Moviendo los cuerpos inferiores a niveles más elevados de realidad

En los artículos anteriores habíamos explicado cómo mover el cuerpo causal a niveles superiores de realidad, dentro de la línea temporal en la que estemos, y ahora vamos a seguir con el proceso genérico que es necesario seguir ejecutando, quien lo desee, para mover el resto de cuerpos sutiles que nos componen, uno a uno, hacia la conexión y sintonización cada vez más con corrientes más altas y elevadas, frecuencialmente hablando, de las diferentes realidades que coexisten en cada línea temporal.

Una situación geopolítica complicada

La razón por la que explicamos cómo salir de los niveles inferiores está relacionada directamente con la situación geopolítica del planeta en estos momentos, en la que se están haciendo todos los esfuerzos por parte de los niveles en control de detonar cuantos más focos, chispas y puntos de conflicto mejor, a gran escala. Veáis o no las noticias, es posible que os hayan llegado, por muchos canales distintos, los diferentes intentos de prender conflictos de diferentes escalas por medio planeta. Puesto que el éxito de que esto se consiga o no depende de la energía que haya disponible para ello a nivel etérico y mental, y del número de personas que estén involucradas mentalmente en los mismos, conectadas a las sub-realidades y niveles de la línea 33 en la que se pretenden detonar ese tipo de situaciones, caos y acciones de confrontación global, cuanto más nos salgamos de las realidades que alimentan estos procesos y octavas, menos posibilidades hay de que puedan materializarse, pues somos nosotros, no lo olvidéis, los que co-creamos esas situaciones con nuestra energía, estemos en la parte del planeta en la que estemos, algo de lo que ya hemos hablado anteriormente cuando explicamos cómo dejar de ser pilas para el sistema, y cómo nos usan a nosotros para materializar lo que quieren ver manifestado en nuestra realidad consensuada y común. Que vivamos a miles de kilómetros de donde las noticias dicen que hay un problema no significa que la energía que hemos emitido ayer no se haya recogido y no esté siendo usada para activar y potenciar ese conflicto en estos momentos.

La petición para evitarlo, que pusimos hace varios artículos, era la siguiente:

Solicito que se bloquee y se neutralice todo intento de usar mi energía para fines no alineados con la luz, el amor, la verdad y el bien mayor de la vida consciente presente en este planeta. Solicito que se bloquee y se neutralice todo intento de usar mi energía para fines no alineados con mi misión de vida,  y que se desmonten todos los sistemas de captación presentes en mi, salvo los que yo decida crear con fines propios.

Así, con las peticiones a nuestro Yo Superior, recordad, esa parte de la estructura multidimensional del ser humano que se encuentra en niveles, estadios evolutivos y planos dimensionales fuera de todo este juego, pero que sigue siendo una parte de nosotros, o la parte “real” y “verdadera” de nosotros, pues el resto, aquello con lo que nos identificamos para esta encarnación (nombre, personalidad, estatus, etc.) no es más que un traje temporal, podremos ir elevando paulatinamente la frecuencia de resonancia y desconectando de los niveles inferiores para ir accediendo a sub-niveles cada vez un poco más altos.

Trabajando en un bucle cuerpo a cuerpo

Tal y como habíamos explicado en el artículo sobre cómo mover el cuerpo causal, ahora haremos lo mismo con el mental, luego el emocional, luego el etérico y luego el físico. El trabajo se hace de la siguiente forma: se limpia, sana y desprograma todo lo que impide mover el cuerpo causal a un nivel superior dentro de la línea en la que nos encontremos, la petición ya la pusimos en un artículo anterior y es la siguiente, de nuevo:

Solicito que se limpie todo aquello presente en mi cuerpo causal que no pertenece al mismo por planificación de mi Yo Superior, de forma que se eliminen todos los dispositivos tecnológicos, entidades, parásitos, fuerzas y energías no alineadas con mi bien mayor, el amor y la verdad, permitiendo que se limpie lo suficiente para poder ser movido a un subnivel mayor dentro de la línea temporal en la que me encuentro. Solicito que una vez el cuerpo causal esté con la frecuencia y vibración adecuada para efectuar el cambio, este sea movido y asentado en el nuevo nivel de realidad y protegido para que no pueda descender del mismo.

Con las herramientas de testaje que tenga cada uno, en algún momento vuestro YS os indicará que el cuerpo causal ya se ha movido a un subnivel superior, estéis en la línea 33 o en la línea 42. Una vez entonces completado, cambiaremos en la petición anterior la palabra “causal” por la palabra “mental”, para iniciar todo el proceso de limpieza y sanación del cuerpo mental y moverlo un nivel hacia arriba, indefinido, pues cada uno estará en un “escalón” diferente en la 33 o en la 42 y, por lo tanto, subirá al siguiente “escalón” que le toque. Cuando vuestro YS os confirme al 100%, y con certeza de que es correcto, que el cuerpo mental ha sido movido un “escalón” hacia arriba, cambiamos la palabra “mental” por “emocional” y hacemos el mismo trabajo para mover el cuerpo emocional hacia un nivel superior de realidad. Así seguimos hasta que hayamos completado el trabajo con el cuerpo etérico y después el físico. Y luego volvemos a empezar con el causal de nuevo.

