir o intuír con el corazón, es descartado como irreal, como supersticiones tontas; ésta es una gran paradoja, porque solamente en el nivel del Alma descubres quién eres realmente… Que es precisamente en el Mundo Interno y no en el externo, donde te encuentras a ti mismo… Esta sociedad os lleva por el camino equivocado por causa de tanto énfasis en la importancia de la apariencia y del conocimiento externo y comprobable; según esta sociedad, para que algo sea real y verdadero se debe observar con los sentidos o ser deducido con la mente.

¿Pero qué hay de todos los sentimientos con los que muchas personas están luchando: La profunda soledad y futilidad que muchos tienen que enfrentar?… Éste es un problema mundial fundamental, no solamente un problema individual. En el Mundo hay una profunda crisis existencial que carcome el corazón de casi todos los individuos; así que es necesario que en la vida diaria el Alma sea una fuente de significado.

¿Quién o qué es esa Alma?… En el Mundo de hoy es una señal de valor buscar explícitamente al Alma, soltarse de la compulsión del restrictivo pensamiento racional; y buscar en ti para descubrir lo que está vivo en tu interior en el más profundo nivel, especialmente si ello difiere de los estándares y las ideas sociales existentes… Lentamente desciendes a tu Mundo Interno donde no solamente encuentras Luz, sino también oscuridad; pues precisamente cuando abres la puerta a tu Mundo Interno, es cuando te haces consciente de todas tus partes oscuras; es cuando eres probado; y será necesario que te apoyes en la realidad más grande de esa Alma, para ver que inclusive las partes que parecen ser más oscuras, tienen significado.

Repito que reconocer y sentir al Alma es desesperadamente necesario en este Mundo; éste es el camino de regreso al Hogar, de regreso a quien realmente eres. Es a partir de la Luz que hay encendida allí que puedes imbuír al Mundo con nuevas ideas, con nueva energía, nuevo valor y nueva confianza. Aquí se necesitan muchísimas cosas que pueden fluir hacia el Mundo desde el canal de un Alma despierta. En este Mundo hay muchísima pena, muchísimo dolor y sufrimiento; y no digo esto para descorazonarte, sino para señalar cuán importante y urgente es que reconozcas y sientas al Alma en tu vida; de esta manera te conviertes en una Luz, no solamente para ti mismo sino para los demás.

¿Cómo te conectas con tu Alma?… Este Mundo está tan alejado del Alma, que casi nunca se hace esta pregunta; es algo que nunca se les presenta a los niños mientras crecen y van a la escuela… ¿Cómo te conectas con tu Mundo interno?… ¿Cómo lo haces no solamente con tus emociones y estados de ánimo pasajeros, sino con lo que yace tras tu Mundo Interno?… ¿Existe un Mundo más permanente, el Mundo de tu Alma, de la energía de tu único “Yo”, de tu energía Álmica?… Esa posibilidad ni siquiera se considera, así que no se os enseña cómo acudir a ese Mundo ni a conectaros con él… ¡Y el resultado es la enorme pobreza espiritual que hay en este Mundo!

Para explicarte cuál es la realidad del Alma, te invito a que imagines que estás en la última hora de tu vida, que la muerte se aproxima y que salvarás el umbral hacia la vida después de la muerte. Esto lo has hecho ya muchas veces porque has tenido muchas vidas en la Tierra; y en todas esas vidas has cruzado ese umbral al final, algunas veces con más paz en el corazón que en otras.

Inclusive cuando tuviste una transición difícil; y moriste con una sensación de lucha en tu corazón, también experimentaste una intensa liberación por lo que sucede cuando tú, como tu Alma, te liberas de la forma física. Cuanto más paz tengas al morir, más feliz será la transición; pero en todos los casos de abandono del cuerpo terrenal hay una profunda sensación de alivio, de volver a una manera de ser natural que es muy familiar; no entiendes cómo pudiste haberla olvidado.

Ven conmigo; y abandona todas las ideas negativas sobre la muerte: Imagina que estás al final de tu vida, que abandonas la lucha; y que en el momento de tu último suspiro, tú, tu Alma, abandona tu cuerpo terrenal; se va muy gentilmente y muy suavemente… Sales de tu cuerpo y asciendes sin esfuerzo… Inmediatamente sientes la ligereza, no solamente la Luz que te rodea sino la ligereza de tu cuerpo, la flexibilidad, agilidad y carencia de peso y esfuerzo… Eres como un pájaro que vuela inmediatamente hacia donde tu corazón te lleva.

