Luna Llena en Piscis: prepárate para una apertura psíquica

La Luna Llena de Piscis abre nuestros sensores psíquicos y aumenta la sensibilidad al campo colectivo. Como el último de los signos de agua, Piscis nos conecta con el estado de sentimiento de la humanidad y de toda la vida. Podemos ser más sensibles al dolor y al sufrimiento del mundo, con el potencial de abrir nuestros corazones al amor incondicional, a la aceptación ya la compasión – o hundirse en el desamparo y la desesperación.

Ampliando e intensificando los temas piscianos, la Luna Llena se une estrechamente a Neptuno, gobernante moderno de los Peces. El eclipse solar de Piscis el 26 de febrero de 2017 sucedió también en conjunción con Neptuno, una siembra de semillas para un sueño o una visión que ahora puede llegar a buen término.

Neptuno en Piscis (2011-25) da la asignación colectiva para sanar las sombras y las distorsiones de la Era final de Piscis: la victimización, la impotencia, la adicción, la ilusión y la negación.

En la raíz, estas sombras piscianas provienen de la ilusión del yo separado. No podemos ser víctimas a menos que estemos bajo la ilusión de que hay un “otro” para victimizarnos. No tenemos necesidad de escapar o negar la realidad si reconocemos que estamos, en el nivel más profundo, unidos con todo y todos a nuestro alrededor.

Como activador de Neptuno, esta Luna Llena revela nuestra participación personal en el proceso colectivo de trascender el viejo paradigma. Podemos recibir ideas sobre nuestro propio camino hacia la unidad de conciencia y donde todavía nos sentimos “todos solos” en lugar de “todos unidos”.

La liberación de la ilusión de la separación en última instancia, sucede a nivel emocional, y se nos pide que experimenten toda la gama de sentimientos que surgen, sin juicios. Cuando nos rendimos a su flujo, nuestros corazones se suavizan y se abren, acercándonos a la fuente y nuestro estado original de unidad.

Júpiter, el tradicional gobernante de Piscis, está en Libra, el signo de la relación y la dinámica de la proyección.

Desde la perspectiva de la unidad pisciana, cada persona en nuestra vida está sosteniendo un espejo y reflejando una parte de nosotros, tanto nuestra luz como nuestra sombra.

La Luna Llena de Piscis invita al perdón, la aceptación, la compasión y el amor incondicional por todo lo que somos, lo que nos permite extender esa bondad a los demás.

Júpiter ha vuelto al grado donde estuvo retrógrado el 5 y 6 de febrero, y de nuevo hace una conjunción con Spica, una estrella fija beneficiosa en la constelación de Virgo.

Spica representa dones y talentos, y específicamente regalos dados por la diosa (Virgo) a la humanidad. Las promesas y las oportunidades -especialmente en la arena de relaciones de Libra- que aparecieron en la retrogradación de Júpiter están ahora listas para dar fruto y pueden manifestarse en esta Luna Llena.

Los movimientos por la justicia, la igualdad y la paz están fortalecidos y pueden ganar fuerza. El Sol en Virgo forma un gran trígono de tierra con Pallas Atenea en Tauro y Plutón en Capricornio, proporcionando apoyo para canalizar nuestra sensibilidad en una dirección productiva y ayudarnos a permanecer en tierra en medio del diluvio.

Si estás atrapado en el remolino de los sentimientos piscianos, sal a la naturaleza y pon tus pies descalzos en la Tierra. Piscis es el soñador y visionario, y esta Luna Llena puede ayudarnos a sintonizar nuestra visión más alta de nosotros mismos y del el mundo.

Marte, el Sol y Vesta en Virgo apuntan al poder de tomar un pequeño paso práctico a la vez, para llevar nuestra visión a la realidad.

Mercurio, regente de Virgo, se vuelve directo justo antes de la Luna Llena, terminando su retrogradación de tres semanas. Se ubica en el mismo grado que el eclipse solar del mes pasado (28 ° Leo), aportando ideas sobre cómo avanzar con nuestras intenciones establecidas en el eclipse. Verdades más profundas se revelan sobre Mercurio, dándonos más información para trabajar. Mercurio se encuentra conjunto a Marte a 0° Virgo, y ambos planetas reactivan a Regulus, que fue fuerte en el eclipse solar de Leo.

La conjunción Mercurio-Marte-Regulus anima el poder de la mente soberana, y liberada (trígono Urano) para guiarnos en nuestras actividades de forma creativa y efectiva, especialmente en el servicio que podamos prestar para la sanación colectiva.

Termino con una cita de Nuccio Ordine, extraídas de su libro La utilidad de lo inútil, que inspira perfectamente a esta Luna Llena en Piscis:

“… el cultivo de lo superfluo y de lo que no supone beneficio, pueden de todos modos ayudarnos a resistir, a mantener viva la esperanza, a entrever el rayo de luz que nos permite recorrer un camino decoroso.

Entre tantas incertidumbres, con todo, una cosa es cierta: si dejamos morir lo gratuito, si renunciamos a la fuerza generadora de lo inútil, si escuchamos únicamente el mortífero canto de sirenas que nos impele a perseguir el beneficio, sólo seremos capaces de producir una colectividad enferma y sin memoria que, extraviada, acabará por perder el sentido de sí misma y de la vida. Y en ese momento, cuando la desertificación del espíritu nos haya ya agostado, será en verdad difícil imaginar que el ignorante homo sapiens pueda desempeñar todavía un papel en la tarea de hacer más humana la humanidad…”

 

Autor Francisco

Francisco Lorenzo Co-autor de Astroworld y creador astroworld.es

Deja un comentario