Protección por cada sub-nivel

Este trabajo tiene que hacerse así porque cada subnivel permite ser accedido solo si se tiene la frecuencia adecuada para ello, y si no se trae nada de subniveles inferiores que no resuene con la vibración del subnivel al que estamos intentando llegar. Por eso no es posible dar un salto y movernos cinco o seis niveles de golpe hacia arriba, ya que las fuerzas que protegen las líneas temporales, principalmente la 42, pero igualmente las fuerzas que velan por que las cosas en la 33 no se vayan demasiado de su cauce, no permiten que suba nada a ningún nivel que no tenga la frecuencia adecuada para el mismo.

No se que vamos a poder evitar, ni si vamos a poder retrasar, diluir, o conseguir que las cosas a nivel geopolítico cambien, pero por lo menos nos vamos a alejar, los que queráis hacerlo, de los niveles en los que se están gestando esos mismos procesos y octavas, dejando una vez más de ser pilas y materia prima para los tejemanejes de los que mueven los hilos, usando como marionetas inconscientes a todos aquellos en posiciones públicas de poder, que son los que aparentan tomar las decisiones de cara a la masa de la población.

Evidentemente, y por otro lado, a nivel personal vais a notar cambios inmensos cuanto más altos estéis en los subniveles de la línea temporal en la que estéis ubicados en estos momentos. Además, si habéis completado la sanación de los miedos instintivos a los animales, insectos y resto de especies, de los que hablamos en el último artículo, habréis cerrado una gran puerta al uso de entes no corpóreos de estas características para intentar arrastrarnos hacia “abajo”, frecuencialmente hablando, y facilitando el desacople de aquello que aún nos impide salir de estos carriles poco apropiados para el desarrollo, crecimiento y evolución de todos y cada uno de nosotros.

un abrazo,
David Topí

Moviendo nuestro cuerpo causal a un nivel superior de realidad

Iniciamos un nuevo bloque de trabajo habiendo dejado atrás, y esperando que se hayan completado, las desprogramaciones anteriores, que, estemos en el punto de nuestro camino evolutivo en el que estemos, tendrán efectos muy positivos por haber aligerado una gran carga en el cuerpo mental y en las esferas mentales con todos los programas, filtros y demás que hemos ido sacando en estas últimas semanas.

Así, nos ponemos ahora con el trabajo necesario para seguir soltando lastre energético de cara a una sintonización con la realidad más alta posible, estemos en la línea temporal en la que estemos, es decir, igual que en la línea temporal 42 hay diferentes subniveles que marcan la conexión y sintonización con corrientes energéticas de menor a mayor vibración, igual pasa con la línea 33, que, aún estando por debajo de las frecuencias de la 42, tiene diferentes subniveles que marcan que, dentro de esa misma línea 33, haya subniveles mucho más negativos y otros algo mejores. Vamos a sintonizarnos todos con el subnivel más elevado al que cada uno sea capaz de llegar, esté en la línea temporal en la que esté.

Para ello, hay que ir soltando carga etérica, emocional, mental y causal, de los cuatro cuerpos principales, paso a paso, para que, por resonancia, simplemente al tener una frecuencia mayor, y con la ayuda de nuestro YS, nos vayamos anclando a las corrientes y subplanos más adecuados para nosotros en estos momentos. La idea, si tuviera que poner un objetivo, es dejar vacío (de personas) el nivel más bajo de la línea 33, para que nadie (que tenga interés en hacer este trabajo, claro) esté sintonizado con él y este se quede, si acaso, para el sector más negativo de la población humana a la que, por mucho que queramos, no vamos a poder alcanzar a ayudar, pues están a mucha distancia de comprender ni siquiera cual es la situación en la que se encuentran. Pero, si conseguimos vaciar lo suficiente los niveles más inferiores de la línea 33, podremos al menos ir reduciendo el poder de atracción que pueda tener sobre nosotros al sacar las partes de nuestro sistema energético que resuenen con ello y empezar a sintonizarnos poco a poco con otros planos superiores.

Estructura energética de las líneas temporales

Tal y como habíamos dicho, la línea 42 está compuesta por tres octavas de 7 subniveles cada una, y la línea 33 también, así que tanto para una línea como para la otra, existen 21 subniveles principales (luego, si quisiéramos, cada subnivel se podría dividir a su vez en sub-sub-niveles más pequeños, pero ya entraríamos en un nivel de detalle que no nos es necesario para este trabajo).