Permite que vuele tu imaginación, imagina lo que sucede cuando estás libre de tu cuerpo terrenal y te mueves hacia donde tu corazón te atrae, en términos de un ambiente nuevo. Podrías ver aparecer un jardín, o el mar, o un bosque… Aparecen para ti sin esfuerzo; y en todo lo que ves sientes la vida que irradia de su interior… Todos los Seres vivos te miran con benevolencia; de todo lo que ves surge una gentil invitación y la belleza es magnífica y deslumbrante… Sientes la alegría que burbujea en tu corazón y piensas: “¡Ah!… ¡Así es como debe ser!… ¡Esto es lo normal, es lo natural!… ¡Aquí estoy en el Hogar!”

Te encontrarás con amigos y familiares fallecidos; y te encontrarás con guías… Todos te reciben con el corazón abierto y tranquilamente te permiten que seas quien eres y te dan una mano de ayuda cuando es necesario… Ahora has entrado en la Dimensión del Alma… Aquí todo es diferente; el espacio y el tiempo parecen mucho más flexibles, pues repentinamente puedes estar en un lugar diferente si así lo quieres y si tu corazón es atraído a ese lugar… Lo interior predomina sobre lo exterior.

Si en el nivel interno te conectas de corazón con alguien y tu llamado es respondido, repentinamente os encontráis juntos en una atmósfera física, aunque no sea tan física como en la Tierra; aquí en la vida después de la vida aún podemos hablar en términos de forma. Tú tienes un cuerpo, esa persona también tiene un cuerpo; y podéis comunicaros mutuamente, pero mucho más fácilmente y con menos esfuerzo que como solíais hacerlo en la Tierra.

Además de que el espacio y el tiempo son más flexibles, también lo es tu forma corporal; la forma que asumes es muy ágil y fluída… Puedes tomar una forma física que parezca vieja o joven… Puedes cambiar el color de tu cabello, de tus ojos; puedes cambiarlo todo… ¡Y eso te da alegría!… Tú eliges la forma que internamente te corresponde, te sientes bien; y eso te facilita la comunicación con otra persona… Ves que en esta Dimensión del Alma lo interno da forma a la apariencia externa; lo que vive en tu interior determina lo que hay en torno a ti y en el exterior… Siéntelo por un momento… ¿Qué es lo que hay en tu interior que crea esas experiencias, que les da forma y que las atrae hacia ti?

Aparentemente, tú no eres la forma ni eres tu cuerpo, porque pueden aparecer de muy diferentes formas y de muchísimas maneras… Tú no eres el lugar donde vives ni el papel que desempeñas, porque inclusive eso es muy flexible y dinámico… Lo que aquí permanece constante es el que llamas tu corazón… Siéntelo por un momento… Siente que en esa atmósfera diferente del otro lado tu corazón es libre para descubrir, explorar y encontrar; y para sentir la alegría de hacerlo… Luego siente lo mucho que sabías, la cantidad de conocimiento que había en ti.

Pregúntale a tu Alma si quiere aparecer ante ti en una forma feliz, libre y alegre, apropiada para este momento… O quizá tu Alma aparezca ante ti como una mujer o un hombre de edad y sabiduría, quizá como un niño; eso no importa… Ahora el Alma elige una forma apropiada para la transmisión óptima de un mensaje para ti. Permite que tu Alma aparezca ante ti por un momento; y si no oyes ni ves nada, entonces siéntela… Siente la Dimensión Eterna a la que perteneces y permítele que te envuelva… En un tiempo tú eras ese pájaro libre; esencialmente tú eres esa alegría, esa libertad creativa… Permítele que descienda a tu cuerpo, a tu abdomen… ¡Sé libre… Y vive a partir de esa libertad interna!

¿Cuál es el propósito del Alma en la Tierra?… ¿Por qué está aquí?… El Alma quiere saber cómo despertar en esta Dimensión; ésta es una Dimensión en la que muy fácilmente puedes olvidarte de ti mismo de manera muy profunda, en la cual te puedes alejar totalmente de tu Esencia.