El nivel 1, 2 y 3 de la línea 33 representan los niveles más profundos de negatividad existentes en el planeta, los de más baja vibración, los de más baja frecuencia, y es difícil moverse por ellos. Pertenecen ya no tanto a personas sino a entidades incorpóreas que co-existen con nosotros en el plano físico, aunque no sean percibidas por los sentidos ordinarios. Aún así, quizás en algunos puntos del planeta existan zonas de negatividad tan elevada que, en algún momento, aquellos habitando en ellos hayan podido sintonizarse con estos niveles, literalmente, un “infra-mundo”, energéticamente hablando. Para todos, lo ideal sería que no tuviéramos ningún cuerpo sutil en ninguno de los subniveles de la primera octava, así que todos aquellos en la 33, que sigue siendo la mayoría de la población humana, pudiéramos subir desde el etérico al causal la frecuencia hacia el subnivel 8 de esta misma línea como mínimo. Como los cuerpos se mueven en orden de mayor frecuencia y vibración a menos, hemos de empezar por el cuerpo causal. De nuevo, el trabajo se ha de hacer con nuestro YS, y lo vamos a combinar para ambas líneas, de forma que todo el mundo, estéis en la línea que estéis, podáis mover vuestro cuerpo causal uno o varios niveles “hacia arriba”.

image_thumb2

Este trabajo también puede durar días o semanas, dependiendo de la carga que cada uno lleve a cuestas, por lo tanto, hay que hacer peticiones regulares, e ir monitorizando el % que queda aún por eliminar para que este cuerpo pueda dar un salto a un nivel superior, que no vamos a definir, porque para cada uno será distinto.

La petición es la siguiente:

Solicito que se limpie todo aquello presente en mi cuerpo causal que no pertenece al mismo por planificación de mi Yo Superior, de forma que se eliminen todos los dispositivos tecnológicos, entidades, parásitos, fuerzas y energías no alineadas con mi bien mayor, el amor y la verdad, permitiendo que se limpie lo suficiente para poder ser movido a un subnivel mayor dentro de la línea temporal en la que me encuentro. Solicito que una vez el cuerpo causal esté con la frecuencia y vibración adecuada para efectuar el cambio, este sea movido y asentado en el nuevo nivel de realidad y protegido para que no pueda descender del mismo.

Para monitorizar el progreso de este cambio, confío en que ya hayáis encontrado un método de comunicación con vuestro YS, sea en meditación, sea con herramientas externas, sea con señales y sincronicidades, etc., de manera que podáis ir preguntando regularmente por el estado de limpieza mediante las peticiones y tengáis certeza, al 100%, de que se ha completado la misma.

un abrazo,
David Topí

¿Cómo se miden y se numeran las líneas temporales?

«Cuarenta y dos,» dijo Pensamiento Profundo con infinita majestuosidad y calma. La Respuesta a la Gran Pregunta de la Vida, el Universo, y Todo lo Demás.

Con estas dos frases Douglas Adams convertía a un sencillo número en una de las piezas fundamentales de La Guía del Autoestopista Galáctico, una novela y película que ha hecho las delicias de muchos fans de la “ciencia-ficción”.

¿De dónde salen esos números?

Una de las preguntas más recurridas desde que llevamos, ya hace años, publicando artículos sobre las líneas temporales, es quién o qué les ha puesto esos números que usamos para identificarlas y cómo podemos definir o medir la vibración, o las características energéticas, o el estado de una línea temporal respecto a la otra.

Bien, ambas cosas tienen explicación. Vamos primero con el origen de la numeración que usamos para identificar la línea negativa, el número #33, y la numeración de la línea de cambio evolutivo, la #42.

Primero, líneas temporales ha habido muchas a lo largo de la historia de la humanidad. Una línea temporal, para entendernos, es una sucesión de eventos medida desde la percepción lineal que tenemos del tiempo, así, aunque no sea del todo correcto, nosotros percibimos el flujo del tiempo llegando desde nuestro pasado, al presente, y hacia el futuro. De este modo, al igual que hay líneas temporales individuales para cada persona, que marcan y contienen todo lo que os ha pasado, os está pasando y os pasará, existen líneas macro para la humanidad que recogen los eventos que hemos vivido, los que estamos viviendo y los que tenemos por delante. Si queréis ver que ha ido sucediendo con las líneas temporales en los últimos seis o siete años, como se han ido juntando, desdoblando, colapsando, etc., tenéis en los archivos del blog decenas de artículos al respecto.