Tu Alma quiso estar aquí; tu Alma es una mensajera de Dios, una partícula de esta todopoderosa energía que llamas Dios… Tu Alma es una partícula única de esa infinita Fuente Creadora… Tu Alma está trabajando para desarrollarse a lo largo del tiempo, pero no la clase de tiempo que conocéis en la Tierra… El Mundo del Alma es muchísimo más vasto e inconmensurable que lo que podéis medir con los estándares terrenales.

Como dije, en el nivel del Alma el tiempo y el espacio son muy fluídos y muy móviles; y se forman más desde el interior que desde el exterior… Puedes decir que en este proceso tu Alma está surgiendo al desarrollarse por medio de todas clases de vidas; y una de esas vidas es conformada por ti… Tú eres una mezcla única de tu Alma con esta personalidad terrenal; así que nadie es exactamente como tú.

También eres único para tu Alma; esta vida es una circunstancia única en la cual tu Alma quiere descubrir y entender profundamente lo que significa estar aquí en un cuerpo; y también dar de sí misma… Siente cuán grande y valerosa es tu Alma… Aunque esencialmente eres tú quien ha emprendido esto, tú asumiste el riesgo de este siguiente paso.

¡Respétate!… Tú eres un Gran Ser, una parte inalienable de Dios mismo… Pero rutinariamente vosotros os empequeñecéis muchísimo… Padecéis el azote de los prejuicios sociales y de los conceptos de bien y mal… Cuando te pido que te conectes con tu Alma, te estoy pidiendo que te unifiques con tu Luz y también con tu fuego. La Luz es también fuego; y el fuego representa pasión, entusiasmo, inspiración.

Vosotros sois Almas fuertes; y para entrar en la aventura de encarnaros en la Tierra, necesitáis tener valor. Tú asumiste un riesgo porque puedes bajar hasta profundidades inconcebibles; y tú has pasado ya por esas profundidades, pues no es la primera vez que estás aquí… Todos habéis pasado por profundidades inimaginables en vuestras vidas en la Tierra; y sin embargo aquí estáis otra vez… Así que en ti hay una profunda convicción, una pasión, un fuego que te da la determinación para estar aquí y dejar que brille tu Luz.

Para conectarte con ese fuego es necesario también que encares tus emociones oscuras, tu lado oscuro; o lo que denominas así… Todo lo que vive en esas emociones tiene un mensaje para ti: La ira, el temor, el odio, la resistencia… Todo lo que ha sido estigmatizado como negativo tiene en sí una fuerza vital… Conéctate con este reservorio de emociones, convócalo; es permitido que aparezca oscuro y sombrío.

En cada uno de vosotros hay una fuerza primordial… ¡Siéntela profundamente en tu interior!… Permite que esa fuerza llegue desde la Tierra a través de tu Chakra Raíz y permítete sentirla… Arráigate en esta Tierra, confía en tu fortaleza y deposita tu poder en la Tierra; y no desfallezcas: ¡Eres demasiado inmenso, demasiado bello, demasiado rico en tesoros internos, como para seguir haciéndolo!… Te necesitamos en la Tierra como un Faro de Luz; y el primer paso para hacer eso es que recuerdes, que reconozcas quién eres; y que revivas la Dimensión de tu Alma en tu vida diaria, en ti.

Comencé esta charla diciendo que os respeto, que me arrodillo ante vosotros; y éstas no son palabras vacías… Vosotros sois quienes lleváis la antorcha de la Luz en este Mundo y quienes vais en contra de las restrictivas visiones mundiales existentes… Y no lo hacéis luchando con palabras, con la fuerza; sino por medio de la conexión interna con quienes sois. Lo hacéis dando prioridad a la Dimensión del Alma a la cual estabais naturalmente acostumbrados cuando estabais en ese otro Mundo, antes de viajar a éste. Al volver a recordar esa realidad; y permitirle con total convicción que irradie hacia este Mundo…: Literalmente traéis Luz.

Os agradezco por vuestra presencia en este Mundo y por vuestra presencia hoy aquí… No dudéis de quienes sois… ¡Sé la bella y brillante Alma que eres!

Os agradezco muchísimo.

 

Tradujo: Jairo Rodríguez R.