Debido a los cambios macro sucedidos desde hace ya tres o cuatro años, toda la estructura energética de la Tierra ha ido cambiando, ajustándose y modificándose, haciendo que, finalmente, hayan resultado dos macro líneas temporales que han ido “engullendo” a todas las demás. En un extremo se han ido colapsando y atrayendo entre si todas las posibilidades evolutivas asociadas a un cambio de nivel de consciencia y realidad para el ser humano, y, por otro lado, se han ido consolidando y compactando entre si todas las posibilidades de todo lo contrario, un mundo de mayor caos, negatividad, posibilidades nulas de crecimiento, etc. Todo eso ha dado lugar, desde hace unos años, a solo dos escenarios macro: el escenario “positivo y de crecimiento evolutivo” y el escenario “negativo y de todo a peor”.

A la primera línea se la denomina la línea #42 y a la segunda línea se la denomina la línea #33, pero estos números no están escogidos al azar, y no tiene nada que ver con la numerología, al menos tal y como la entendemos terrenalmente.

La estructura del plano mental

En el plano mental de nuestro planeta, que es la base para los carriles de energía que luego dan lugar a las manifestaciones de los eventos que corren por una línea temporal u otra, los eventos son percibidos y existen de forma simultánea, es decir, todo está sucediendo a la vez. Sin embargo, esto no es así cuando esos eventos tienen que “caer”, energéticamente hablando, hacia los planos etéricos y físicos, que son los dos planos “densos” que dan soporte a la estructura de nuestra realidad “tangible”.

Para que todos los eventos que están en el plano mental, “bajen” a nivel físico, tienen que pasar por alguno de los carriles que atraviesan esos planos, del mental al etérico, ambos sostenidos por el campo astral, y de ahí al físico. Esos carriles tienen números, para poder ser protegidos, modificados, estructurados, etc., por las jerarquías y seres que de ello se encargan, y esos números están asignados por orden de apertura de los carriles y por la posición de los mismos dentro de la estructura del plano mental.

92a4605754935b198d8f4f5a7fe48ab4Si el plano mental fuera un tablero de ajedrez, a cada casilla le pondríamos un número acorde a la posición que le toca según la fila y la columna en la que se encuentre. Así, cada carril que desde el plano mental baja hacia los planos inferiores tiene un número acorde a la posición de nacimiento de ese carril en ese tablero energético. El plano mental, como tal, no es una masa difusa de energía o un campo aleatorio de la misma, sino que posee una estructura tremendamente detallada, ordenada, cuadriculada y precisa, donde todo tiene una posición, unas coordenadas y una función. De hecho, la estructura del plano mental es la de un cubo de 3×5, muy parecido a lo que veis en la figura adjunta, donde, en total, hay 45 micro-cubos o realidades formando el total del entramado mental, 15 para cada “cara” del mismo.

Colapso en las posiciones 33 y 42

Así, diferentes carriles y canales energéticos que han ido dando lugar a diferentes líneas temporales han ido colapsando y compactándose en la posición que corresponde al “cubo 42” de la estructura del plano mental para la línea temporal positiva, mientras que otras líneas temporales se han ido colapsando en la posición del tablero mental que corresponde al cubo 33 de esa misma estructura. En total, habría 45 posibles “macro-posiciones” de las cuales podrían partir, en teoría, 45 macro líneas temporales, y de hecho, salen muchas más del plano mental que dan soporte a diferentes necesidades evolutivas en el planeta, pero, para el ser humano, para su inconsciente colectivo, que al final es lo que se mueve por uno de esos dos carriles, solo tenemos dos macro líneas: o estamos circulando por el carril que, del plano mental al físico, nace de la posición 33, o por el carril que nace de la posición 42.

¿Por qué no han colapsado las líneas en otras casillas o posiciones del plano mental?

Porque cada casilla tiene su propia vibración, energía, etc., y por resonancia y por “atracción”, todos los eventos de la humanidad que tienden hacia el lado “negativo” (genérico y simbólico, no es tan sencillo) se atraen y colapsan en la 33, y todos los “positivos” se atraen y colapsan en la 42.

Otra línea en el planeta con cierta relevancia es la línea 44, que es la línea temporal que rige la evolución de animales y plantas, fuera de la influencia de las líneas humanas. Que sea un número mayor no significa automáticamente que sea más positiva, sino que nace desde otra posición en el plano mental para bajar hasta el etérico y físico. Así, los eventos y el destino de la raza humana no afectará al destino de la biosfera del planeta, que seguirá adelante tanto nos destruyamos nosotros mismos o demos un salto de nivel evolutivo.

Midiendo la separación entre líneas

Bien, por último, ¿cómo se mide la separación entre líneas? Cuando decimos, o cuando hemos dicho que las líneas se están separando, ¿qué significa eso y cómo se mide esa separación? Solo lo podemos medir por un factor de distancia energética, es decir, si por ejemplo, la línea 33 posee un nivel de vibración o energía igual a 1, ahora mismo la línea 42 tiene un factor de 4. Así que están separadas en frecuencia, contenido, energía, en esa magnitud. Es como decir que, ahora mismo, la línea 42 es “cuatro veces” más elevada o más “positiva” que la 33. Cuanto más se separen las líneas, más diferencia habrá. Esto es lo que dificulta el cambio de línea temporal, pues ahora, hay que superar “cuatro escalones” para pasar de línea, dentro de unos meses, puede que sean 8, o 12 o los que sean. A mayor separación entre líneas, más hay que incrementar la vibración de la estructura del ser humano para poder moverse de una a otra, de ahí la insistencia de hacer ese cambio ahora, soltando lastre, miedos, cargas emocionales, anclajes, programación, etc., etc., porque luego va a ser prácticamente imposible que una persona pueda dar el salto frecuencial necesario para subir a la 42 si esta se encuentra ya muy separada de la 33.

Confió en que así se entienda mejor el tema de la numeración y del proceso que estamos viviendo, y podamos con más tranquilidad hacer todo el trabajo que es necesario para seguir con el cambio.

un abrazo,
David Topí

Eliminando la ofuscación para ver con más claridad el camino a la 42

Hacía varios días que habíamos dejado las explicaciones del estado de las líneas temporales para poder reposar todo el trabajo explicado en las últimas semanas, y que se pudieran ir ejecutando todas las peticiones que hemos publicado, ya que, soy consciente, es un trabajo enorme cuando uno cae por primera vez en la cuenta de lo que está sucediendo a nivel macro, se le activan todos los miedos, se ponen en marcha todos los programas de querer hacer en días lo que no hemos podido, por desconocimiento, hacer en años, y eso nos lleva, en algunos casos, a estar más estresados y confusos, o, por otro lado, que sería lo deseable, a coger las riendas finalmente de nuestro propio crecimiento, y tomar responsabilidad por nuestro propio camino evolutivo.

Tensa calma

En estos momentos, a estas alturas de Noviembre, la situación está relativamente calmada, aunque es una calma tensa. Habíamos explicado que la línea 42 está totalmente protegida, de forma que ya no es posible que las fuerzas en control del sistema de vida en nuestro planeta puedan intervenir o manipularla, pero eso no quería decir, si habéis leído el último artículo, que no lo estuvieran intentando. Como las estructuras mentales de la línea temporal no se pueden destruir o manipular, todos los esfuerzos siguen estando destinados a que nadie pase de línea, cuyo procedimiento ya lo tenéis explicado también en el artículo anterior, de forma que este “carril evolutivo” quede vacío, o semi-vacío, con el menor número de personas posibles. Así, la estrategia sigue siendo tener a las personas con la cantidad máxima de impedimentos, bloqueos, limitaciones, miedos y todo lo que siempre hemos tenido, pero multiplicado por varios factores de magnitud, para que la vibración y resonancia de la línea 33 sea la que predomine en toda la humanidad, y en consecuencia, nuestros cuerpos sutiles lo tengan complicado para modificar la frecuencia y sintonizarse con la resonancia de la línea 42 por el lastre que acumulan.

Si estáis haciendo el trabajo con las peticiones de los artículos anteriores, a medida que vais soltando carga y vais trabajando con vuestro Yo Superior, poco a poco se podrán ir dando pasos en la dirección adecuada.

¿En que línea estoy?

Ahora bien, ¿cómo hago para saber en todo momento si estoy en la línea 33, entre medias o en la 42? Los que tenéis herramientas para trabajar con vuestro YS conscientemente ya conocéis cómo hacerlo: en meditación, con péndulo, con kinesiología, con escritura automática, etc. Cualquier método fiable y del que estéis seguros que os ayuda a conectar con vuestro YS, y cuya respuesta no venga de los deseos del subconsciente, os puede asistir a recibir las respuestas que buscáis. Los que no tenéis ninguna herramienta de este estilo, en otros artículos os había mencionado la opción de pedir sincronicidades en vuestra realidad, que estén alineadas con la verdad, de nuevo, para que no sean una proyección del subconsciente que desea estar en una línea cuando se está en otra, haced peticiones que os muestren, por ejemplo, un objeto determinado si uno está en una línea, otro diferente si estáis entre ellas, u otro si ya estamos firmemente presentes en la 42. Con un poco de imaginación para idear un método de comunicación adecuado y buscando las respuestas siempre en lo más profundo de cada uno, que es el único sitio donde están, tendréis la información que necesitáis para saber dónde estáis.

Para facilitar un poco más la comprensión de otros bloqueos que nos lastran a la hora del cambio, vamos a explicar otra de las limitaciones introducidas en la mente del ser humano, a través del inconsciente colectivo, para dificultar el avance de todos y cada uno de nosotros. Se trata del programa de ofuscación.

¿Qué es la ofuscación?