Consultoría Energética y Espiritual

http://www.jairorodriguezr.com/

jairorodriguezrr@gmail.com

El Significado Espiritual de la Vida en la Tierra

Yeshua canalizado por Pamela Kribbe

El Significado Espiritual de la Vida en la Tierra

Junio 22 de 2017

Queridos amigos de mentalidad similar:

Os habla Yeshua, vosotros sois mis hermanos y hermanas. Me reúno con vosotros aquí como un igual, no como alguien exaltado por encima de vosotros, sino como un amigo, como un camarada… Sentid la Fuente común a través de la cual estamos conectados… Sentid el flujo vital que hay entre nosotros, la conexión que nos sana y nos libera.

Ten respeto por ti mismo de la misma manera como respetas a los otros asistentes a esta reunión. Respetarte significa valorarte al darte cuenta de quien realmente eres y lo que has asumido para hacer este viaje para estar en un cuerpo de carne y hueso, aquí y ahora, en esta Tierra… Fue un salto de fe; profundamente dentro de ti hay una confianza, una fuerza, una profunda consciencia con la cual elegiste estar aquí. Cada uno de vosotros dijo “Sí” a esta encarnación, a su vida actual. Ese momento de decir “Sí” se basó en un conocimiento muy profundo, sin embargo desde entonces han surgido dudas debidas a viejos recuerdos de experiencias de otras vidas en la Tierra; tales dudas han velado el “Sí” obvio y claro; y lo han nublado y oscurecido… En esta aventura terrenal te has sentido perdido, solo y abandonado… Yo conozco este dolor por haberlo experimentado.

Con demasiada frecuencia soy presentado como un santo, como un iluminado que lo sabía todo… Eso no era así, pues conocí dudas y temores profundos. Eso fue parte de mi viaje tal como es parte del vuestro; así que vedme con mi imperfección y mi quebranto. La Tierra me inspiraba una Luz de la cual quise dar testimonio; una Luz que trasciende las palabras, que contiene Amor, maravilla, belleza, humor y sabiduría… Esa Luz no provenía de mí sino que era ofrecida a través de mí, tal como sucede con vosotros… Pero Yo también tuve momentos de profunda desesperación al experimentar la falta de comprensión de quienes me rodeaban, al no sentirme reconocido; tal como os sucede… Por eso Yo podía llegar a personas que se sentían muy solitarias; a personas desesperadas que sentían dolor, tanto físico como emocional; personas que se encontraban en un desierto espiritual. Podía entender a esas personas porque Yo mismo había experimentado las emociones, los estados de ánimo y los pensamientos que experimentaban.

La experiencia Humana, con todos sus altibajos, es necesaria para que tu Luz resplandezca aquí… Lo que ahora experimentas en tu vida como oscuro, como sombrío, como obstáculos, todo es parte de tu viaje… No son obstrucciones que debas tratar de evitar, se trata más bien de tu habilidad para aceptar estas cosas y llevarles la Luz de tu corazón, tal como una piedra que se puede iluminar desde dentro y convertirla en una bella gema… Ésta es la tarea a la cual estás destinado: Experimentar la oscuridad, entenderla desde dentro; y luego iluminarla y pasar por toda la gama de las experiencias Humanas; para envolverlas con consciencia y sentirlas completamente… Entonces la Energía Crística despierta en un Ser Humano; y se requiere ser Humano para que esto suceda. En los reinos altamente etéricos que carecen de resistencia y de la profundidad de la experiencia Humana, no puedes desarrollar esa energía, ese poder y esa brillantez únicos y particulares de la Energía Crística… Mira lo que aparentemente te detiene, lo que provoca que te resistas, lo que te desanima o te aburre y lo que puedas aborrecer, míralos precisamente como tu destino, como el propósito para el cual estás aquí.

Ayudar a otro Ser Humano a iluminarse desde su interior, a convertirse en un Ser a través de quien pueden ocurrir milagros… ¡Es una experiencia mágica!… Se cuentan historias sobre mí relacionadas con milagros y con repentinas sanaciones físicas y mentales; pero el poder que Yo tenía no era el de ser un mago, los milagros no sucedían por medio de algún truco misterioso… Gracias a mi profunda comprensión de su Humanidad, pude llegar a personas que estaban listas para eso, que estaban a punto de experimentar un gran avance en su nivel interno; Yo no hice ningún juicio respecto a quienes eran, ni a sus aspectos negativos o positivos; Yo simplemente estuve ahí… Y hubo personas que al tener contacto conmigo experimentaron Amor; y ese Amor las hizo íntegras; fue como si su verdadera naturaleza estuviera llamada a despertar repentinamente; y eso es lo que sucedió en tan mágicos momentos… Realmente no fue algo que Yo hiciera, fue algo que sucedió en la interacción entre nosotros.

El hecho de que Yo estaba abierto es lo que hizo posible para mi recibir la Luz Crística y poder pasarla a otros… Y esta apertura de la que estoy hablando frecuentemente es obtenida por el Ser Humano en una experiencia de crisis. Antes de que estéis realmente abiertos a la Luz Crística, usualmente estáis atrapados en todas clases de creencias sobre lo que debería suceder y lo que no, o sobre lo que debería ser y lo que no. Estáis llenos de ideas y de patrones de pensamiento que crean una multitud de emociones y estados de ánimo. A partir de tales ideas y patrones de pensamiento tratas de conformar tu Mundo; hasta que te encuentras con algo tan enorme que no puedes encontrar una manera ordenada de evitarlo; y entonces todas tus certezas, creencias y patrones de pensamiento son eliminados… Caes en un profundo hueco; y esto puede producir una abrumadora cantidad de temor.

Esta experiencia la podéis llamar también “la noche oscura del Alma”; y es atemorizante. Al mismo tiempo existe la posibilidad de que tú puedas abrirte y darte cuenta de que ya no conoces la manera “correcta”; y entonces una parte de ti se rinde, mientras que otra parte se abre; la parte que se rinde es la defensiva, la parte que se resiste, la que siempre piensa que sabe más, la impaciente, la que requiere y exige de la vida todas clases de cosas… Frecuentemente en una crisis esa parte muere; y si te atreves a dejarla morir, la Luz puede comenzar a brillar en tu interior… Puedes ver que una experiencia de crisis, algo que parece ser demasiado para ser digerido, también tiene el potencial de una apertura a la Luz; pero es una experiencia muy intensa porque la parte que muere no quiere morir, quiere aferrarse, se resiste a morir.

Yo te pido que traigas a tu mente la parte de ti que se opone a tu Luz y que está en contra de la Luz en general: La Luz del Cosmos que quiere fluír a través de ti. En ti hay algo que quiere protegerse de esa posibilidad; así que si puedes, siente la vacilación cuando te pido que imagines que la Luz fluye muy fácil y libremente a través de ti, a través de todas las partes de tu cuerpo y hacia el Mundo… ¿Qué suscita esa imagen en ti?… ¿Puedes admitir esa posibilidad?… ¿Siquiera sientes que eso es posible?… O… ¿En ti hay algo que quiere protegerse, enconcharse?… Y observa ante ti esa parte que te protege como un defensor; y pregúntate: “¿Por qué necesito esta protección?”… Toma en serio esta actitud defensiva, porque en ti hay algo que siente la necesidad de tener esta protección… Respeta esa parte tuya porque la protección siempre tiene un propósito; esta allí para proteger una parte tuya muy vulnerable.

¿Qué parte de ti no admitirá la Luz?… ¿Qué parte de ti la experimenta como una petición excesiva, o como una amenaza, o incluso como un peligro?… Acércate con suavidad a esa parte, como lo harías con un niño; mírala como a un niño descorazonado, un niño que ha dirigido su energía vital hacia su interior … Acércate a él muy gentilmente y observa cuán bello es; inclusive con tan extrema vulnerabilidad y defensa, irradia belleza… Arrodíllate ante él y envuélvelo con tu generosidad y tu amabilidad… Arrodíllate con gentil aceptación, sin querer que el niño cambie, ni querer imponerle nada… Siéntate con él tranquilamente, relajadamente; y siente que tú puedes tomar el lugar de esa protección… Hasta ahora el niño se ha sentido protegido por esta barrera defensiva ante el Mundo exterior, pero esta defensa también es una barrera entre tú y tus sentimientos más profundos.

Pregúntale al niño si puedes tomar el lugar de esa protección; simplemente dile: “¿Me permitirás cuidarte, eso te parece bien?”… Pregúntale abierta y honestamente: “¿La protección que te doy es suficiente?”… Y luego permítele hablar libremente. Quizá diga: “No, no me siento suficientemente seguro, tengo miedo”… Pregúntale qué necesita o qué puedes hacer para que se sienta seguro. Cuando lo hagas dedícale tiempo, porque tú puedes tener una y otra vez esta conversación con tu Niño Interior; él es un Ser vivo, una parte de ti que tiene una cantidad de Amor; una cantidad de Amor para dar… Pero debe sentirse seguro en la Tierra; y por eso son necesarias tu gentileza y tu confianza.