¿Os ha pasado alguna vez que hagáis los esfuerzos que hagáis por entender, comprender o trabajar en algo, todo se vuelve complejo en la mente, todo parece confuso, no vemos por donde coger aquello con lo que queremos lidiar, etc.? El programa de ofuscación es algo así como el programa que “apaga” las luces de nuestra consciencia para que vayamos a oscuras por la vida, sin la capacidad de usar la “luz interior” (simbólico) para “iluminar” nuestro camino. Cuando te ofuscas, te ciegas, no entiendes, no ves, no sabes por donde tirar, no tienes las cosas claras, todo parece una montaña, y no hay forma de salir de esa visión hasta que no se recibe un choque de consciencia externo, a través del cual algo o alguien nos saca de ese estado y nos ofrece un poco de “luz” para “iluminar el camino” que no vemos.

Ese programa de ofuscación está presente en todo el inconsciente colectivo de la especie humana y, en consecuencia, también está imbuido en nosotros, en nuestras esferas mentales, posiblemente en todas ellas. Así que lo que vamos a hacer, como hemos hecho hasta ahora, es eliminarlo con otra petición a nuestro YS del tipo:

Solicito que se elimine por completo todos los programas, bloqueos y limitaciones impuestas, imbuidas o insertadas en mi que generan, activan o potencian la ofuscación.

Con esto, de nuevo, en sucesivas repeticiones, hasta que tengamos la certeza y seguridad de que el 100% de los programas y energías de ofuscación han desaparecido, podremos lidiar más fácilmente con todos los cambios que nos toca completar si hemos de llegar a buen puerto y sintonizarnos al 100% con la línea 42, o, por lo menos, a ver mucho más claro el camino que tenemos que recorrer y aquello que podamos hacer para ello.

un abrazo,
David Topí

Preguntas y respuestas sobre los cambios de líneas temporales

Algunas dudas comunes que surgen del estado actual de cambio de líneas temporales. Por si ayuda a entender el proceso.

Cuando se dice que ya no hay tiempo para esperar más a que la humanidad avance por si sola, que estamos tremendamente retrasados y que ya no se puede hacer nada por la línea #33, ¿respecto a qué no hay ese “tiempo” que urge al cambio de personas a la #42 para poder seguir adelante con nuestros procesos evolutivos?

Cuando se producen movimientos concatenados entre sistemas planetarios, en este caso dentro del sistema de Alción al que pertenece nuestro sistema solar, para ir avanzando, todos los sistemas dependen de todos, y todos necesitan de que cada parte de la estructura de Alción esté sincronizada a una frecuencia determinada para facilitar que la vida consciente en esos sistemas, y en menor medida la consciencia del Logos que lo rige, siga adelante en su camino. No se considera aceptable, por parte de muchas razas y grupos, que todo el sistema de vida que está regido por Alción tenga que retrasarse, (que podría hacerlo), solo porque uno de los planetas limítrofes del sistema solar, la Tierra, está eones, digámoslo así, retrasada respecto a la nota de la octava que le tocaría estar para ir en armonía con todo el conjunto.

Además, nuestro sistema de vida en la Tierra, y esto ya lo sabéis, genera una inestabilidad enorme en otros sistemas por la carga energética tan negativa que posee, así que, visto desde el punto de vista del bien mayor de otros muchos grupos y razas, no es deseado, ni aconsejable, retrasar más el proceso evolutivo del planeta. Así que, por eso no hay tiempo, ya no solo por Kumar/Gaia/Madre Tierra, nuestro logos, que si fuera por él mismo en un entorno aislado no tendría problema en parar o retrasar su octava, sino por el resto de sistemas que dependen del sol central de las Pléyades. Ahora mismo, la última órbita de Alción a la que pertenecemos tiene que subir en espiral una octava, lo que es lo mismo que decir que todo nuestro sistema solar tiene que subir una octava, y todos los sistemas planetarios de nuestro sistema solar ya lo han hecho, solo la Tierra está pendiente de ello. Y ya no pueden esperar más porque otros grupos están “protestando” y esperando a que se solucione nuestra situación para ellos poder continuar con sus procesos evolutivos.

¿Cuál es el escenario en el que nos encontramos a partir de ahora con este blindaje de la línea 42, con el corte de anclajes y separación entre líneas, etc.?

En principio, a muy corto plazo, no cambia nada, ya que todavía es necesario que pasen unas semanas para poder mover a más personas que están en cierta manera listos, aunque sea de forma muy justita, o que tengan esperanzas sus YS de poder continuar en la línea 42, como le pasa a muchas personas, que están aún lejos de tener el nivel que sería necesario para un salto orgánico y natural, pero que van a ser movidas pasando con una nota “justita” para poder avanzar, aunque con más esfuerzo y teniendo que “estudiar” más, evolutivamente hablando, una vez estén 100% anclados a la misma. Luego, dentro de un tiempo, no podrá haber nadie en la línea 42 que esté “infectado” por los programas y “virus” de inconsciencia, pues es una línea de crecimiento consciente, donde todos los que terminen en ella tienen que ser autoconscientes del camino que están recorriendo. Así que, muchas personas, que ahora sus YS decidan mover, porque ven la posibilidad de que se lleve a cabo el trabajo que aún no han completado aquí, tendrán que apretar un poco el acelerador.

Eso a corto plazo. Como decíamos, en las próximas semanas aún se estará moviendo gente, y soltando lazos y enganches, anclajes y demás entre líneas, para separarlas del todo, luego se mantendrán algunas pasarelas unidireccionales de paso, para que solo se pueda ir a la 42 pero no se pueda volver de ella, así que, para finales de año, lo más probable es que ya sea difícil, pero no imposible, cambiar de línea temporal, lo cual será totalmente imposible en unos años.

Luego, una vez blindadas las líneas, y con cada persona en la que le toca, las realidades mentales empezarán a separarse, de forma que, dentro de la misma realidad física, nos pasarán a uno cosas que a otros no. Habrá cosas en la #33 que nos llegarán por eco a la #42 y por los traspasos de información desde el plano físico, pero no por ello afectarán del mismo modo a los que estén en la 42. Esto quiere decir que si algo pasa en la 33 en el plano físico, también lo haría en la 42, pues estaría sucediendo ahora que ambas líneas comparten realidad física, pero los contratiempos que tendría un supuesto evento para uno en la 42 no son ni de lejos aquellos que tendrá para los que estén en la 33.

Con el tiempo, las realidades físicas también se separarán, y dentro de unos años, algo que pase en la 33 no pasará en la 42 y viceversa. Esta es la parte más compleja de entender y quizás más adelante cuando estén las líneas ya completamente separadas tendremos que investigar más el tema, para saber cómo funciona este mecanismo de separación de la realidad física.

¿Qué sucede con la gente cercana? ¿Qué sucede con personas que se ven todos los días por ser familiares y donde cada uno se encuentra en una línea distinta?

Es muy difícil que se separen los grupos o sistemas familiares. Será un poco como todos hacia una línea o todos hacia la otra. ¿Por qué? Porque aunque hay personas que creen estar mucho más avanzadas que sus familiares y amigos, literalmente están en un nivel de expansión de su esfera de consciencia (que es lo que marca la evolución de una persona) igual o solo ligeramente mejor. Quizás simplemente saben algo más a nivel de personalidad de cosas evolutivas, o se dan cuenta algo más de la situación en la que están, pero no han llegado a expandir lo bastante su consciencia como para separarse de su grupo a nivel terrenal.

Así, es más que probable que las familias que deban seguir juntas lo harán todas en la misma línea, forzando a los que estén al límite hacia un extremo u otro, dependiendo del inconsciente colectivo familiar, mientras que, otras personas que ahora están juntas, pero que realmente ya estén en extremos muy diferentes evolutivamente hablando, terminarán separándose natural, orgánicamente o forzadamente por la situación en los próximos años antes de la separación de las realidades físicas.

Se hace muy difícil comprender esto, ya que es casi impensable imaginar la separación de una familia porque uno de los padres, por ejemplo, se vaya a la 42 y el resto de la familia no esté preparada para ello, pero no sucederá así, prácticamente todas las familias se quedarán unidas en la línea temporal que marque su inconsciente colectivo grupal (digamos la suma del nivel evolutivo que tengan entre todos ellos, para entendernos), y cuando fallezcan sus miembros, en la línea 33, tendrán la oportunidad de encarnar individualmente en la línea 42 si su nivel de consciencia lo permite. Si no, volverán a entrar en la línea 33 mientras esté disponible en el planeta y seguirán completando su evolución en la realidad actual que marca la matrix 7.8Hz.

Las pasarelas que atan a la #33 con la #42, ¿son las pasarelas de trasvase o son otro tipo de anclajes? ¿Y cómo funciona una pasarela de cambio de línea temporal?

Las pasarelas que conectan ambas líneas vs los puntos que hay de anclaje entre ellas son cosas diferentes, unas son, eso, pasarelas energéticas y otras son cadenas, que mantienen ambas líneas lo más cerca posible para que puedan ser alcanzadas con relativa facilidad. Ahora bien, ¿cómo mueve, nuestro YS, la estructura del ser humano de una línea a otra?: variando la frecuencia de vibración de esa estructura en su totalidad para que se sintonice con la frecuencia de la línea que se desea. Ese es el efecto de la petición que pusimos en su momento en un artículo anterior y que ahora os actualizo:

Elimina lo que impide que me ancle y sintonice permanentemente y al 100% con la línea temporal 42, desconectándome completamente de la línea 33, y asísteme a tomar consciencia del proceso evolutivo por el que estoy pasando hacia una nueva vibración de verdad y amor, y que aprenda de la forma más armoniosa y rápida para mí todo lo que no está siendo asimilado y aprendido para entrar en esta nueva línea.