Cuando has construído una barrera defensiva, una concha para proteger y ocultar tu Niño Interior, ya no estás conectado conscientemente con él, se vuelve oculto para ti: Por ejemplo, en ciertos momentos de tu vida te pones a la defensiva o te cierras; y no sabes por qué. Te puedes poner furioso, o decepcionado, o desanimado; y cuando sucede esto es porque hay patrones reactivos automáticos que funcionan y están entre tú y tu Niño Interior… Renovando la conexión con este niño vulnerable que hay en tu interior; y volviendo a comenzar la conversación una y otra vez, gradualmente puedes encontrar una manera de resolver estos patrones reactivos automáticos, la barrera defensiva; pero eso te exige paciencia y gentileza. Y te pide que entiendas muy profundamente que esta parte vulnerable de ti no es un obstáculo que deba ser evitado o superado; y que no debe ser eliminada.

La intención es que tú crezcas por medio de este niño al envolverlo con comprensión y Amor… Y entonces despierta en ti la Luz Crística… Se acabaron las ideas fijas, los juicios y las creencias; y el esfuerzo y la lucha permanentes en pos de algo que piensas que necesitas… En lugar de ello, ahora hay en ti una disposición y una apertura para encontrarte una y otra vez contigo mismo por medio de la atención y el asombro, sin pensar que ya sabes lo que necesitas y lo que es bueno para ti; así te permites ser sorprendido por las respuestas de tu Niño Interior.

Tu camino es éste porque el Alma tiene algo qué aprender de la experiencia Humana… Algunas veces consideras que el Cielo, el Mundo al cual pertenece el Alma, es un Mundo perfecto; y también que es un lugar del cual fuiste expulsado, forzándote a sobrevivir en un Mundo imperfecto y a menudo extraño, la Tierra, donde te agobian muchísimas emociones; y sientes esto como un castigo… Pero el reino de donde vienes, el Mundo del Alma, tampoco es perfecto… Carece de algo esencial; y por eso siempre has dado el salto de fe hacia la encarnación… Es la vida misma, esta búsqueda a ciegas, esta manera intensa y profunda de experimentar, que es posible especialmente en la Tierra, en la cual se vuelven profundas y sustanciales tu comprensión, tu paciencia, tu discernimiento y tu Compasión… Éste es el significado espiritual de la vida en la Tierra… Los vislumbres de perfección que puedes experimentar aquí, frecuentemente en momentos de simplicidad, por medio del discernimiento, con una experiencia de alegría y belleza puras… Tales vislumbres tienen más importancia que simplemente tener durante años un estado eufórico en los Reinos Celestiales.

Ciertamente es maravilloso estar en una atmósfera de armonía, con menos resistencia y menos altibajos; y tú añoras eso… Pero no niegues la belleza y el profundo valor espiritual de la vida en la Tierra por la cual estás pasando… Lleva a los Reinos de Luz la experiencia, la sabiduría y los avances que experimentes aquí; y por causa de ello esos reinos ganarán más sustancia y más vida… Hay una interacción constante entre el Reino de la Tierra y los reinos “del otro lado”… Valora tu vida como un tesoro… Tú eres valiente, actúas poderosamente… ¡Así que reconoce tu propia Luz!

Yo disfruto cuando estamos juntos aquí; cuando estoy aquí, aunque no esté en un cuerpo, me vuelvo un poquito Humano de alguna manera; y vuelvo a recordar cómo es ser Humano: Las cargas, sí, pero también los momentos de ligereza, amistad y solidaridad que tocan profundamente al Alma… Los vínculos de amistad construídos en la Tierra perduran en el Alma y continúan haciendo su trabajo por siempre… ¡Así de preciosa es la vida en la Tierra!

Os agradezco a todos por habernos reunido; y desde mi corazón felicito a cada uno de vosotros.

 

Tradujo: Jairo Rodríguez R.

Consultoría Energética y Espiritual

http://www.jairorodriguezr.com/

jairorodriguezrr@gmail.com