Esto quiere decir que cuando decimos que se ha completado el 10% del paso de línea, estamos diciendo que el 10% de esa estructura multidimensional que nos compone se encuentra en la frecuencia de la 42, mientras que el resto se encuentra aún en la 33 o en un punto intermedio. El proceso, normalmente, se basa primero en mover los cuerpos superiores y las estructuras más elevadas que tenga una persona, de forma que por ejemplo, para alguien que está empezando el trasvase de línea, su espíritu está en la 42, pero su alma y el resto todavía vibran a la 33. Durante el proceso, esto supone un desajuste en la conexión espíritu-alma-personalidad- cuerpos inferiores, ya que la vibración e instrucciones de una parte no pueden llegar, o no tan fácilmente, al resto, por la diferencia de vibración y sintonización entre líneas. Los diferentes síntomas que muchos habéis experimentado estos días son debidos a este desbarajuste entre diferentes partes de nuestra estructura cada una vibrando a una frecuencia diferente. Así, al mover cada cuerpo sutil de frecuencia, desde lo más elevado hasta lo más denso, de línea, nuestro YS va haciendo que poco a poco se produzca ese cambio.

Entonces, ¿para que queremos “pasarelas” entre líneas si es nuestro YS quien simplemente tiene que incrementar la frecuencia para pasarnos de una a otra? Porque se necesitan puntos de referencia, esto es, balizas que se puedan usar para ajustar cada cuerpo sutil en cada plano a la vibración correspondiente. Ahora mismo, todos los YS involucrados, no tienen en sí mismo las referencias de las líneas, ya que están fuera del espacio y del tiempo, así que no tienen una medida en nosotros mismos que puedan consultar respecto a la vibración a la que se ha de ajustar cada cuerpo sutil para que resuene con la línea 42, y por eso nuestro YS usa las balizas de paso entre líneas para ello, que marcan a que frecuencia han de ajustar cada parte de nosotros para ejecutar el cambio. Es como saber que tienes que cambiar el dial de la radio para sintonizar otra emisora pero no saber de memoria que frecuencia tiene la emisora que quieres oír, así que consultas una lista/baliza que te dice a que vibración has de ajustar cada cuerpo sutil para que estén todos sintonizados con la nueva “emisora” (línea temporal).

¿Que pasará cuando se desconecten o eliminen todos los puntos de referencia que ayudan al paso entre líneas?

Cuando no existan puntos o balizas de referencia, es decir, cuando no existan pasarelas, aún nuestro Yo Superior podrá seguir haciendo el cambio de línea, pidiendo por ejemplo a un YS que ya esté en esa otra línea que haga de referencia para poder sintonizar nuestros cuerpos inferiores con los de una persona en la 42, pero ya es otra forma de trabajar y por eso decíamos que, una vez desaparezcan las “balizas” actuales y las líneas se separen del todo, este tipo de forma de cambiar de línea se dará solo en casos puntuales y aislados.

¿Cual es la reacción del sistema de control, las razas en el poder, etc., respecto a este cambio?

Las “fuerzas de la oscuridad” no quieren permitir que nadie se vaya a la línea 42, de ahí que, el esfuerzo que estamos haciendo muchos y que no termina de concretarse para movernos de línea, es porque se han puesto en marcha todos los mecanismos posibles para evitar que se escape ningún ser humano, con el objetivo luego y además, de eliminar o por lo menos dejar vacía la línea 42. Visto el potencial que tiene el ser humano, si estuviera activo y “despierto” en su totalidad, no se quiere permitir que algunos “escapen” para poder luego desmontar aquí o en otras partes del universo lo que tanto les ha costado y les está costando mantener. Así, colocaron o insertaron enormes “cadenas energéticas” (a falta de mejor descripción) para evitar que la línea 42 pudiera separarse de la 33. Estas cadenas y anclajes artificiales se han ido eliminando y rompiendo por parte de aquellos que nos asisten, pero este pasado fin de semana se produjo una enorme contraofensiva para recuperar los puentes de paso entre líneas que se habían ya roto. Las fuerzas en control intentaron poner a todos sus ingenieros, por decirlo así, a trabajar para recuperar las conexiones de la 33 a la 42, que luego, con sucesivas intervenciones, se han vuelto a romper.

En estos momentos, la situación de este fin de semana en la que intentaron reconstruir puentes entre líneas se ha normalizado, pero no es que hayan cejado en el intento, sino que hay protección en la línea 42 para que no se la pueda volver a anclar con ningún tipo de cadenas o estructuras que mantengan ambas líneas juntas artificialmente, así que poco a poco, con la línea 42 protegida, cada una empezará a andar en la dirección que le corresponde según su naturaleza vibratoria mientras nosotros seguimos haciendo el trabajo que nos toca para movernos de línea lo antes posible.

un abrazo,
David Topí